28 de Septiembre de 2020 Son las 0:02

Deportes

Deportes

Especial Semana Santa 2020
Balonmano

La bestial defensa guía al Incarlopsa Cuenca a la victoria ante Sinfín (30-24)

El equipo cántabro aguantó el tipo llegando al descanso con empate a 16-16 con un excelso Nacho Vallés. Sin embargo, los de Lidio Jiménez no dieron opción en la segunda parte encajando sólo 8 goles

La bestial defensa guía al Incarlopsa Cuenca a la victoria ante Sinfín (30-24)
Leo Dutra celebra con rabia uno de sus goles. Foto: Mario Gómez
12/9/2020 · Mario Gómez

El Incarlopsa Cuenca sumó su segundo triunfo en dos partidos gracias a una imponente defensa que volvió a dejar a su rival anotando menos de diez goles en una parte. Fue el factor clave, junto al cañón de Dutra y la clase de un Fede Pizarro que fue un punto de inflexión cada vez que estuvo en la pista, para que el equipo de Lidio Jiménez no se dejara sorprender por el Liberbank Cantabria Sinfín. El conjunto cántabro llegó a poner contra las cuerdas a los locales, pero sucumbieron en el segundo tiempo ante el férreo sistema ‘6-0’ marca de la casa de Jiménez, y un no menos testimonial Leo Maciel, que terminó, un partido más, rozando el 40% de efectividad bajo palos (37,8 en esta ocasión).

Leo Maciel celebrando una de las 14 paradas que logró en el partido. Foto: Mario Gómez

Era el segundo partido de balonmano en Cuenca de esta era de convivencia con la Covid19. De nuevo, y como ya ocurrió este miércoles, sólo 90 afortunados, 30 de ellos peñistas de la Furia, pudieron entrar para vivir en directo el enfrentamiento entre el Incarlopsa Cuenca y el Liberbank Cantabria Sinfín. El gran número de aficionados que, por limitación de aforo como medida de prevención del contagio, se quedó fuera, pudo al menos tener el consuelo de escuchar la narración del partido a raíz del esfuerzo del club.

No era un día para la relajación. Sinfín ya dio la campanada la semana anterior y llegaba a El Sargal con ganas de obtener sus primeros puntos. Con Nacho Vallés como ejecutor y la vuelta a la pista central de El Sargal de Xavi Castro, Cuenca defendía su feudo con el objetivo de sumar su segundo triunfo en dos partidos.

El encuentro comenzó muy distinto al de pasado miércoles. Con bastante acción y acierto en ambas áreas hasta el momento que con varias paradas de Leo Maciel, Cuenca abrió un leve hueco de hasta tres goles (8-5) con acciones tanto de acabado rápido como con recursos a la esquina donde Nacho Moya estuvo acertado tras un primer intento errático. En el posicional, Cuenca resolvía con sus recursos habituales del lanzamiento exterior de Ponciano, Dutra o Colo. No obstante, cuando la sequía en ataque cambió de bando y el portero de Sinfín, Carvalho comenzó a entonarse, cuando no eran las pérdidas en el pase de los conquenses, Cantabria, con Nacho Valles como protagonista anotador, dio la vuelta y llegó a amenazar con escaparse tras endosar un 0-6 de parcial hasta la mitad del primer tiempo.

Nacho Vallés guió el ataque del Liberbank Cantabria Sinfín. Foto: Mario Gómez

El debut de Pizarro en la pista volvió a abrir el grifo anotador de los de Lidio. Un revulsivo en toda regla que estuvo acompañado por el tiempo muerto de lidio. En unos pocos parpadeos, Cuenca metió una marcha más y Thiago, Pizarro, Colo y Doldán, muy hábil en crear espacios en el pivote, hicieron que el que pusiera la tarjeta de tiempo sobre la mesa central fuese Montesinos nada más entrar en los últimos diez minutos tras recibir un parcial de 5-1 en el tanteo, 13-12 en el global.

