Es noticia en Cuenca: Programa Envejecimiento Activo Feria Taurina de San Julián 2024 Colectivos Escuela de Verano de Cuenca MUPA Hostelería
Educación

Cuenca cautiva a estudiantes universitarios de medio mundo

México, Italia y Taiwán son los países de procedencia de la mayoría de estudiantes de intercambio del campus de Cuenca de la Universidad de Castilla-La Mancha
Cuenca cautiva a estudiantes universitarios de medio mundo
Foto: R.Marco
24/11/2023 - Rubén M. Checa

Según vavanza el otoño, no es de extrañar que, paseando por Carretería o en los bares y supermercados de la ciudad se escuche a mucha gente con acento de América Latina o veamos a grupos de estudiantes hablando en inglés, italiano o portugués. Y es que, cada vez más, el campus de Cuenca se ha convertido en un foco de atracción de alumnos internacionales que deciden venir hasta la ciudad de las Casas Colgadas para continuar su formación académica lejos de sus lugares de origen. 

Tanto es así que, según sostiene el director académico de Internacionalización del campus conquense de la Universidad de Castilla-La Mancha, Eugenio Enrique Cortés, para este curso 2023/2024 las ocho facultades de la ciudad están acogiendo a un total de 367 universitarios, al mismo tiempo que otros 310 alumnos están dejando las aulas de la ciudad para irse a estudiar fuera de las fronteras nacionales una temporada. En total, 677 alumnos que han venido a la ciudad o que la dejarán para ampliar sus conocimientos universitarios. 

El campus de Cuenca tiene este curso 367 alumnos que provienen del extranjero y otros 310 que han echado el vuelo hacia universidades europeas y americanas

En cuanto a los alumnos que llegan este curso, 80 provienen de México, 52 de Italia, 21 de Taiwán, 19 de Polonia y 18 de Colombia, mientras que los estudiantes conquenses aterrizarán en Italia (102), Portugal (92), Polonia (27) y Grecia (10). Entre las carreras cuyos estudiantes más han alzado el vuelo este curso están los de la facultad de Comunicación, Magisterio, Humanidades, Bellas Artes o ADE, cuyo grado en Turismo ha recibido este curso a 18 alumnos internacionales. 

“Hacemos un balance bastante positivo”, incide Cortés, quien valora la internacionalización del campus conquense que no solo se limita a los estudios de grado, sino que además se extienden también a los másteres y doctorados. Además, durante los últimos años esta también abarca otros ámbitos más allá de la movilidad, puesto que con programas como el Collaborative Online International Learning se hace un aprendizaje mixto entre presencial y online con universidades del extranjero. 

 

ESTUDIANTES ERASMUS 

Entre los estudiantes que han venido este curso hasta las aulas de la universidad regional, una de ellas es Natalia Tarazona Cujia. Es de Colombia, y estudia el séptimo semestre de Administración de Empresas, lo que en España equivale al cuarto curso del grado en ADE. Estudiante de la Universidad Popular del Cesar en Valledupar, decidió elegir Cuenca para hacer una estancia internacional porque su sueño siempre había sido venir a España, y viendo que esta era una ciudad Patrimonio de la Humanidad, no dudó en solicitar cursar un cuatrimestre aquí. 

“Estoy fascinada con la capital y con la UCLM”, explica alegre Tarazona, puesto que aunque tenía el perjuicio de que los españoles son “muy toscos y muy serios”, al final se ha dado cuenta de que la gente con la que se está encontrando es todo lo contrario. Así, durante sus primeras semanas en Cuenca y entre las aulas de la facultad de Ciencias Sociales está viviendo un “cambio total” respecto a Colombia, ya que está viendo a gente “muy acogedora” y ha coincidido “con ángeles” que la está ayudando “muchísimo” y, por ese motivo, ahora no se quiere ir de la ciudad. “Me siento como en casa”, relata, y es que no ha habido ni un día en el que haya extrañado su ciudad. Se muestra contenta con la experiencia internacional, puesto que su estancia en Cuenca le está sirviendo tanto para ampliar su mente, sus conocimientos y su visión hacia lo que quiere ser. “Fascinante”, concluye. 

 

Foto: R.Marco

También de América Latina ha llegado a Cuenca Mariely Soto Elizondo. Estudia la carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad de Nuevo León, en Monterrey, México, y ahora está dentro de las aulas del grado en Turismo de la UCLM en el campus conquense. “Fue una oportunidad estudiar turismo en Cuenca que no pude desaprovechar”, explica la joven mexicana, quien ve “excelente” el plan de estudios ofertado en la facultad de Ciencias Sociales puesto que, así, está ampliando sus conocimientos hacia otra perspectiva a la que no estaba acostumbrada. 

