LUZ CUENCA FUNDACIÓN IMPULSA CLM
Es noticia en Cuenca: Solidaridad Guerra en Ucrania Educación Grupo de Ciudades Patrimonio Política Sorteos Bienestar Social Sanidad Ciberseguridad
Día de Todos los Santos

¿Sabores tradicionales o de vanguardia?

En Pastelería Marisol despachan estos días 1.000 kilos de huesos de santo y 700 de buñuelos, aunque también hacen dulces con temática de Halloween
Fotos: Saúl García
01/11/2023 - Paula Montero

Más de 1.000 kilos de huesos de santo y 700 de buñuelos. Estas son las cantidades que van a vender en Pastelería Marisol con motivo de la campaña de ventas por el Día de Todos los Santos. Y es que, estas dos delicias son el postre estrella de estas fechas, aunque empezaron a despachar estos exquisitos bocados después del puente del Pilar. Sin embargo, ya no solo vemos en los escaparates buñuelos y huesos de nata, crema  o yema como es tradicional, sino que, cada vez más, triunfan los rellenos de kínder, frambuesa o trufa. Un cambio de tendencia que también se nota con la irrupción de dulces temáticos de Halloween, cuya venta va aumentando progresivamente cada año. Cupcakes, pastas, galletas y tartas con murciélagos, calabazas, telas de araña, lápidas o fantasmas empiezan a aparecer en los escaparates, algo que nos lleva a  preguntarnos: ¿qué prefieren los conquenses?, ¿tradición o vanguardia?

Sonia Serrano de Pastelería Marisol aclara que los reyes de esta época siguen siendo los buñuelos y los huesos de santo, especialmente los que tienen rellenos tradicionales, aunque poco a poco los conquenses se animan a probar nuevas mezclas. 

En este sentido, los dulces con motivos de Halloween también se venden, aunque en cantidades notablemente inferiores ya que “suelen comprarse para los más pequeños de la casa”, indica. 

Aún así, en Pastelería Marisol están abiertos a cualquier tipo de encargo ya que todas estas elaboraciones pueden hacerlas para que personas alérgicas al gluten o la lactosa puedan comerlas, así como aquellos a los que el médico ha recomendado no comer azúcar. “Solo tienen que avisarnos con tiempo y le preparamos una tarta o unas galletas sin problema”, explica Serrano. 

Otra de las cuestiones que está caracterizando a esta campaña es el aumento de costes de las materias primas como la almendra que, en porcentajes muy pequeños ha encarecido los precios del producto final. Si bien, desde Pastelería Marisol han asumido ese sobrecoste para intentar no perjudicar a sus clientes para que sigan comprando estos apetecibles bocados sin tener que mirar demasiado el bolsillo.