DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES
25 de Septiembre de 2021 Son las 4:51

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de Las Noticias de Cuenca

Las Noticias de Cuenca


30/8/2021

Trasvase cero

Afirmar que el Trasvase Tajo-Segura está hipotecando desde hace décadas el presente y el futuro de la cuenca cedente no es algo nuevo. Tampoco es una novedad asegurar que las continuas derivaciones de agua al Levante están provocando que el río más largo de la Península Ibérica no sea sino una patética sombra de lo que antaño fue. No es una primicia afirmar que en muchas de las etapas intermedias de este insigne cauce apenas se mantiene un caudal que garantice la supervivencia de las especies de flora y fauna que, en tiempos pretéritos, disfrutaban de un agua que incluso permitía bañarse a los humanos con garantías de no sufrir alguna infección. Lo que sí es algo más novedoso, aunque ya se sabía, pero muchos ignoraban por intereses económicos, es la afirmación categórica recientemente vertida por Greenpeace: el agua del trasvase que riega el Campo de Cartagena ha sido el origen de la pésima situación que, de nuevo, vive el Mar Menor, la laguna salada más grande de Europa.

El grupo conservacionista ha puesto de nuevo negro sobre blanco lo que muchos expertos sostienen desde hace tiempo: que los regadíos en la huerta murciana están sobredimensionados, son perjudiciales para el medio ambiente e incluso muchos de ellos son ilegales.

Según Greenpeace, al inicio de los años 80 los regadíos en la zona sólo representaban el 13%, ahora la superficie regable ha aumentado un 60%, hasta más de 60 mil hectáreas. A nadie se le escapa que, al aumentar los campos regados, aumenta la densidad de los cultivos, lo que conlleva un uso masivo de nitratos y fosfatos que acaban por gravedad en el Mar Menor. Los ecologistas sostienen que cada año llegan, por arriba y por las corrientes subterráneas, 1.000 toneladas de nitratos y 240 toneladas de fosfatos, lo que aporta una enorme cantidad de nutrientes a las aguas y facilita el crecimiento de la letal “sopa verde” que elimina el oxígeno en el agua. Resulta pues evidente afirmar que el Trasvase Tajo-Segura ha sido y es uno de los grandes artífices de ese espectacular incremento de los regadíos y que sostiene el actual sistema de agricultura super intensiva que está acabando con la fauna piscícola y con el turismo en la frágil laguna murciana.

Las recomendaciones de Greenpeace son claras: Trasvase cero y eliminación del agua contaminada a través de los pozos que ya existen para conducirla, a través de una red similar a la del alcantarillado, hacia una planta desvitrificadora/desaladora, que también existe, pero apenas se usa. Así se limpiaría el vital recurso de nitratos y fosfatos y podría volver a ser utilizado sin perjuicios para la laguna. Estas medidas deberían ir acompañadas de una filosofía diferente a la actual, en la que primaría la agricultura tradicional sobre la explotación intensiva de cada centímetro de campo, el sentido común sobre la codicia de las grandes corporaciones. Una vez más, se contraponen los intereses de los pequeños cultivadores y los de las empresas explotadoras, pero esta vez existe un interés superior: la supervivencia de un espacio único que también es capaz de generar riqueza y empleo.

Si se siguieran los consejos de los conservacionistas, quizá pudiéramos ser testigos de dos importantes acontecimientos que algunos calificarían como milagros: la resurrección del Mar Menor y la desaparición del Trasvase Tajo-Segura. El tiempo dirá si primará el sentido común o continuará en Murcia la nefasta ideología del máximo beneficio con el mínimo esfuerzo.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información