Además, se muestra encantada tanto con la universidad regional como con la ciudad y sus personas, “una ciudad espectacular con una gente que nos está tratando muy bien”, sostiene Soto. Además, coincide con su compañera en que antes de venir a España tenía ese perjuicio sobre la forma de ser de los españoles, algo que, también ella, ha dejado enterrado en el momento en que se bajó del avión. 

“Son este tipo de experiencias las que se te quedan guardadas para toda la vida”, explican las alumnas que están haciendo su Erasmus en Cuenca, quienes a su vez ven en esta herramienta de intercambio universitario una oportunidad para seguir creciendo personalmente, ampliar conocimientos y conocer otras culturas. 

 

CONOCEDORES DE LA  EXPERIENCIA

Quien bien conoce esta experiencia que supone hacer un intercambio son los estudiantes Marta Martínez y Carlos Llorente. Estudiantes del doble grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual y Educación social respectivamente, hace 365 días estaban fuera de las fronteras cursando carreras en otras universidades del mundo. 

Martínez lo hacía en la Università degli Studi de Perugia (Italia), donde estuvo un cuatrimestre aprendiendo ya no solo sobre el mundo de la comunicación en otro idioma, sino otras culturas y a empezar a desenvolverse ella misma lejos de su casa y de su familia. 

“Salir de tu zona de confort, conocer gente nueva y resolver tus propios problemas es algo que aporta experiencia internacional”, sostiene Martínez, quien acabó abriendo su mente en su estancia italiana y entablando amistad con gente que quizás en su ciudad natal “jamás” pensaría que lo iba a hacer. “Hay que salir, conocer mundo, porque si no lo haces te quedas en un bucle constante, y vale mucho la pena conocer a gente de fuera y que tiene pensamientos distintos a los tuyos”, expone la estudiante de la facultad de Comunicación, por lo que recomienda a todo el estudiantado irse de Erasmus si tiene la oportunidad. 

Los alumnos que disfrutan o han estado de intercambio internacional coinciden en que esta es una “oportunidad única” para el desarrollo persona

En el caso de Llorente, él decidió cursar su estancia internacional el pasado curso en Chile. Su sueño desde siempre era ir a América Latina, lugar donde han surgido muchos de los movimientos sociales pioneros en el campo del trabajo social y donde han nacido grandes pedagogos como Paulo Freire, y al ver que la UCLM ofrecía esta posibilidad, no dudó en lanzarse a la aventura. 

“Quería comprobar cómo estaba la sociedad chilena después del estadillo social y de la COVID, además que tenemos en común con España que ambos países venimos de una dictadura”, relata Llorente, quien asegura haber vivido una experiencia “impactante” primero por el choque cultural así como las diferencias en el modo de vida en un país donde no existe el estado del bienestar y los precios, que aunque sean similares a España, allí el sueldo mínimo roza los 600 euros al cambio. “Hay realidades muy, muy duras”, sostiene el futuro educador social, quien recomienda a sus compañeros universitarios hacer una estancia internacional porque, coincidiendo con Martínez, esta es una experiencia “muy beneficiosa y fructífera” a nivel personal.

En definitiva, la experiencia internacional, se realice en el país que sea, se ha convertido en una oportunidad única para los universitarios y así aprender, más allá de lo académico, como desarrollarse de forma personal.

Cicerone: experiencia internacional sin salir de Cuenca
Foto: Saúl García

L

a Universidad de Castilla-La Mancha también ofrece al estudiantado la posibilidad de vivir esta experiencia internacional sin tener que salir de Cuenca, y es que la institución académica ofrece la posibilidad de convertirse en un alumno Cicerone. El objetivo de este programa es facilitar la estancia en la ciudad a través de la asignación de un estudiante padrino o madrina del campus, que ayude al estudiante extranjero a integrarse en la vida social, fuera y dentro de la universidad. Antes de la llegada de los estudiantes extranjeros, las Oficinas de Relaciones Internacionales de la UCLM se han puesto en contacto con ellos y les han proporcionado toda la información necesaria sobre cursos, alojamiento, trámites…; sin embargo, es muy importante que tengan el apoyo de un estudiante de la UCLM.

Es el caso de Ana Yulisa Cuéllares. Natural de Bolivia pero residente en Canarias, lleva dos años en Cuenca cursando el grado en Educación Social. Tras una excursión el curso pasado a Huete, allí pudo conocer a diversos alumnos que estaban de intercambio en el campus de Cuenca. Le pareció muy interesante cómo ellos se interesaban por la cultura española, y así consiguió hacer migas con estudiantes de Japón, Taiwán o Italia. Después de enterarse de este programa, decidió apuntarse, y ahora ya está en contacto con dos chicas italianas que a partir de febrero vendrán a estudiar a su facultad. “Esta experiencia sirve para ampliar tus conocimientos en otros idiomas, al mismo tiempo que hacer de guía a estas personas que van a venir a estudiar tu misma carrera”, explica la estudiante.