Más entrevistas: Dafne García Pedro Cifuentes David Rubio Luque Guilermo Román Francisco Sáez Fernando Madina Fidel Fernández Nanísimo Javier Muga Rafael Cortés

"Favorecer encuentros en pueblos es una gran idea que los lectores agradecen"

En el marco de Cuenca Lee, Marta Robles ha presentado en Iniesta ‘Lo que la primavera hace con los cerezos’, su último ensayo
"Favorecer encuentros en pueblos es una gran idea que los lectores agradecen"
Foto: Elisabeth Serra
16/04/2023 - Paula Montero

Marta Robles (Madrid, 1963) ha vuelto dos años después a la Feria del Libro de Cuenca de la que ya se siente “parte de la familia” y lo ha hecho para mantener un encuentro con los clubes de lectura de Villamayor de Santiago. Reunión que giró en torno a su último libro ‘Lo que la primavera hace con los cerezos’.

Un ensayo en el que Robles habla de amor, pero concretamente de la relación que existe entre el amor, el desamor y la pérdida con la creación artística. Y es que, desde muy pequeña ha tenido curiosidad por saber “cuál es el detonante que hace que un trabajo se convierta en una obra de arte” y, tras investigar a más de 70 personajes de diferentes épocas, ha llegado a la conclusión de que ese factor decisivo es “la emoción provocada por el amor”. 

“Creo que el amor es el eje de todas las cosas y hay tantos tipos como miradas”, señala en una entrevista con Las Noticias de Cuenca. Eso sí, “cada persona ama de una forma diferente a su pareja, a sus amigos, a su familia, a los animales y eso no significa que amen bien. No todo el mundo hace lo que la primavera a los cerezos. No todo el mundo nos hace florecer”, comenta. 

Así ha quedado plasmado en su libro donde desgrana la vida de personajes tan relevantes como Picasso o Neruda, dos hombres que no supieron amar correctamente. El primero fue un maltratador y el segundo violó a su hija. “Los artistas no tienen que ser necesariamente buenas personas. Si cometen un delito tendrán que ir a la cárcel e incluso habrá que despojarle de sus derechos como autor, pero no hay que castigar a la humanidad arrebatándole su obra”, explica. 

Dejando atrás su último libro, Marta Robles ve el formato de la Feria del Libro de Cuenca “especialmente interesante y absolutamente imprescindible” porque el hecho de favorecer encuentros en pequeños municipios es “una gran idea que los lectores agradecen mucho y así nos lo demuestran”, concluye Robles.