23 de Enero de 2021 Son las 21:29

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2020
Leo Cortijo Artiaga

"Los periodistas escuchamos las quejas de todos y rara vez nos preguntan a nosotros"

El nuevo presidente de la Asociación de la Prensa de Cuenca hace un repaso por los problemas que aquejan al sector

"Los periodistas escuchamos las quejas de todos y rara vez nos preguntan a nosotros"
Foto: Saúl García
20/12/2020 · Dolo Cambronero

El periodista Leo Cortijo Artiaga, de 32 años y natural de Casasimarro, es el nuevo presidente de la Asociación de la Prensa de Cuenca, habiendo obtenido su candidatura, la única que se había presentado al proceso electoral, un respaldo del 90%.

Redactor en La Tribuna de Cuenca, director del portal taurino Por el pitón derecho y colaborador de medios como el ente público CMMedia y la revista Life Cuenca, lleva en la profesión desde 2007, cuando comenzó de prácticas nada más acabar su primer año de carrera en la Universidad Complutense de Madrid.

Ahora, con más de 13 años de experiencia a sus espaldas, hace un repaso por los retos de la junta directiva que dirige -acompañado por Sara Batres, de Radio Televisión Española, como secretaria; Aurora Duque, de Cadena SER, como tesorera; y Miguel Ángel Ramón, de Las Noticias; Mari Carmen Linuesa, de Castilla-La Mancha Media; y Carmen Acedo, del programa Ancha es Castilla-La Mancha de CMM, como vocales- y habla de los problemas de la profesión.

¿Cuáles son los retos que se plantea la nueva junta directiva?

El primer reto es mantener con vida la asociación, que ha venido regida en el último año por una junta gestora ante la falta de alternativa; no había relevo, estaba condenada a la disolución. Por eso el primer objetivo es lograr que la asociación sea un ente vivo, con identidad propia, con espíritu y que esté en ese día a día rutinario de Cuenca en todos los sentidos. Para eso es fundamental la implicación de los socios con iniciativas, ideas, propuestas y sugerencias para que, a través de la asociación, se puedan hacer actividades de todo tipo y lograr ser ese ente con vida que queremos ser. Somos más de medio centenar de asociados.

En la junta directiva hay una clara presencia femenina.

Sí, en la junta directiva hay cuatro mujeres y dos hombres. Para mí es un honor y un orgullo. Pero no es porque haya que meter a chicas; es que las cuatro que están son cuatro profesionales con mayúsculas y cuatro personas extraordinarias. Están porque son muy buenas y los dos hombres, también. Me enorgullece que en el equipo haya tanta mujer.

Y quiero dar las gracias a los asociados por la confianza que nos han dado, al equipo, a los cinco que se han sumado conmigo para remar en este barco en la misma dirección, para que el corazón de la asociación siga latiendo bien y lograr ser ese ente activo en la ciudad que pretendemos.

¿Cuál es la situación de la prensa en Cuenca?

No está siendo un año fácil para nadie. Evidentemente la pandemia ha arrasado con muchísimas cosas y hay ciertos sectores a los que ha tocado especialmente, como la hostelería y el comercio. La prensa también está entre ellos. Los medios de comunicación viven de la publicidad y en épocas de crisis económica, esta se resiente. Los medios están haciendo auténticos malabarismos, como ya pasó a partir de 2008 para sobrevivir. No es una época fácil. Por eso creo que ahora más que nunca el asociacionismo, la colectividad, movernos y actuar como una única voz, como un grupo fuerte, es más fructífero y eficaz que si vamos individualmente. En este contexto tan difícil, la asociación cobra todavía más importancia. Esto es pasajero, no va a ser eterno. Creo que igual esta crisis es más intensa pero más corta que la otra y hay que resistir y aguantar hasta que el temporal amaine. A ver si en 2021, el año de la vacuna, estamos dando mejores noticias.

"En la guerra del clic,de la instantaneidad, se están perdiendo los grandes géneros bien explotados, la crónica, el reportaje, el periodismo de investigación"

¿Y cuál es la situación laboral de los trabajadores del sector?

Para mí los periodistas son héroes, modestia aparte. Somos un colectivo que raras veces se queja. Vamos a escuchar las quejas de los demás para servirles de altavoz y denunciar su situación. Entrevistamos a hosteleros, porque tienen sus negocios cerrados, a los médicos, porque dicen que no tienen herramientas con las que trabajar, pero a nosotros nadie nos pregunta, casi nunca, por nuestros problemas. Y los tenemos de todos los colores. La precariedad laboral es alucinante, sueldos bajos, horas infinitas… Y el periodista se ha convertido también en un hombre orquesta: escribe, maqueta, diseña, saca fotografías y vídeos, hace papel, web y si le dan también radio y televisión.

Son superhéroes que tienen que hacer de todo, de todas las maneras posibles, en un tiempo récord y encima tiene que quedar todo muy bien. Eso ataca directamente a la falta de calidad muchas veces en nuestro propio producto. Pero es que no nos queda otra. Con todos estos problemas, si encima de tener que hacer el pino puente encima de una cuerda de funambulista día sí y otro también, también tenemos que sacar un producto 100% es complicado aunque aún así, a veces lo logramos.

Vamos a hacer algo de autocrítica. ¿Qué estamos haciendo mal en la profesión? ¿Qué cosas deberíamos mejorar?

Buenos y malos profesionales los hay en todas las partes. Pero no creo que lo que se hace mal sea algo achacable a los periodistas en general. Muchas veces depende de la precariedad laboral. Estoy convencido de que si todos nosotros tuviésemos más tiempo y más medios para hacer las cosas, el producto saldría mejor.

En cuanto a las cosas que se deben mejorar, en la guerra del clic, de la instantaneidad, de la rapidez, de las cosas para ayer, todo eso va en detrimento evidentemente de la calidad. Yo creo que la manera en la que se comunica en este momento atenta directamente contra la calidad del buen periodismo. Los periodistas estaríamos encantados y deseosos de poder hacer un mejor producto pero en el contexto en el que nos movemos, es complicado. Habría que contrastar más las informaciones, recurriendo más a las fuentes más primarias, deberíamos tener las informaciones bien sujetas y hacer más periodismo de investigación. Hoy en día se hace muy poco y también pocos reportajes de calidad, crónicas. Se va más a lo instantáneo. Ese es el problema. Se están perdiendo los grandes géneros bien explotados, la crónica, el reportaje, el periodismo de investigación. Esa es la clave.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información