CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Empresas: Ruta Gastronómica por la Provincia
Especial Capitalidad Gastronómica 2023

Una pastelería 100% libre de gluten

El establecimiento de Casamayor en Villa Luz se reconvierte en un espacio con un amplio surtido de dulces y productos salados para las personas celiacas
Foto: Saúl García
24/03/2023 - Dolo Cambronero

Peter Guba se hizo cargo hace diez años en Cuenca de una pastelería cerrada que a lo largo de esta década no ha parado de innovar aunque sin dejar de lado los dulces tradicionales. La firma Casamayor, que cuenta ya con tres establecimientos en la ciudad y sus respectivos obradores, ha dado ahora un paso más avanzando en inclusión al transformar uno de ellos, el situado en Villa Luz, en un espacio libre de gluten en el que se ofrece a las personas celíacas un amplio surtido de pastas, galletas, bizcochos, pasteles y tartas, entre otras delicias.

Una “pastelería inclusiva” ubicada en el número 16 de la avenida del Rey Juan Carlos I y denominada ahora Casamayor Sin Gluten –antes era Casamayor 2.0–, apta para personas con esta enfermedad autoinmune, en la que hay una reacción del sistema inmunológico frente al gluten, pero también para todo el mundo dado que el producto libre de gluten “está igual de bueno”, en palabras de Guba, que detalla que tan solo varía alguna textura aunque no demasiado.

La firma tenía experiencia con este tipo de productos puesto que ya elaboraban antes dulces sin gluten aunque han querido reservar de forma exclusiva una de sus pastelerías para esta gama de artículos con el fin de dar mayor seguridad  evitando la contaminación cruzada. 

Un espacio que cuenta con cafetería y en el que se podrá disfrutar de desayunos y meriendas con tostadas, tortitas y crepes, entre otros productos libres de gluten. Y para los que son más de salado, en el establecimiento también se puede degustar una amplia gama de empanadas de diferentes sabores.  

Y en estas fechas, tampoco pueden faltar dulces típicos semanasanteros como las torrijas, que son las reinas indiscutibles de la repostería en esta celebración y las más demandadas por los clientes. “Es muy difícil encontrarlas en versión sin gluten. Las personas celíacas ya cuentan con un sitio en Cuenca donde las tendrán”, subraya el responsable de la firma Casamayor. Y en breve, también tendrán en su carta el tradicional alajú conquense apto para los que padecen esta intolerancia.

AMPLIA OFERTA

La “nueva” pastelería viene a complementar la oferta de esta firma, que cuenta con otros dos establecimientos en la capital conquense: Casamayor 3.0, en el número 18 de la calle Carretería, y Casamayor, en el número 56 de la calle Colón. Tres locales pero  una misma filosofía: elaboración artesanal y con “cariño” de los productos con una materia prima de calidad. 

El resultado son unos irresistibles productos, entre ellos un amplio surtido salado en el que sobresalen las empanadas 100% artesanales: de pisto con atún; de jamón york y queso; de bacon, queso e higos; de espinacas con crema de queso; y de bacalao con sofrito de cebolla y pimiento rojo y pasas, entre otras. Sándwiches y cruasanes rellenos completan este apartado.

Y en el de postres, se pueden encontrar desde las tartas más clásicas a otras que juegan con diferentes texturas como las de tipo mousse o, en verano, las heladas. Tampoco faltan los dulces conquenses tradicionales como las tejas o las florentinas, así como otros de influencia internacional. 

Y en la antesala de la Semana Santa, destacan los pestiños, las rosquillas fritas y las hojuelas. Y una última sugerencia: la torrija 3.0, empapada en resoli y con el toque Casamayor, con chantilly tostada, para chuparse los dedos.