18 de Octubre de 2021 Son las 12:14

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2020

"Queremos que este centro sea un laboratorio de prácticas y colabore con entidades locales”

El decano en funciones de la Facultad de Trabajo Social de Cuenca destaca el amplio programa de prácticas y la cercanía entre profesores y alumnos

"Queremos que este centro sea un laboratorio de prácticas y colabore con entidades locales”
Foto: Saúl García
14/7/2021 · Paula Montero

Aurelio Lascorz Fumanal (Barbastro, Huesca, 1966) es el decano en funciones de la Facultad de Trabajo Social de Cuenca y está a la espera de encontrar una sustituta para dejar el cargo. Sí, una mujer, “para romper el techo de cristal de una vez por todas”, asegura. Mientras tanto, continua su caminio con la mirada puesta en ofrecer formación de calidad a los alrededor de 300 alumnos y alumnas que dan vida al centro cada año. 

Además, junto al resto de profesores también trabaja para mantener la variada oferta de prácticas en organizaciones sociales, instituciones o empresas de la provincia de Cuenca y del resto del territorio nacional porque “para un trabajador social es imprescindible formarse sobre el terreno para ver y comprender la realidad”, dice. 

Asimismo, anima a los futuros estudiantes a emprender el camino universitario “con ganas” pues “podrán ayudar a gente de igual a igual, siempre tratándolos con dignidad y respeto”.

 

P.- Como decano de la Facultad de Trabajo Social, ¿qué objetivos se marca? 

R.- Llevo 27 años en los equipos de dirección de este centro y estoy en funciones, no me he presentado al cargo. No hay nadie dispuesto a presentarse y lo que intento es ver si alguna compañera, mejor que un compañero, por eso del techo de cristal, se animan a presentarse para relevarme. Mi objetivo es que ellas tengan el dichoso perfil que hace falta para tener una plaza más estable porque creo que es lo que hace falta en el centro. 

 

P.-¿Y en cuanto a proyectos en la Facultad?

R.-La puesta en marcha de proyectos es continua, no es un reto que nos hayamos marcado de aquí a un tiempo. A pesar de ser un equipo muy pequeño de gente lo importante es trabajar en equipo. Nuestro principal objetivo es  que nuestros alumnos puedan tener siempre acceso a un buen aprendizaje, sobretodo práctico, para que conozcan y experimenten cómo se trabaja en instituciones, organizaciones y empresas junto a profesionales del sector ya que así se enfrentar al mundo laboral real.

Además, a partir de esas prácticas buscamos identificar proyectos de intervención para ponerlos en marcha desde la propia Facultad de Trabajo Social. Ahora, por ejemplo, estamos trabajando mucho en proyectos de mentoría en los que nuestros alumnos ayudan a menores que han cometido delitos o tienen alguna discapacidad. Me gustaría que este centro siga siendo un laboratorio de proyectos, de prácticas que  genere muchas relaciones con organizaciones locales y del territorio regional para crecer juntos. 

 

P.-Por tanto, ¿la formación práctica es muy importantes?

R.-Sí, aunque este año ha sido complicado asignarlas porque muchos centros sociosanitarios estaban cerrados por la pandemia y no admitían alumnos, aunque finalmente algunos de nuestros estudiantes pudieron acceder a ellos porque fueron vacunados. Sin embargo, a lo largo de este curso nos ha surgido la necesidad de generar proyectos de laboratorio en el propio centro para que los alumnos pudieran cumplimentar sus créditos. Así, surgió el festival ‘Art Fresco’ y hemos hecho talleres con problemas de salud mental. En un año normal trabajamos  y establecemos convenios con unas cuarenta instituciones  y entidades que son de Ciudad Real, Cuenca, Valencia, Alicante, Madrid o Jaén entre otras ciudades españolas. Por ejemplo, aquí en Cuenca trabajamos con la Asociación de Salud Mental ‘Vivir’ o con Grupo Cinco. 

 

 

“La pandemia ha hecho que pongamos en marcha proyectos de laboratorio como el festival Art Fresco para que los alumnos pudieran cumplimentar sus prácticas”

P.- A parte de una formación práctica de calidad, ¿cuáles son los puntos fuertes de este centro?

R.- Hay alumnos que llegan a la Facultad de Trabajo Social de Cuenca porque no les gusta la deshumanización de otros centros y nuestra ventaja es que ofrecemos un trato muy personalizado y humano. Aquí se pude hablar con los profesores con mucha facilidad ya que no somos una facultad masificada. También nos diferenciamos porque aportamos a nuestros alumnos una visión crítica de la sociedad porque la realidad social no es perfecta y está llena de desigualdades.

 

P.- ¿Cabe la posibilidad de aumentar la oferta académica con algún máster o doble titulación?

R.- Por ahora no está en nuestras previsiones poner en funcionamiento un máster para trabajadores sociales pero en el caso de que se diera me parece más interesante generar cursos de especialización interdisciplinarios entre varias facultades del Campus de Cuenca. Además, nuestros estudiantes tienen la posibilidad de complementar su formación con el Grado de Educación Social y viceversa y cada año son alrededor de una quincena de alumnos los que se decantan por esta posibilidad. 

 

P.- ¿Por qué es importante formar a profesionales en el ámbito de Trabajo Social?

R.- Todo el mundo tiene ganas y vocación de ayudar pero no siempre lo hacemos bien. Hay mucha gente que si no tiene formación y consciencia crítica lo que hace es ayudar a la gente al tiempo que la infravalora porque a veces se actúa con cierta superioridad y condescendencia. Por ello es importante formar a trabajadores sociales pues saben tratar a la igual de tú a tú, de forma horizontal. La gente no necesita que se les trate con lástima sino con dignidad y respeto. El trabajo social es aprender a ayudar, gestionar y solucionar todo tipo de problemas. 

 

 

Foto: Saúl García

P.-¿Se plantean los estudiantes de Trabajo Social  cursar una beca Erasmus o Sicue?

R.-Sí, suelen gustar mucho. Nuestros alumnos y alumnas sobretodo demandan irse a países de América Latina  porque se sienten cómodos con el idioma aunque también tienen la posibilidad de viajar a Finlandia, Holanda, Inglaterra o  Lituania, entre otras posibilidades. Igualmente, nosotros hemos recibido alumnos de Colombia o Chile. Además, este tipo de becas son una oportunidad para conocer gente con la que intercambiar diferentes visiones y perspectivas sobre la vida y la profesión. 

 

P.-¿Cuántos estudiantes se matriculan cada año y qué les diría a los que se incorporarán el próximo mes de septiembre? 

R.-Cada año se matriculan en la Facultad de Trabajo Social de Cuenca entre 50 y 60 nuevos estudiantes y les diría que si deciden estudiar Trabajo Social se enfrentarán a tres retos: los cuidados de menores o ancianos,  la lucha contra las desigualdades y, por último, deberán favorecer la convivencia entre diferentes grupos de personas. Tienen por delante desafíos pero sobretodo esta profesión les permitirá abrir la mente.

Etiquetas:
Trabajo Social UCLM
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información