Es noticia en Deportes: Ayudas al deporte Triatlón Piragüismo Fútbol Sala Pádel Fútbol Universidad de Castilla-La Mancha
Fútbol Sala

Al VivoCuenca se le escapan dos puntos en el último suspiro (5-5)

Los azulones, tras un partido muy duro ante el incansable Infantes, encajaron a falta de unos segundos
Fotos: Saúl García
06/12/2023 - Alejandro del Valle

Final cruel para el VivoCuenca, que ha cosechado un empate a 5 en casa ante el Infantes FS y que continúa su racha de mala fortuna en liga. Los conquenses, que lideraron el marcador prácticamente todo el partido desde que se adelantaron, encajaron a falta de unos pocos segundos.

No estaba para días festivos el VivoCuenca, que salía al partido “como manda la Constitución”: presionaban arriba los azulones, que muy pronto tendrían ocasiones mediante Ivi y Valen neutralizadas por Óscar Lillo. Carlos Valero también se sacaba un chutazo que ponía en apuros al meta visitante.

Pasados los cinco minutos de juego empezaba a ganar notoriedad un Infantes que pondría a prueba a Mario Gómez, pero el combinado azulón respondió con una buena jugada que acabaría en pies de Budia: el conquense intentaría el tiro encimado por un defensa y el balón rebotó en el mismo antes de confundir a Lillo y colarse en la jaula.

No se iba a venir abajo un Infantes que seguiría con una buena dinámica en ataque: Álvaro Gallego se plantaba solo ante Mario Gómez y achicaría el cordobés. Lo haría una vez más minutos después, cuando se estiraba para llegar al segundo palo y evitar el tanto de Yeste, que había recibido un pase de la muerte de Jesús Palomo. Ambos se llevaban las manos a la cabeza.

El conjunto vivero seguía activo en ataque y llegaría una suculenta doble ocasión en el minuto 11: en primer lugar era Ivi quien culminaba con un chutazo una jugada colectiva. En el córner tras la parada de Lillo, Valen se acomodaba para un remate que se chocaría contra el travesaño. Minutos después Budia encontraría a José Ángel Saiz con un pase por alto que el joven, con desparpajo, lo intentaba con una vaselina que se marchaba por poco.

Momentos antes del descanso llegaba el varapalo para los locales, que encajarían cuando mejor estaban: desde la banda izquierda, Iván González le servía un balón al segundo palo a Palomo, que respondía con un potente tiro arriba y ajustado al palo muy complicado de parar.

Ya en la segunda mitad volvía a salir con actitud el Vivo, que apretaría con una orquestada entre Valen y Budia culminada por el 16 y atajada por el meta visitante. Poco margen tenía para respirar un Infantes embotellado que no tardaría en encajar el segundo: Cerzi se hacía con un balón y se abría paso hasta la frontal del área, donde se sacaba un potente chut que significaba el 2-1.

Sacaría portero jugador el Infantes en busca del empate y meterían miedo cuando Carlos Villar se topaba con el palo en un remate con poco ángulo. Seguía insistiendo y creciendo el Infantes en estos minutos hasta que encontrarían la recompensa con bastante fortuna: un tiro desde la banda rebotaría en Saiz antes de colarse llorando por el primer palo, siendo este el 2-2.

Iba con todo un Vivo que no quería permitirse más tropezones y menos en casa, por lo que en el 33 se invitaba a un ‘futsal champagne’ con un auténtico jugadón: a base de un buen toque y juego rápido, Valen se quedaba solo en la línea de fondo. Encontró a su mejor compañero en Cerzi, a quien le sirvió un pase atrás para que este rematase a puerta vacía para firmar el gol de la mañana.

Cerca estaban de poner la sentencia en el 35, pero una doble parada de Jesús Valero –portero en esta segunda mitad- frustraba los intentos de los conquenses. No tendría que lamentarse mucho más el Vivo, que finalmente podía respirar con el 4-2 propiciado por Cerzi: se escapó por banda a una velocidad endiablada y definió con una sutil picadita que Cata, ex del Albacete FS en Segunda División y conocido jugador en la región, introducía en su portería involuntariamente.

Continuaba la locura en El Sargal cuando el Infantes dibujaba el 4-3 aprovechando una jugada de estrategia a la que respondió de manera casi inmediata el VivoCuenca en una contra que culminaron a puerta vacía. A falta de un minuto y medio era Iván González quien, tras un palo de Palomo, anotaba en el rechace para un 5-4 que volvía a meter mucho pero que mucho miedo.

Se volvería a cebar el cruel destino con el Vivo, que en la última jugada del encuentro encajaría el quinto gol para firmar el empate final. Seguirá trabajando el conjunto vivero para volver a la senda de la victoria, y es que el triunfo se les está resistiendo por pequeñas eventualidades que impiden que se reflejen en la clasificación más puntos de los que podrían merecer. Buscarán el triunfo en Villarrobledo el próximo 16 de diciembre.


Noticias relacionadas