Más entrevistas: Olivia del Saz Ortega Jairo Cárcaba José María Albareda Jorge Sánchez Albendea Andoni Sierra Ron Darío Dolz Julián Recuenco Araceli Cuerda Alejandro Moya Mabel Lozano

Los Tres Sudamericanos, historia de la música sesentera

Dos de los integrantes del grupo, Alma María Vaesken y Johnny Torales, residen desde hace cinco años en Tarancón y este sábado serán homenajeados en la Fiesta de los Años 60
Los Tres Sudamericanos,  historia de la música sesentera
Foto: Lola Pineda
17/02/2024 - Paula Montero

Alma Maria Vaesken y Johnny Torales, dos de los tres miembros del afamado grupo ‘Los Tres Sudamericanos’ recibirán este sábado un reconocimiento en el marco de la Fiesta de los Años 60 de Tarancón. El matrimonio, que reside desde hace cinco años en la localidad conquense, tiene a sus espaldas numerosos éxitos como Cartagenera, Me lo dijo Pérez, Corazón contento, Pulpa de Tamarindo o Guantanamera. Canciones que les catapultaron a la fama y que a día de hoy siguen siendo grandes éxitos. “No hay nada mejor para un artista que conseguir que sus canciones no se olviden”, coinciden ambos. 

Grandes éxitos que han cantado por todos los rincones del mundo que recorrieron en sus largas giras. “Hemos actuado en América, en Oriente Medio o en las salas más conocidas de Europa”, recuerdan. Durante esos viajes conocieron a personajes que han pasado y pasarán a la historia como los Beatles, el último Sha de Persia, Lola Flores –que además es la madrina de bautismo de una de sus hijas–, el magnate griego-argentino Aristóteles Onassis o Julio Iglesias. Todos ellos han formado parte de una manera u otra de la historia musical de este trío que, aún hoy, “todavía no nos creemos lo que nos ha pasado, nunca pensamos que llegaríamos tan lejos”, aseguran ambos. 

Su éxito llegó por sorpresa. Alma y Johnny se conocieron por mediación de un amigo, se enamoraron y, aunque la familia de ella no veía con buenos ojos la relación porque él ya era un cantante exitoso y ella apenas una niña, el amor acabó triunfando. Con motivo del cumpleaños de uno de los tíos de Alma, ambos decidieron grabar un disco de guarañas –aprovechando los contactos de Johnny en el mundillo– para regalárselo al familiar. Y fue precisamente durante la grabación cuando un representante argentino se fijó en ellos y les propuso grabar una maqueta para Columbia Records. A partir de ahí todo fue rodado y se convirtieron en ídolos de aquella época. 

Y si algo ha perdurado al mismo tiempo que su música ha sido su amor. “Cuando nos casamos nos decían que íbamos a durar tres meses y aquí estamos sesenta años después”, dicen. 

Todo ello lo celebrarán este sábado en el homenaje organizado por el Ayuntamiento de Tarancón, un acto en el que prometen cantar y revivir el espíritu de los sesenta junto a todos los taranconeras y taranconeros porque “nos han acogido con los brazos abiertos” Tanto que el primer año viviendo en Tarancón el autobús que participa en el tradicional desfile de la Fiesta de los Años 60 paró por sorpresa debajo de su balcón y todos los participantes corearon su nombre. “Fue increíble y precioso”, concluyen. Un recuerdo que guardarán para siempre en su corazón junto a las miles de anécdotas que han marcado su carrera pero sobre todo se quedan con “el calor y el cariño” que el público les ha regalado a lo largo de toda su carrera musical.