Más entrevistas: Rayden Jesús Herrada Karmento Marco Antonio de la Ossa Alberto Asensi Pablo Simonet Tian Lara Adrián Verdú Andrés Gaby Martínez Marta Tourón

“La ciberviolencia es la violencia de género de siempre pero con más daños psicológicos”

Candela Gracia, Premio Menina 2023, alerta de la dificultad de las víctimas para identificarse como tal cuando la violencia es digital
“La ciberviolencia es la violencia de género de siempre pero con más daños psicológicos”
Foto: Saúl García
25/11/2023 - C.I.P.

La violencia de género, con todas sus formas, copan la mayoría de casos que se asisten en la Oficina de Atención a la Víctima del Delito (OAVD) de Cuenca, una provincia en la que se ha registrado un aumento de casos. La implicación continua con las víctimas y familiares,  el fortalecimiento de la  coordinación  y  el  acercamiento entre las diversas instituciones implicadas en la lucha contra la violencia de género y los juzgados, ha motivado que uno de los premios Menina que reconocen la labor en contra de la violencia de género y en favor de la igualdad  haya recaído en Candela Gracia, psicóloga forense en la oficina conquense desde hace un año. 

Tras le entrega del galardón, que recibía esta semana, hablamos con Candela Gracia de la evolución y transformación de la violencia de género. 

¿Qué ha supuesto para Candela Gracia este galardón?

Al principio me costó asimilarlo, no había tomado plena conciencia de la magnitud del reconocimiento, y  mi gratitud es enorme. Me lo han dado a mí  pero es un reconocimiento compartido. Mi trabajo, en su totalidad, ha dependido y sigue dependiendo de la colaboración con otras personas e instituciones, su contribución es fundamental para que mi labor sea efectiva. La realización de este trabajo sería imposible sin el dispositivo proporcionado por el Ministerio, y también que yo esté aquí tiene que ver el Colegio General de la Psicología en España,  y por supuesto el feminismo, un concepto muy arraigado en mí desde hace muchos años y sin el que no tendría el sentido de responsabilidad y compromiso que me lleva a dedicar mi trabajo no solo a la asistencia a las víctimas, sino también a la promoción de principios fundamentales de igualdad y justicia.

Hace un año que está en la Oficina de Atención a las Víctimas de Delitos Cuenca ¿Cómo ha sido la evolución del recurso?

Aunque es una oficina de atención a víctimas de delitos en general, la mayoría de los casos que llegan son por violencia de género. Y los Aspectos diferentes que veo respecto a años anteriores en los que desde otros ámbitos profesionales he trabajado con las víctimas, es que se añade una serie de conductas violentas a través de las redes que las damnifica aún más.  Es la misma violencia, pero ejercida con distintas herramientas, que aún no se identifica e interioriza como tal. Y lo que estoy viendo en los casos que asistimos es que  presentan una mayor afectación y sintomatologías más potenciadas , precisamente por la inclusión de este tipo de violencia.

¿Cuánto ha crecido la ciberviolencia en la provincia?

Es difícil cuantificar. En los últimos  años se está viendo un incremento muy importante a nivel general, y Cuenca no escapa a esa realidad. Lo que sí detectamos es que los casos no se limitan exclusivamente a las violencias que provienen de dinámicas en las redes, sino que convergen con las violencias de género físicas o psicológicas  de toda la vida, y esto hace que las víctimas sumen otros tipos de sintomatología de afectación psicológica más graves que cuando no estaban por medio los dispositivos y las redes. 

¿Qué perfil tienen las víctimas de  violencia digital?

