Autoprima Cuenca Autoprima Cuenca
19 de Octubre de 2019 Son las 0:08

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2019
María Ángeles Martínez

“Ahora las instituciones vamos de la mano y nos entendemos”

María Ángeles Martínez, la primera delegada mujer de la Junta en Cuenca, confía en contribuir al desarrollo de la provincia y el bienestar de los ciudadanos

Imagen principal de la noticia
Fotos: Saúl García
29/9/2019 · Gorka Díez

La máxima responsable de la Delegación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Cuenca es, por primera vez en la historia, mujer. Se trata de María Ángeles Martínez Hernández (Cuenca, 1977), que a sus 42 años asumió este cargo el pasado 18 de julio tras tres años como delegada de Educación y Cultura convencida de que “las mujeres del siglo XXI tenemos la fuerza, la energía y la capacidad de afrontar todo lo que nos propongamos” y valorando el “talante” de un Gobierno regional “que de verdad cree en la igualdad”.

Diplomada en Magisterio y con plaza de maestra de Infantil y Primaria en el colegio La Paz de la capital, la nueva delegada confía en contribuir al desarrollo de la provincia y el bienestar de los ciudadanos de la mano de todas las administraciones.

¿Cómo asume la responsabilidad de ser delegada, algo que no esperaría?

La verdad es que no, no lo esperaba, pero lo asumí con mucha ilusión, con mucho entusiasmo, con mucha responsabilidad y muchas ganas de trabajar por Cuenca y su provincia y, sobre todo, por sus gentes. Hay que intentar que, yendo todos de la mano, seamos capaces de traer lo mejor para Cuenca.

Que sea la primera mujer que ocupe este puesto en más de dos décadas no dice mucho a favor de la igualdad de género…

Yo quiero ser positiva y creo que, aunque es verdad que soy la primera mujer delegada en Cuenca de la Junta de Castilla-La Mancha, se han hecho esfuerzos por parte del Gobierno regional por revertir esta situación, tanto en la legislatura pasada, en la que la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, formaba parte del Gobierno regional y se sentaba como un representante más en el Consejo de Gobierno, como en la actual, en la que hay muchas mujeres con puestos de gran responsabilidad en el Gobierno regional. Y no solo es eso, sino que, además, se ha creado la Consejería de Igualdad, a través de la que se están dando grandes pasos para revertir esta situación.

En su toma de posesión, el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, vino a pedir perdón a su familia porque al asumir el cargo usted tendría menos tiempo para estar con su hija y su marido. ¿Cómo lo lleva? ¿Hay espacio en política para la conciliación laboral y familiar?

Es verdad que en la situación familiar ahora es un poco más difícil la conciliación. Yo apuesto por tiempos de calidad más que de cantidad. También es verdad que en esta época se están dando muchas fiestas de pueblos en las que los alcaldes quieren que les acompañes, lo que, unido a la gestión propia de la Delegación, hace que estés más tiempo fuera de casa. Pero, como ya digo, aprovecho ese poco tiempo que me queda libre para disfrutar de la familia y hacer actividades juntos.

Un cargo público es lo que exige, mucho tiempo de dedicación…

Así es. Cuando asumes esta responsabilidad sabes que gran parte de tu día tiene que estar a disposición de la propia gestión de la Delegación, de la escucha y atención de ciudadanos, asociaciones, alcaldes que vienen con necesidades y preocupaciones y quieren ser atendidos, y así tiene que ser.

¿Qué cree que puede aportar como delegada del Gobierno regional en Cuenca? ¿Cómo es María Ángeles Martínez?

El cómo soy quizá debieran decirlo otros por mí, pero mi intención es ser una persona dialogante, con empatía, que sepa escuchar aquellas preocupaciones de los ciudadanos, de las asociaciones, de las entidades locales, que sepa también servir de puente de unión y de conexión con el Gobierno regional de todo aquel ciudadano que tenga ya no solo preocupaciones, sino también inquietudes o propuestas que hacer. Espero ser una persona, como le digo, con una actitud de escucha, positiva, dialogante, con la que la comunicación sea fácil.

Asume el cargo en un momento en principio idóneo, con un mismo color político en las principales administraciones...

Desde luego que es un momento ideal. Yo que también ocupé un puesto de responsabilidad, de delegada de Educación y Cultura, en la legislatura anterior, entonces existían muchos más frenos, por otro lado completamente ilógicos, porque todos los proyectos que lanzábamos se encontraban con muchos impedimentos. Ahora las tres instituciones vamos de la mano, tenemos mucha facilidad de diálogo y de entendimiento, con lo cual está siendo mucho más fácil trabajar y traer nuevos proyectos para Cuenca.