Tras meterse de nuevo en el partido, parecía que Cuenca tenía la inercia para dar el golpe sobre la mesa antes del descanso. Sin embargo, llegaron de nuevo los errores sobre la pista para uno y otro equipo, además de nuevas acciones con Maciel, por un lado, y Carvalho, por otro, como protagonistas. El resultado fue una reducción notable en el ritmo anotador hasta alcanzar en el descanso con empate a 16 goles, tras los póstumos goles de Dutra para el Incarlopsa Cuenca y Nacho Valles, desde un siete metros que costó la exclusión de Hugo López, para el Liberbank Cantabria Sinfín.

Fede Pizarro fue clave en los instantes que saltó a la pista. Foto: Mario Gómez"Un segundo tiempo espectacular"

Lidio tuvo que apretar bien las tuercas a sus jugadores en el parón, pues su salida a la cancha nada más reanudarse el partido fue notable. Punto extra en defensa sólo flaqueado por un siete metros, mientras que en ataque, los conquenses respondían con gol al '5-1' impuesto por montesinos al central de Cuenca. El resultado, parcial de 3-1 en cuatro minutos y tiempo muerto de Sinfín para evitar males mayores (19-16).

A una nueva inferioridad, con la exclusión de Carlos Fernández, y que incrementaba el calentón en el graderío de los 100 aficionados conquenses por alejarse tal decisión arbitral del criterio que se veía en el otro área, se unió el despiste del séptimo jugador local al volver antes de tiempo a pista, lo que conllevó otra exclusión más. Con cinco jugadores enfrente, el visitante Barco desde la esquina redujo la distancia a dos. En ataque, la tensión se incrementaba con las internadas a machete por parte de Simonet, protestadas por su banquillo al no conllevar sanción alguna a los defensores cántabros. Con todo, la ‘tanqueta’ mantenía el gol, y Colo robaba un balón crucial para hacer que, tras cuatro minutos en inferioridad, Cuenca siguiera con su renta de tres tantos (20-17).

Este detalle hizo minar la moral de los visitantes y se notó en ataques posteriores. Mientras Dutra ponía un gol más en su cuenta al borde del pasivo (21-17), Colo Vainstein sacó su tercera falta en ataque al rival, demostrando un impagable esfuerzo defensivo por parte del argentino. Sólo desde los siete metros consiguió el Sinfín marcar su segundo gol en el minuto 13 del segundo tiempo, por medio de Nacho Vallés, lo que daba buena cuenta de la efectividad de '6-0' de Lidio junto a las intervenciones de Leo Maciel, crucial a medida que avanzaban los minutos.

Davide Bulzamini disputa un balón con un contrario. Foto: Mario Gómez

Y es que la tensión podía palparse en cada acción y cualquier despiste se pagaba con creces. Cuenca volvió al ‘más cuatro’ tras una lucha en el barro de Bulzamini contra Darko que terminó dando la posesión al bando local. 'Colo' cazó la pelota y lanzó un pase a lo ‘quarterback’ hasta el área contraria para que, con intensidad y rabia, Dutra anotara. La respuesta llegaba, una vez más, desdelos siete metros, con tanto de Nacho Vallés (22-19). La acción se repetía instantes después, con la exclusión de Carlos Fernández, otro siete metros y nuevo gol de Vallés, el cuarto del Sinfín y el tercero en la segunda parte desde la línea del penalti. En la acción posterior, Simonet volvía a abalanzarse sobre la defensa rival logrando otro gol decisivo (24-20) y conseguir, tras las protestas locales, la exclusión de Ramiro Martínez, quien golpeó en pleno vuelo a ‘la tanqueta’.

La renta de tres/cuatro goles mantuvo en cabeza a los de Lidio entrados en los últimos diez minutos. Tras recuperar la iniciativa anotadora Sinfín, el técnico del Incarlopsa Cuenca utilizó el tiempo muerto para dar las premisas necesarias que amarrasen los dos puntos del partido. Como ocurriera en el primer tiempo, Pizarro volvió a dejarse notar al entrar a la cancha. Lo hizo en primera instancia en el extremo, pero cuando volvió al lateral derecho, el argentino sumó tres nuevos goles a su cuenta. A ‘este baile’ llegó como invitado de última hora Leo Dutra, que con dos nuevos tantos puso la puntilla al Sinfín y certificó por 30-24 la segunda victoria de esta atípica temporada para el Incarlopsa Cuenca.

Cuenca volvió a agradecer el apoyo de los cien aficionados que acudieron al pabellón. Foto: Mario Gómez
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información