1 de Diciembre de 2021 Son las 19:29

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de José Ángel García

José Ángel García


19/11/2021

Un fallecimiento y un recuerdo

El pasado lunes 15 fallecía en la localidad riojana de Cellorigo Ángel Facio, todo un referente de la cultura escénica de nuestro país. Director y fundador de Los Goliardos, el mítico grupo del en su día denominado Teatro Independiente, el fenómeno socio-político-cultural que sacudió la escena española en los sesenta y setenta del pasado siglo, y nombre imprescindible en la dinamización de la cultura artística y sobre todo teatral de la escena contemporánea española, su adiós hacía a este articulista dar un salto atrás en el tiempo al recordar su intervención en una de las aventuras más interesantes y peculiares que en el terreno de lo teatral se llevaron a cabo por aquellos años por estos nuestros conquenses predios, la que en 1979 iban a protagonizar los integrantes de un recién nacido colectivo escénico conquense, el grupo Tornajo que, tras su actuación en la Quinta Semana de Teatro celebrada en nuestra capital con “Pic-Nic” de Arrabal, una propuesta del asimismo conquense Cristian Casares que, de vuelta en su ciudad natal tras ejercer de actor por otras zonas del país les había dirigido en esa puesta en escena, les iba a llevar a, mutando su nombre por el de Los Cómicos del Carro, transformarse en itinerante compañía que, recuperando un remolque construido según un bello diseño de Víctor María Cortezo y especialmente adaptado para representaciones itinerantes que Casares ya había utilizado con anterioridad, y que fue remozado por el joven artista Víctor de la Vega hijo, “Vitejo”, iba a servir de móvil escenario para las sucesivas representaciones por una veintena de localidades de la provincia de la siguiente obra del elenco, “El enamorado de la Muerte”, un espectáculo sobre la figura y obra de Jorge Manrique propiciado por la conmemoración de los quinientos años de la muerte del poeta y elaborado a partir de sus propios escritos; un montaje para cuya puesta en escena iba a llegar a Cuenca precisamente Ángel Facio, apoyo de valía para el grupo conformado por el citado Cristián Casares, Mariluz Lorca, María Jesús Roldán, Pilar Martínez, Juan Carlos Torrecilla, Juan Carlos Ladrón de Guevara, Héctor Acebrón, Jesús Contreras y Francisco Javier Alarcón como músicos y actores, por Vitejo como escenógrafo, Félix Higueras como luminotécnico y Miguel Durán como director artístico y con Amalia Colmena, Jesús Cañamares, Rosa Mora y Amancio Contreras como colaboradores. Y lo dicho: carretera y manta en una gira iniciada el 24 de agosto en Villar de Olalla que los iba a llevar a actuar en veinte localidades de la provincia para concluir en la propia capital los días 20 y 21 de septiembre, en plenas fiestas de la vaquilla, con sendas representaciones en la barriada Obispo Laplana y en el Polideportivo. Ya en 1980 el grupo llevaría a cabo un segundo montaje sobre la colección de cuentos de origen oriental del “Calila e Dimna” traducidos al castellano en el siglo XIII probablemente por mandato de Alfonso X el Sabio cuando aún era Infante. Desavenencias surgidas entre Casares y el grupo terminarían con la no utilización del carro que había dado nombre y singularidad a la compañía que, sin embargo, aún seguiría adelante con un tercer montaje “Historias de Juan de Buenalma” a partir de los Pasos de Lope de Rueda. Valga la rememoración de su discurrir como mi personal homenaje a Facio al que también tuvimos oportunidad de tener por estas nuestras tierras bastantes otras veces. Pero eso, como se ha hecho ya tópico decir, son otras historias.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información