Uno de los proyectos hasta ahora estancado es el de los remontes mecánicos al Casco Antiguo. ¿Serán una realidad?

Tras no poder ver la luz en la pasada legislatura, el presidente García-Page y el alcalde de Cuenca, Darío Dolz, acaban de firmar el protocolo para un proyecto que es muy deseado para conseguir la accesibilidad al Casco Antiguo tanto para el vecino, que vive en el Casco y al que se facilitará su vida diaria, como para la afluencia turística, en la que va a revertir como una apuesta económica para la ciudad.

Otro proyecto estancado es el del hotel con centro de convenciones…

Sí, es otro proyecto que hemos retomadoy que va a tener una capacidad para acoger convenciones de hasta mil personas, además del hotel, que va a estar al lado. Es otro protocolo diferente que ya está también firmado y puede ser un revulsivo muy importante. En la pasada legislatura, en Educación nos proponían congresos muy potentes, a los que estaban invitados 700-800 personas, pero que era imposible acoger tanto por la falta de espacio para albergar el encuentro como por la capacidad hotelera. Esto va a dar solución a ello.

"Hay conversaciones muy avanzadas entre el alcalde, Darío Dolz, y el coleccionista Roberto Polo, cuyo museo es una apuesta inmediata. Pero desde la Viceconsejería de Cultura también van a trabajar por traer otras propuestas culturalmente potentes"

En la pasada legislatura el Gobierno regional apostó por Cuenca como ciudad expositiva y trajo dos grandes muestras, la de Ai Weiwei y la de Bill Viola, además de la de Joaquín Sorolla. ¿Sabe si se seguirá en esta línea, si se trabaja en alguna nueva exposición?

Exposiciones importantes, fundamentales, fueron la de Bill Viola, que tuvo una afluencia de más de 70.000 visitantes, y la de Ai Weiwei, con 107.000. Estamos hablando de que la repercusión económica fue de 20 millones de euros para la ciudad de Cuenca, por lo que tenemos que seguir trabajando en esta línea. Pero, también, en inaugurar la colección de Roberto Polo: me consta que ya hay conversaciones muy avanzadas entre el alcalde de Cuenca, Darío Dolz, y el coleccionista, y es una apuesta más inmediata. Pero desde la Viceconsejería de Cultura también van a seguir trabajando por traer otras propuestas culturalmente potentes.

Se escucharon voces que criticaban el gasto en exposiciones, pero si se quiere que tengan impacto, cuestan dinero…

Es verdad que se invirtió dinero, pero la repercusión de 20 millones de euros que trajo a la ciudad de Cuenca no se generaría si no es con algo muy potente que beneficie tanto a la hostelería como al funcionamiento general de la ciudad. Si quieres tener esa repercusión, hay que hacer una inversión.

En Cuenca, museos hay y de calidad, pero quizá haga falta promocionarlos más, lo que podría incrementar el turismo…

Es posible que las cifras puedan aumentar, pero por ejemplo el Museo de las Ciencias ha aumentado sus visitas, un 144 por ciento el pasado agosto, llegando a las 11.020, lo que es un dato muy positivo en cuanto a afluencia turística. El Museo de Paleontología también ha aumentado sus visitas, en este caso en un 132,8 por ciento, llegando a las 10.500. Estos datos de nuestros museos regionales son muy destacables. La Sala Princesa Zaida ha recibido más de 30.000 visitas y están también el Museo de Cuenca, Valeria, y ahora tenemos el yacimiento arqueológico de Noheda, para el que teníamos unas previsiones muy por debajo de lo que realmente han sido: hay un interés muy importante por conocerlo tras el eco que tuvo en la prensa nacional e internacional.

Este yacimiento romano puede ser ahora mismo uno de los grandes reclamos…

Le llamamos nuestro buque insignia. No solo por lo que ya conocemos y las posibilidades que ofrece, con grandes mosaicos, sino porque conforme sigan trabajando allí los arqueólogos, se van a ir abriendo nuevas posibilidades. Hay que apostar fuerte por él, sobre todo por seguir trabajando en él y descubrirlo, aunque también por que tenga una explotación económica adecuada.

Mejorar la conexión con el Casco a través de remontes sería fundamental para acercar los museos de la capital a los ciudadanos, aunque seguirá habiendo museos como el Espacio Torner o el de Paleontología un tanto inaccesibles… ¿Algo que se pueda hacer?

