FITUR CASTILLA LA MANCHA FITUR CASTILLA LA MANCHA
22 de Enero de 2020 Son las 23:51

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2019
0
Imagen de Orión

Orión

Feliz Día de la Constitución

Nosotros pensamos que hoy es un día para que nos felicitemos y así lo expresamos en el título de nuestro artículo.

Pues sí, los españoles tenemos motivos para mostrar nuestro contento por estar al amparo de esa ley que nos protege de iluminados salvadores, que nos tiene a cubierto de los efectos de la nostalgia de aquellos que añoran otros tiempos que solamente para ellos fueron realmente satisfactorios, que nos marca un camino por el que deberíamos transitar para alcanzar unos niveles de felicidad que inviten a profundizar en los valores sobre los que se articula la convivencia en paz.

Porque la Constitución Española (CE) no es sólo un marco normativo sino que es además un compendio de derechos y deberes y una guía para alcanzar las cotas de felicidad a las que un pueblo aspira.

Es como un edificio en construcción que se sustenta en unos cimientos que, en acertadas palabras de Javier Cercas, “es una monarquía parlamentaria que está basada en valores republicanos –la libertad, la igualdad y la fraternidad-“ Esos son los fundamentos por los que debemos felicitarnos.

Pero hay más: el reconocimiento de los derechos de las personas y los pueblos están recogidos de un modo evidente y exhaustivo para el momento en que se redactó. De muchos de ellos ya gozamos de manera satisfactoria y en algunos casos con calidades que están por encima de los estándares medios de muchos otros países. Así lo constatan organismos internacionales. En otros el éxito ha sido solo relativo y es notable la diferencia entre el derecho reconocido y la consecución generalizada del mismo (vivienda, trabajo, atención a la dependencia etc.). Pero bien podríamos decir que, con altibajos, estamos en el camino y sentimos la necesidad de recorrerlo.

No obstante, es evidente que en otros aspectos nuestra CE se nos ha quedado estrecha. En estos años España ha cambiado. Han aparecido nuevos derechos, nuevos hitos sociales. Nuestra estructura sociológica y económica es diferente a la que teníamos hace cuarenta años. También es distinta la demografía y novedosos elementos han aparecido para generar nuevos retos, nuevos escenarios que exigen respuestas entonces no contempladas: globalización, envejecimiento de la población, inmigración, desastre ecológico en marcha, pobreza laboral, desigualdad rampante, independentismo manifiesto etc. son hoy elementos de debate que exigen modificación de paradigmas que hace cuatro décadas teníamos por inamovibles y que sin embargo hemos tenido que someter a revisión porque los “inquilinos” del edificio constitucional hemos cambiado y tenemos otras necesidades u otros modos de ver las cosas.

Y si esto es así las preguntas más realistas que nos debemos formular deberían ser estas: ¿no ha llegado el momento de cambiar aquellos aspectos de la CE que dejaron de ser de utilidad y que aportaban soluciones que hoy sin embargo nos encorsetan?¿no es tiempo de completarla y mejorarla incorporando elementos que den respuesta a los nuevos objetivos?

No se trata de hacer tabla rasa para empezar a construir un edificio nuevo, pero tampoco debe darnos miedo la idea de cambiar algún que otro tabique para que todos nos encontremos más cómodos en esta casa renovada sin renunciar a la fortaleza de nuestros cimientos.

No somos las personas servidoras de las leyes. Son estas las que se aprueban para ponerlas al servicio de todos.

Y conviene recordar que a la libertad, la igualdad y la fraternidad hay que añadir siempre la prudencia. Esa prudencia de la que hicieron gala los constituyentes del 78.

Pero inevitablemente en este escrito coral tanto Adán como Evencio quisieron dejar su impronta.

- ¿No vamos a hablar de la Nación? Preguntó el primero.

- En el próximo hablamos de la Nación y de las naciones. Las mayúsculas importan.

Queda dicho.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información