Es noticia en Deportes: Escalada Atletismo Balonmano Piragüismo Lucha de brazos Artes Marciales Chinas Fútbol Fútbol Sala Bádminton
Balonmano

Cruel derrota para el Liberbank ante un arrollador Rhein-Neckar (36-25)

Los alemanes encarrilaron el partido por la vía rápida con una primera parte demoleadora (21-13). Lo positivo para el equipo de Lidio fue la vuelta de Hugo López y el debut de Pablo Cano
Cruel derrota para el Liberbank ante un arrollador Rhein-Neckar (36-25)
Foto: Liberbank Cuenca
26/02/2020 - Mario Gómez

Rendía presencia el Liberbank Cuenca para intentar la más difícil de las épicas, tumbar al conjunto alemán del Rhein-Neckar Löwen en su propio feudo. Una misión casi imposible y con un nivel de exigencia similar a las grandes hazañas de la historia del equipo de Lidio Jiménez. Un intento que no quisieron perderse casi medio centenar de aficionados conquenses que viajaron hasta Mannheim pese a emplazarse el partido continental en mitad de la semana.

En un GMG Arena hasta la bandera de aficionados alemanes y un pequeño reducto de valientes de la Furia Conquense, el encuentro dio comienzo con la novedad en esta ocasión de la figura de Martin Schwalb en el banquillo del Rhein-Neckar como nuevo técnico. Pese a lo poco que podría haber tanteado a su nuevo plantel, la premisa era clara: dar velocidad al encuentro. Un ritmo elevado al que no pudiera llegar un Liberbank Cuenca corto de efectivos. A esta premisa que comenzó a cumplirse en los primeros lances de choque, se le unieron acciones que no cuadraban con la férrea imagen defensiva y el potencial de lanzamiento en ataque que acostumbra a ofrecer el equipo de Lidio. Pérdidas en ataque y repliegues lentos fueron como intentar apagar el fuego con gasolina.

El Rhein-Neckar empezó fuerte, con un parcial de 3-0 y la figura de un Kohlbacher que apenas se vio en Cuenca, y pese a la aguerrida respuesta de los de Lidio con Dutra y Thiago haciendo daño por el centro de la defensa germana y que les colocó a sólo dos goles (7-5), el Rhein-Neckar comenzó a hacer gala de todo su arsenal pese a la ausencia por lesión de una de sus mejores estrellas, Uwe Gensheimer.

A una segunda línea anotando con Groetzki y Tollbring por el extremo y a la contra y Kohlbacher en el pivote (con 6/8 en los primeros treinta minutos), se le unión el lanzamiento exterior de Schmid y Larsen. La diferencia continuó subiendo como la espuma ante un Liberbank que hacía aguas como nunca lo habíamos visto en esta temporada. Pese a que Lidio Jiménez intentó cortar las dinámicas negativas de anotación con varios tiempos muertos y pidiendo repliegues más rápidos en defensa y atacar la zona central, el Rhein-Neckar saldó la primera parte con ventaja máxima de ocho goles (21-13), dejando el encuentro muy encarrilado.

Cruel derrota para el Liberbank ante un arrollador Rhein-Neckar (36-25)

Tras el respiro del descanso, quizás por el amplio margen de ventaja, el equipo de Mannheim redujo una marcha y Cuenca siguió rindiendo al ritmo que pudo, dando un segundo tiempo mucho más igualado que en la primera parte.

No comenzaron bien de todas formas los últimos treinta minutos los de Lidio. Una doble exclusión con apenas unos segundos de diferencia le hizo quedarse en cuadro momentáneamente, lo que produjo que el Rhein-Neckar rozase las dos cifras en la ventaja (23-14). Los latigazos de la primera línea conquense que tanto habían desatascado el juego ofensivo, ahora se atascaban ante la amurallada defensa germana. Sólo en momentos aislados se abrió el juego a las esquinas, donde Hugo López que pudo firmar un gol en su vuelta tras su periodo de lesión. Entre tanto, Palicka, guardameta decisivo en Cuenca, volvió a dejar una buena muestra de sus reflejos bajo palos en los instantes siguientes.

El tira y afloja de siete a nueve goles de ventaja local continuó hasta entrados los diez últimos minutos de partido, momento en el que Schmid ponía el más diez para el Rhein-Neckar (32-22). Por otro lado, Lidio aprovechó el decantado marcador para hacer debutar, nada más y nada menos que en competición europea, a Pablo Cano, guardameta del equipo juvenil. Que en su primera acción logró incluso realizar una parada a lanzamiento de Lagarde.

El encuentro concluyó con la oportunidad de los menos habituales del cuadro local, una ventaja mayor para el Rhein-Neckar (36-25) y la certificación de un triunfo que lo consolida como líder indiscutible del Grupo B de esta Copa EHF. Por su parte, el Liberbank Cuenca firmó una actuación por olvidar y pone ya la mira en el encuentro de Liga Sacyr Asobal de este domingo que lo enfrentará al Balonmano Anaitasuna en El Sargal, rival al que verá justo en la semana siguiente en Copa del Rey, en la Caja Mágica de Madrid.