Durante los últimos años se han proporcionado datos en varios medios sobre el perfil de las víctimas de distintos tipos de delitos, como acoso sexual, bullying y violencia de género.  Pero la realidad, al trabajar en esta oficina de lo que me he dado cuenta es de que no existe un perfil específico para las víctimas de ciberviolencia. Cualquier mujer que utilice la red o tenga un dispositivo puede ser víctima. Por ejemplo, en víctimas de ciberviolencia sexual, hay estudios de 2022 que dicen que casi el 85 por ciento  son menores de edad, de las cuales el 72 por  ciento son chicas. Otros informes indican que las mujeres son víctimas de ciberviolencia de manera desproporcionada en comparación con los hombres. Sin embargo, esta forma de violencia no está desconectada de lo que es la violencia fuera de Internet, sino que son múltiples formas interrelacionadas y recurrentes de violencia contra mujeres, ya sean menores o adultas.

 

“La mayoría de casos que nos llegan a la oficina de Cuenca son por violencia de género, casi el 100 por cien”

Dentro de los casos que llegan a la oficina de Cuenca, ¿hay alguno más recurrente que otro?

Lo que es muy recurrente es la violencia sexual a través de los dispositivos, pero últimamente  encuentro que hay bastante víctimas de las que asistimos que tienen la sospecha o la certeza, de estar siendo vigiladas, concretamente de que están siendo grabadas.

Decía que no siempre se reconoce la violencia sexual  en  el ámbito digital. ¿Qué señales hay que tener en cuenta para actuar?

La ciberviolencia es una extensión de la violencia experimentada por mujeres y se convierte en una discriminación, que es el denominador común pero la violencia virtual asume también unas dimensiones y unas formas invasivas de expresión, como visitar frecuentemente perfiles en redes sociales, difundir información negativa, robar contraseñas y enviar mensajes amenazantes que buscan controlar o dañar a la mujer. Las señales incluyen exigir pruebas constantes de ubicación, videollamadas con terceros. Y también aquello que no cuentas porque te genera sentimientos incómodos, como miedo al rechazo o vergüenza. Ahí tienes la primera señal. 

¿Y qué hay que hacer en esos momento?

Es crucial buscar ayuda profesional sin dudar. Aunque la red de apoyo personal o social sea valiosa, los profesionales son fundamentales. A veces, las sugerencias del entorno, aunque bienintencionadas, pueden no ser adecuadas y generar confusión. Así que, en lugar de depender únicamente de comentarios bien intencionados pero no siempre apropiados, es mejor recurrir de inmediato a los profesionales. Al contactar con los dispositivos de ayuda disponibles, se activa un apoyo profesional que proporcionará información precisa y te orientará en la situación.

¿Cómo se ayuda desde la Oficina de Atención a la Víctima?  ¿Qué mecanismos se ponen en marcha, y cual es el recorrido?

La Oficina de Asistencia a la Víctimas del Delito es un dispositivo público del Ministerio de Justicia que tiene cobertura en todo el país y presta asistencia  a personas afectadas por delitos violentos de todo tipo, incluyendo  tanto a víctimas directas e indirectas, como, por ejemplo, son los  familiares. Proporcionamos información sobre el procedimiento legal, orientación para presentar denuncias y seguimiento del estado de los procedimientos. También ofrecemos acompañamiento durante las diligencias judiciales para brindar apoyo emocional en momentos que son muy duros. Y también prestamos apoyo con información sobre ayudas económicas, fortaleciendo la cooperación entre diversas instituciones para crear una red integral y efectiva de asistencia.

¿Qué les dice a las víctimas de violencia de genero, tanto presencial como virtual, y qué mensaje le traslada a la sociedad en general?

El mensaje claro para las víctimas y la sociedad es ser absolutamente intolerantes con conductas violentas, ya que generan desigualdad, especialmente hacia mujeres adultas y menores. Sin embargo, es crucial tener paciencia y tolerancia con las propias víctimas, ya que no se puede esperar que superen rápidamente el impacto devastador y reconstruyan sus vidas en poco tiempo. La mayoría de las veces, las personas afectadas se encuentran en una situación desestructurada, sintiéndose responsables y culpables. Es fundamental comprender que poner fin a situaciones de violencia no es un camino fácil, sino más bien un proceso difícil que implica superar obstáculos. Lo que yo creo que tenemos que hacer es transmitirles protección, acogimiento, comprensión y  paciencia. 


OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS