Es noticia en Deportes: Balonmano Fútbol Orientación Escalada Lucha de brazos Fútbol Sala MTB Atletismo Baloncesto Piragüismo
Atletismo

Tres atletas conquenses compiten en un 1.500 metros cinco meses después

Los fondistas del Club Atletismo Cuenca Guillermo Ballesteros, Fran Sevilla y Sergio Córdoba participaron en un control celebrado en Valencia con buenas sensaciones
Tres atletas conquenses compiten en un 1.500 metros cinco meses después
Foto: Mario Gómez
10/08/2020 - Mario Gómez

Tres atletas del Club Atletismo Cuenca volvieron a competir cinco meses después de su última participación en una prueba oficial. Fue el caso de los fondistas Fran Sevilla, Sergio Córdoba y Guillermo Ballesteros que tomaron parte en el Control Provincial de la FACV en Valencia.

Los conquenses que pese a ver cómo la temporada se ha reducido a muy pocas pruebas por la situación actual de pandemia y pese a que sólo hace unas pocas semanas que comenzaron a entrenar de nuevo, tras la reapertura de la pista de atletismo, participaron en este control provincial para testar su nivel después de varios meses de parón.

Si bien ninguno de los tres consiguió marca mínima, las sensaciones fueron positivas para los atletas que tenían ganas de volver a sentir el ámbito de competición, si bien, bajo la nueva y estricta normativa que obliga a entrar en la instalación y desalojarla inmediatamente una vez se realiza la prueba.

Ballesteros y Córdoba compitieron en la misma serie en la que tuvieron que marcar el ritmo de cabeza en todo momento, provocando un gran desgaste en su físico pero aun así concluyendo como los más rápidos de la misma, con 4:13.27 para el primero y 4:20.91 en el segundo, respectivamente. En una serie distinta y mucho más rápida compitió el atleta junior Francisco José Sevilla, que finalizó 3º de su manga con un tiempo de 4:09.40. En la clasificación absoluta, el mejor posicionado fue Sevilla (14º), por delante de Ballesteros (31º) y Córdoba (33º).

Pese a la discreción de las marcas, desde el club se muestran contentos por el hecho de volver a tener deportistas en un control que les pueda servir de motivación ante la celebración de controles regionales absolutos en un futuro, si bien, la incertidumbre es el elemento reinante ahora mismo el atletismo castellano-manchego.