Más entrevistas: Lidio Jiménez Pedro Navarro Javier Pelayo Sergio Martínez Marta Martínez Dafne García Pedro Cifuentes David Rubio Luque Guilermo Román Francisco Sáez

“La coeducación debe ser una apuesta colectiva, no algo aislado”

Mari Carmen Herraiz Pérez, galardonada por la Junta en el Día Internacional de la Mujer, reivindica la necesidad de incluir la perspectiva de género en el aula
“La coeducación debe ser una apuesta colectiva, no algo aislado”
Mari Carmen Herraiz Pérez. // Foto cedida
08/03/2023 - Dolo Cambronero

Empezó a trabajar en las aulas el tema de la igualdad  a principios de los noventa, cuando la coeducación todavía no estaba tan instaurada en los centros como lo está –o debería estarlo– ahora. Por este carácter “pionero, innovador y reivindicativo” en este ámbito, la docente sisanteña Mari Carmen Herraiz Pérez será una de las cinco reconocidas –una por provincia– por el Gobierno regional el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, en un acto que se celebrará en la localidad albaceteña de Almansa bajo el lema ‘De igual a igual’ y en el que también se entregará el Premio Internacional de Castilla-La Mancha a la Igualdad de Género Luisa de Medrano en las categorías de entidad y a la trayectoria personal.    

“Este reconocimiento supone dar protagonismo a la coeducación, que debe ser una apuesta colectiva por parte de todo el claustro en su práctica docente. No puede ser algo aislado”, reflexiona la maestra galardonada, de 65 años y ya jubilada.   

Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense, ha impartido fundamentalmente a lo largo de su carrera clases de inglés aunque también de lengua en distintas etapas educativas, aunque la mayor parte del tiempo ha ejercido la docencia en Primaria. En cuanto a los destinos, en la provincia de Cuenca ha pasado por los municipios de Casas de Benítez, Vara de Rey, Quintanar del Rey y Sisante, siendo su pueblo natal el lugar en el que más años ha pasado y donde se ha jubilado finalmente. Además, también ha trabajado en ciudades como Madrid y Alicante, además de en Londres. “Este vaivén quizás me hizo ver la vuelta al entorno rural de otra manera”, cree.

 

REFLEXIÓN DOCENTE

En relación con la coeducación, explica que fue en los colegios de Casas de Benítez y Vara de Rey donde más explotó el tema de la igualdad dado que fue un compromiso asumido en general por todo el profesorado. “Reflexionamos sobre nuestra propia práctica docente. Todos pensamos que somos neutros y que no tenemos prejuicios pero luego no es así”, reconoce, poniendo como ejemplo que se dieron cuenta de que prestaban más atención a los alumnos que a las chicas porque ellos demandaban más atención.

Para intentar corregir aspectos como este y trabajar por la igualdad, “se insertó la coeducación de un modo transversal para que atravesara toda la práctica educativa”. El análisis del sexismo en la publicidad, entrevistas por parte del alumnado en su entorno sobre cuestiones como el reparto de tareas domésticas o el ocio de las mujeres, y abordar los libros de texto con perspectiva de género son algunas de las acciones que desarrollaron. “Seguramente, los que elaboraban los materiales lo hacían sin intención. Pero los estereotipos estaban muy interiorizados. Es el sesgo que todos podemos tener”, matiza.

También prepararon en Casas de Benítez una obra de teatro que, bajo el título La reina de la casa, abordaba cuestiones como el desigual reparto de las tareas domésticas o que las chicas tenían que volver a casa antes. “Mi momento vital por aquel entonces, trabajando y con dos hijos pequeños, también ayudó a que me involucrara más con la coeducación. La primera socialización de los alumnos es en la familia pero también pasan mucho tiempo en clase. La escuela les influye mucho y tiene un papel fundamental para intentar cambiar las cosas”, hace hincapié.

 

 

“La primera socialización de los alumnos es en la familia pero también pasan mucho tiempo en clase. La escuela les influye mucho y tiene un papel fundamental para intentar cambiar las cosas”

PROMOTORA DE ‘MUSA’

Otra de las cuestiones que ha valorado el Gobierno regional a la hora de reconocerla en el 8M es que a principios de los noventa fue la fundadora de la Asociación de Mujeres MUSA de Sisante. “Yo fui la promotora pero enseguida ya éramos cien socias”, cuenta Herraiz Pérez de los comienzos de este colectivo, que desarrollaba distintas actividades culturales, entre ellas la edición de una revista y cafés tertulia que recuerdan “con mucho cariño”. “Fue una experiencia muy enriquecedora. Lo necesitábamos”, sostiene.

Retirada de sus obligaciones laborales, su tiempo lo dedica ahora a su nieto –“que me tiene loca”–, a leer los libros que tenía pendientes y a salir al campo tanto a pasear como con la bici. Sobre esta última afición, echa en falta que más mujeres practiquen este deporte. “Hombres ciclistas hay más”, admite. De todas formas, dice que no se aburre: “No doy abasto. Siempre tengo cosas que hacer”, bromea.

También ha colaborado recientemente con su hermana Montse, profesora de Educación Plástica en Sisante, en una biografía sobre la escultora barroca Luisa Roldán, ‘La Roldana’, que es la imaginera de Nuestro Padre Jesús del convento de las Clarisas de la localidad. Ella se ha encargado del texto y el alumnado del instituto está trabajando en la elaboración de un cómic sobre esta mujer.    

De cara al futuro, esta docente jubilada es optimista: “Hay que poner el énfasis en todo lo que se ha conseguido en el ámbito de la igualdad en vez de centrarnos solo en lo malo. Han caído muchas de las dificultades que tenían las mujeres  aunque claro que debemos seguir trabajando para mejorar”.