El MUPA es muy accesible a nivel de transporte con coche y con autobús para los escolares, y dispone además de rampas de accesibilidad. Es verdad que está en otra zona de la ciudad, pero una zona que tiene también un atractivo impresionante. Cuando uno está en el MUPA, las vistas son inigualables, con lo cual quizá una cosa compense la otra. En cuanto a la conexión con el Casco, además de los remontes estoy convencida de que en el Ayuntamiento están estudiando mejorar la frecuencia de los autobuses.

Acaba de arrancar un nuevo curso escolar en el que el número de profesores ha aumentado. La situación mejora pero, según los sindicatos, todavía falta mucho para “volver” al año 2011...

En educación la situación con la que nos encontramos fue muy complicada. La pasada legislatura se trabajó mucho por reducir las ratios de los alumnos y por aumentar el número de profesores en las aulas, por revertir muchos de los recortes de los edificios públicos, en los que no se invertía absolutamente nada, para lo que desarrollamos un plan muy potente de infraestructuras educativas, con obras que se acometieron la pasada legislatura y que continúan en esta, con un nuevo plan hasta 2020 que comprende la renovación y mejora de muchos edificios y, también, la construcción de nuevos como el colegio de Chillarón o el de Las Pedroñeras. También se ha incrementado mucho la ayuda para becas de comedor, que prácticamente había desaparecido, las becas escolares para material educativo, para ayudas de transporte… Se ha ido sacando progresivamente una oferta de empleo público tanto para profesorado de Primaria como de Secundaria, lo que ha ayudado a consolidar las plantillas de los centros. En cuanto a comedores, año a año se han ido creando nuevos en Cuenca capital y provincia, además de aulas matinales. Poco a poco hemos reabierto escuelas en el ámbito rural después de que fueran 36 las que se cerraran en la provincia en la época de Cospedal. En la pasada legislatura fuimos capaces de abrir once nuevas escuelas y en este curso académico abrimos otras tres. No abrimos más en aquellos núcleos donde no hay población, pero, donde hay demanda, hay una apuesta por la escuela pública y de calidad.

Lo malo es que en estos años también se han cerrado escuelas por la falta de alumnos, fruto de la despoblación, el principal problema de la provincia…

Es un problema, pero es un problema que hay que atajar con una actitud positiva, y no dar una imagen de pesimismo. Lo que tenemos que hacer es apostar por nuestro mundo rural y aprovechar todas las medidas con las que se nos va a ayudar desde el Comisionado de la Despoblación, los Fondos Feder, las ayudas de la Inversión Territorial Integrada (ITI), la colaboración de la Diputación, que va a invertir una cantidad de dinero muy considerable contra la brecha digital para que todos nuestros pueblos tengan la tecnología 4G. Lo que hay que hacer es dotar a nuestro mundo rural de los recursos necesarios para que pueda potenciar los muchos recursos que tiene en cuanto a la gente que quiere vivir en su pueblo. Yo me quedo con un mensaje del presidente de la Diputación, Álvaro Martínez Chana, que siempre ha vivido en su pueblo, quiere seguir viviendo en su pueblo y destaca lo bien que se vive en el ámbito rural. Nosotros queremos destacar así lo positivo de vivir en el mundo rural dotándolo, eso sí, de los recursos necesarios para que la vida en ese ámbito sea lo más cómoda posible y no falte ningún tipo de recurso público.

Es fundamental generar empleo, y aprovechar que es una zona rica en agricultura, propicia para crear energías renovables...

Claro. Estamos estudiando todos los proyectos que nos llegan para potenciar a aquellas empresas que quieran fijar su sede en el ámbito rural: si lo hacen disponen de ayudas a través del Plan Adelante con incrementos de hasta el 20 por ciento por estar en zonas ITI. Hay que tener una visión de fijación de población, estudiar la posibilidad de que la gente no tenga necesidad de marcharse de su pueblo.

En estas primeras semanas ya habrá hecho bastantes viajes por la provincia. ¿Qué puede decirnos del contacto que ha tenido con sus gentes? ¿Cuáles son sus demandas, sus necesidades?

Fundamentalmente, los problemas de los pueblos están relacionados con carreteras e infraestructuras educativas, además de la mejora en algún centro sanitario. A ello se añade la brecha digital. El Gobierno regional no va a dejar de trabajar por mejorar los servicios públicos y las infraestructuras.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información