10 de Mayo de 2021 Son las 6:03

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de Antonio Santos

Antonio Santos

"Haters"

En este mundo de odio y sofismo; de perseverancia en el error y dobles inmorales; de digos y Diegos; uno no es nadie si no es un socialista con una empresa offshore, un fascista íntimo de banqueros venezolanos sin un día cotizado; o, lo más importante, si no se tiene un hater. Aunque, si lo traducimos literalmente, un hater es un odiador; en realidad es lo que en español se ha llamado, llanamente, un envidioso; una persona mediocre y acomplejada a la que le gustaría estar en el lugar del que critica. En política se os ocurrirán los nombres propios de muchos de estos odiadores, pero esto no es algo exclusivo de la política, es algo mucho más democrático; de hecho, todo español tiene derecho a su propio hater. Pero cuidado, porque, a veces, es mejor no ser nadie, porque los hater no se eligen, sino que te eligen; y en la propia naturaleza del hater está el que sea alguien mediocre y odioso; un odioso odiador. Yo no tengo ningún hater —imagino que no existe en el mundo nadie lo suficientemente idiota como para envidarme—, y voy intuyendo que, si no me sale ninguno, quizás deba hacerme hater yo; así que lo mío son puras elucubraciones, pero imagino que para un odiado, sus haters son como sus hijos: en cierto modo parte de uno mismo, contradictorios y odiosos, a ratos; pero se les quiere igual.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información