Es noticia en Cuenca: Universidad CLM Asociación Párkinson Cuenca Servicios Sociales Tribunales Ciudades Patrimonio
Semana Santa 2024

Amarga Noche de Perdón en Cuenca

Dos horas después de iniciar el desfile la lluvia y la nieve obligaban a resguardar las imágenes y se comunicaba la suspensión de la procesión
Fotos: Saúl García
26/03/2024 - C.I.P.

Desafiando las previsiones meteorológicas que anunciaban lluvia y nieve, la Procesión del Perdón salía a la hora prevista este Martes Santo preparando a Cuenca para la Vigilia Pascual.

La furia con la que la nieve hacía acto de presencia a primeras horas de la tarde encogía los corazones de una Cuenca nazarena que no se ha dejado vencer. Tras la tormenta, la calma y el cielo se abría a la salida procesional aún temiendo la suspensión, como así ocurría poco después de las 21 horas. Hasta entonces el desfile ha sido brillante.

Como vienen haciendo desde 2018, las hermandades de la Procesión del Perdón hacían salida conjunta a las 19 horas desde El Salvador y desde San Felipe Neri. Con qué ganas se congregaban nazarenos y público para asistir a la solemne salida de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli bajo las notas del Himno Nacional entonado por la Banda Municipal de Música de Cuenca, y comenzar la subida a la Plaza Mayor encabezando el cortejo.

Expectación también en El Salvador para iniciar el recorrido de reflexión con El Precursor de Jesucristo, que salía majestuoso al toque de las trompetas heráldicas.

Tras las largas filas del Medinaceli, los hermanos del Bautista y del Cristo de la Luz, en  templado y armonioso desfile echaban a andar con las sagradas imágenes del Bautista y Santa María Magdalena, vestida  con el vestido y manto diseñado por Eduardo Ladrón de Guevara y estrenando enaguas.

Abriendo, el sonido marcial de la Banda de Cornetas y Tambores de la Junta de Cofradías, y la dulce caricia de la Banda de la Escuela de Música de Las Mesas cantándole a la Magdalena.

Mientras, en San Andrés crecía el gentío a la espera de ver salir a María Santísima de la Esperanza, que se sumaba al cortejo arropada por las voces de la Capilla de Música de la Catedral de Cuenca, y acompañada en el desfile por la  Agrupación Musical Moteña, soberbia en la subida.

Tú eres Él mi hijo amado. En ti me complazco. 'Elohí, Elohí Lama Shabachtaní...'  En las puertas de la Pasión de Jesús, la fe de Cuenca abierta en canal llevaba este Martes Santo sobre sus hombros el dolor de la salvación. Cuánta emoción en la Noche de Perdón camino ya de la Vigilia Pascual.

Silencio y recogimiento de confesión recorriendo las calles en un desfile en el que, aunque corto, han brillaron las bandas, el baile de los Pasos al compás de horquilla; el buen hacer de los  banceros; la masiva presencia a pesar del frío; la coordinación y la belleza de un desfile procesional que al final se ha tornado en tristeza y amargura.

 

 

A su llegada, la lluvia hacía acto de presencia, y ya cubiertas con plásticos las imágenes han tenido que resguardarse, el Bautista y la Magdalena en la Catedral y La esperanza en el Obispado. Mientras el Bautismo permanecía a la espera de poder salir llegaba el peor de los presagios: la procesión se suspendía.

"Imploramos a Nuestro Señor Jesucristo que reconforte los corazones de todos nuestros hermanos y hermanas, y  le rogamos que el agua que nos envía fecunde nuestros campos  y sirva para librarnos del mal de la sequía", señalaban desde la Muy Ilustre Hermandad del Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo.

Poco después de que las hermandades de la Procesión del Perdón acordaran la suspensión, al igual que pasara en sus inicios, la nieve volvía a hacer acto de presencia en Cuenca.