CAMPAÑA PEQUEÑO COMERCIO DIPUTACIÓN CUENCA
Es noticia en Provincia: UCLM Tradiciones Agroalimentaria Política
Laboral

Bajan un 3,46% las infracciones detectadas por la Inspección de Trabajo en la provincia

En lo que va de año se han hallado 335 irregularidades frente a las 347 del mismo periodo de 2021 a pesar de que han subido un 17,24% las actuaciones de control
Bajan un 3,46% las infracciones detectadas por la Inspección de Trabajo en la provincia
Fotos: Saúl García
30/12/2022 - Dolo Cambronero

Las actuaciones de control acometidas por la Inspección de Trabajo en las empresas conquenses han detectado este año  –a fecha 7 de diciembre– un total de 335 infracciones frente a las 347 descubiertas en el mismo periodo de 2021.     

Y eso a pesar de que se ha producido un incremento en el número de actuaciones que se han llevado a cabo, al haberse pasado de las 4.908 contabilizadas en este periodo del año anterior a las 5.754 de lo que va de 2022, según los datos facilitados por la jefa de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Cuenca, Esther Fernández Rodríguez.

Sobre este punto hay que aclarar que el número de empresas investigadas es menor que el de actuaciones, 2.294 este año (2.006 en 2021), dado que cada una de las inspecciones puede dar lugar a múltiples intervenciones. Por ejemplo, se visita un negocio por tema de salud laboral pero en el transcurso se puede analizar también el registro de la jornada u otras cuestiones, matiza la responsable.

En cuanto a los trabajadores investigados, hasta principios de diciembre de este año han sido 1.010 frente a los 1.192 empleados del ejercicio anterior.

Falta de alta en la Seguridad Social, diferencias en la cotización y ausencia de registro de la jornada laboral son algunas de las irregularidades más frecuentes. En el ámbito de la salud laboral, carencias en los equipos de protección individual y en el mantenimiento de la maquinaria son las deficiencias más detectadas.

 

Hostelería es el sector en el que más actuaciones ha llevado a cabo la Inspección de Trabajo, habiendo crecido las intervenciones respecto a 2021

Del total de visitas realizadas este 2022, 106 de ellas se han llevado a cabo junto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sobre todo en agricultura o en inspecciones en hostelería en horario nocturno. El año pasado fueron 152.

La jefa de la Inspección explica que se siguen detectando empleados extranjeros sin permiso de trabajo aunque no tantos como en años anteriores. No obstante, precisa que se está observando suplantación de trabajadores, es decir, personas de otros países que presentan la autorización para trabajar de otras.  

Pormenorizados los datos, hostelería es el ámbito en el que se han ejecutado más actuaciones, en concreto, 247, habiéndose incrementado respecto al año anterior, cuando fueron 109. En segundo lugar, con 206 controles, se sitúa el sector servicios, en el que también crecen las inspecciones ya que el ejercicio pasado se llevaron a cabo 146. 

La tercera posición en actuaciones la ocupa agricultura, con 202, aunque en este caso se ha producido un descenso puesto que en 2021 fueron 245. Le siguen comercio y construcción, con 162 (hay una bajada respecto al ejercicio pasado, cuando se registraron 186) y 151 inspecciones (suben ya que el año anterior hubo 134), respectivamente.

Pero ¿cómo se inician los procedimientos de vigilancia? Hay varias fórmulas: las propias actuaciones de oficio de la Inspección de Trabajo en el marco de las campañas que este órgano desarrolla (hay tres niveles: estatales, autonómicas y provinciales); las desarrolladas a petición de otros organismos como juzgados, Tesorería de la Seguridad Social y Servicio Público de Empleo Estatal; y tras la denuncia de cualquier persona. Este año, en la provincia se han presentado 299 denuncias frente a las 216 del ejercicio anterior. Estas se pueden cursar vía presencial o telemática y aunque hay que identificarse, la empresa no sabrá quién la ha realizado. “Hay un temor infundado en esta cuestión. Se guarda el anonimato”, asegura la responsable.

“Nuestra prioridad es reducir la siniestralidad en el ámbito laboral”

Hasta el 7 de diciembre, se han registrado en la provincia de Cuenca 56 accidentes de trabajo, idéntico número que en el mismo periodo del año pasado. No obstante, para la jefa de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Cuenca, Esther Fernández Rodríguez, “no es un buen dato”. “Nuestra prioridad es reducir la siniestralidad”, subraya la responsable.

De hecho, alrededor de un tercio del total de las inspecciones realizadas este año se han centrado en reducir los riegos derivados del trabajo: 869 de las 2.294 llevadas a cabo. El año pasado, se desarrollaron 729.

Cerca de 900 inspecciones que han dado lugar a un total de 3.272 actuaciones frente a las 2.686 del ejercicio anterior.

La construcción es el sector que más accidentes laborales ha contabilizado hasta la fecha: diez, uno de ellos mortal y nueve graves. El año pasado, solo se registró uno, de carácter grave. 

Por detrás se sitúa la industria, con seis siniestros, todos ellos de carácter grave (diez en 2021, ocho graves). El tercer lugar lo ocupa el trasporte, con cinco accidentes graves. El pasado ejercicio, hubo seis, dos de ellos mortales, tres graves y uno muy grave.

Con el fin de reducir la siniestralidad, la Inspección de Trabajo ha desarrollado este año diferentes campañas, por ejemplo, para prevenir el vuelco de tractores, minimizar riesgos de la exposición a agentes biológicos en peluquerías y centros de estética, y en empresas de la madera, que cuentan con una maquinaria antigua. “Estas campañas tienen un carácter preventivo más que sancionador”, indica.

Junto a la salud laboral, los salarios y el cumplimiento de la jornada son otras de las preocupaciones de la Inspección de Trabajo, que también tiene como reto reducir los tiempos de tramitación y resolución de las denuncias. Algo que, reconoce, con la plantilla actual es complicado: una inspectora, cinco subinspectores de empleo y seguridad social, y dos de seguridad y salud laboral, más la jefa. No obstante, para marzo se espera la incorporación de otros tres inspectores.