18 de Octubre de 2021 Son las 12:04

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2020

"Ser finalista de este concurso es ya de por sí todo un premio”

Pablo Donadío Falcón, miembro del equipo del chef estrella Michelin Jesús Segura en el restaurante Trivio, está entre los finalistas del II Concurso Martiko Talento

"Ser finalista de este concurso es ya de por sí todo un premio”
Fotos: Sara M. de Lerma
20/7/2021 · Miguel A. Ramón

Recién graduado en Ciencias Gastronómicas por la Basque Culinary Center, (San Sebastián) va a cumplir un año en las cocinas del restaurante conquense estrella Michelin ‘Trivio’.

Ibicenco de nacimiento, aunque conquense de adopción –no en vano, llegó a Cuenca con tan solo 5 años–, Pablo Donadío Falcón ya apunta maneras a sus 24 años y parece estar llamado a hacerse un hueco en el exigente mundo de la gastronomía.

Hijo de madre venezolana y padre uruguayo, cambió de querer estudiar la Ingeniería de Telecomunicaciones a inclinarse por los fogones como una opción seria de futuro.

Un año en el extranjero para aprender inglés y pensar qué hacer de su vida fue suficiente para escuchar la llamada del mundo de la cocina y no dudar en dar ese primer paso, que a veces es el más difícil, y estudiar la carrera en el prestigioso centro donostiarra.

 

FINALISTA

Un periplo de cuatro años no exento de esfuerzo y dedicación, compaginando estudios con trabajo, pero que, según dice, no solo ha merecido la pena, sino que, además, ha comenzado a tener sus frutos. Y es que ha logrado situarse entre los cinco finalistas del reconocido concurso gastronómico Martiko Talentos, que le llevará a defender sus dos propuestas gastronómicas, Maíz de Río y Pato de Secano, en San Sebastián el próximo 10 de septiembre.

 

“Este logro llega en un momento muy bueno para mí, que viene a recompensar todo el esfuerzo realizado, tanto en la universidad como en el trabajo propiamente dicho”, indica este joven cocinero, quien no duda en asegurar que el hecho de ser finalista es “una manera de decirte que estás haciendo bien las cosas”. Y es que para él “ser finalista de este concurso es ya de por sí todo un premio”.

 

Y no es para menos si se tiene encuenta el nivel de los otros cuatro contrincantes en esta final, puesto que “estamos hablando de gente que viene de restaurantes de dos y tres estrellas Michelin de todo el país”, remarca Donadío, al tiempo que no duda en mostrarse muy ilusionado con este reto. 

 

En concreto, los finalistas del Martiko Talentos son Aitor Martínez Ros, de Can Ros (Castellón); Paula Gutiérrez, del restaurante Víctor Gutiérrez (Salamanca); Abel Gurrea Sanz, de Espacio N, Venta del Sotón (Huesca); Juan Carlos Reyes Moreno, de ABaC (Barcelona); y el conquense Pablo Donadío Falcón.

Foto: Sara M. de Lerma

Una final que afronta con mucha ilusión y a la que concurre con dos platos, que, según subraya, son un claro ejemplo de la cocina de secano de Trivio y, por lo tanto, con marcados aires conquenses. De hecho, este certamen propone la elaboración de dos platos, uno con ahumados y otro con pato como ingredientes principales, y él ha optado por la trucha, como el “ahumado conquense” en su elaboración titulada ‘Maíz de río’. 

 

Reconoce que querría ganar, aunque es consciente de que es un reto complicado, a pesar de que, al fin y al cabo, vaya a jugar prácticamente en casa, después de cuatro años estudiando en el Basque Culinary Center. Pero deja claro que “habiendo llegado a donde lo he hecho, lo único que quiero es disfrutarlo hacer un buen papel, estar a gusto y sentirme satisfecho con lo que voy a hacer”.

 

CONCEPTO DE COCINA

Y es que se confiesa un apasasionado de la cocina, que la define como “todo un arte, donde la mesa es el escenario y en ella nos expresamos a través de nuestros platos”. 

 

De hecho, en la actualidad, es el cocinero encargado del I+D del equipo del chef estrella Michelin Jesús Segura; es decir, de la parte creativa de las elaboraciones culinarias. 

 

Entiende la cocina como algo en lo que debe de predominar la simpleza y la limpieza: “Lo que más me gusta en la cocina es la simpleza, todo simple y muy limpio, pero. eso sí, con las ideas muy claras y siempre buscando ese punto creativo, sin renunciar, por supuesto, a esa limpieza. 

 

En definitiva, que no sea muy rebuscado; es decir, los platos deben estar basados en un concepto muy limpio y sencillo y, a su vez, ser muy bien elaborados. Nada más”.

 

Tiene las cosas muy claras y con esa confianza afronta el reto de defender en septiembre sus dos platos, en el que un jurado de tres miembros valorará desde la exposición de las elaboraciones hasta el concepto, la creatividad, los sabores, el equilibrio, etc.

 

Tan solo queda, en consecuencia, desearle mucha suerte y que se venga de San Sebastián con algún premio.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información