1 de Diciembre de 2021 Son las 19:46

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2020

"El mayor premio de mi paso por La Voz es el apoyo y el cariño de la gente”

La cantautora conquense Paula Serrano habla de su experiencia en el talent show musical y desvela nuevos proyectos de futuro de cara al próximo año

"El mayor premio de mi paso por La Voz es el apoyo y el cariño de la gente”
9/11/2021 · Paula Montero

Cuenta sus sentimientos y vivencias personales a través de sus letras y con su personal estilo ha conseguido cautivar al público, no solo de La Voz, el programa musical del que ha formado parte dentro del equipo de Pablo Alborán, sino que también se ha ganado un hueco en el corazón de sus followers en redes sociales. 

Hablamos de la cantautora conquense Paula Serrano (Cuenca, 1999) que, tras su paso por el talent show, pretende abrirse camino  en el complejo universo de la música  y avanza nuevos proyectos de cara al próximo año pues aspira a que se convierta en su modo de vida. 

 

¿Qué es para Paula Serrano la música?

Es la forma de decir lo que no sé decir con palabras. Empecé escribiendo canciones para mí porque me cuesta hablar de mis sentimientos. En lugar de hablar de ellos me encerraba en mi habitación, me sentaba con la guitarra y simplemente los lloraba en verso. Al principio era una especie de terapia pero aspiro a que se convierta en mi modo de vida. 

 

¿Cómo empezó todo?

A los cuatro años mi madre me apunto a clases de violín y a los ocho ingresé en el Conservatorio de Cuenca. En esta etapa aprendí a tocar un poquito el piano y alrededor de los trece años me empezó a interesar la guitarra, me compré una y aprendí los primeros acordes con tutoriales de YouTube. El interés por el canto llegó más tarde y no fue hasta los dieciséis cuando escribí mis primeras letras.

 

¿Cómo ha cambiado su vida musical a lo largo de los años?

Estaba acostumbrada a subirme al escenario en los conciertos de violín de fin de curso, pero la primera vez que lo pisé para cantar fue en Valencia. Desde ahí empecé a crecer y, aunque siempre me ha dado miedo, disfruto muchísimo.  Después de muchos años he conseguido cantar en algunos bares de Cuenca, en Estival o en la Sala Búho Real de Madrid. Todos han sido muy importantes para mí hasta llegar a ser quien soy hoy. 

 

¿Por qué decide presentarse a La Voz?

Para cumplir mi sueño de dedicarme a la música. Ha sido un proceso bastante largo porque antes de las audiciones a ciegas hay que superar una cantidad tremenda de castings. Yo ya me había presentado a Operación Triunfo y a otras ediciones de La Voz, por eso iba preparada para recibir un no. Al fin y al cabo en estos programas no es cuestión de cantar mejor o peor sino de encajar en el perfil del concursante que están buscando. En ese proceso de castings iba pasando de fase y no me quería ilusionar, pero semanas más tarde, mientras que estaba en una excursión de la universidad en mitad de la nada, recibí un mensaje de WhatsApp con el que me dijeron que estaba dentro de las audiciones a ciegas. En ese momento se juntaron muchas emociones pero siempre he intentado mantener los pies en la tierra. 

 

Llega el momento de las audiciones a ciegas...

Fue una locura, no puedo describirlo de otra forma. Yo voy a ser sincera, al escuchar a mis compañeros se me caía la baba y pensaba que iba a pasar por el programa sin pena ni gloria porque había muchísimo nivel. Estaba segura de que ningún coach se iba a girar pero finalmente sí y fue una alegría tremenda. 

Además, cuando se emitió la audición cientos de personas me empezaron a escribir por redes sociales y me siento la persona más afortunada del mundo. El mayor premio que me llevo de La Voz, a parte de la experiencia, es el apoyo y el cariño de la gente.

 

¿Qué es lo que más le ha marcado?

Lo bonito de poder compartir tiempo con tanta gente que tiene el mismo sueño que tú. Muchas veces, aquí en Cuenca al ser una ciudad pequeña no se organizan muchas cosas y cuando le dices a la gente que te quieres dedicar a la música siempre te miran con cara de ¿en qué vas a trabajar de verdad? 

Sin embargo en La Voz estás rodeada de gente que no se cansa de cantar las 24 horas del día y está en la misma situación que tú. Tienes la sensación de estar entre los tuyos. 

 

¿El balance es positivo o negativo?

Es positivo, aunque he de decir que siendo realistas al mirar la pantalla de la televisión todo parece muy bonito. Detrás hay mucha inseguridad y muchos nervios. En líneas generales todo ha sido muy positivo. 

 

 

¿A partir de ahora qué va a pasar?

Aún tengo que esperar algunas semanas para desvelarlo pero tengo proyectos en marcha. Estos meses he tenido que estar en barbecho porque entre las grabaciones y el contrato no he podido subir música. Estoy deseando que la gente lo vea pero soy muy gafe y prefiero esperar. Ahora tengo más fuerza que nunca para seguir adelante. 

 

¿Seguirá compartiendo contenido en sus perfiles?

Sí, el público es la piedra angular de una carrera musical porque tú puedes hacer unas canciones geniales y tener una voz increíble pero si no conectas con ellos y ellas no vas a poder dedicarte a la música. Por eso a mi me gusta ser humana, contestar a los mensajes que me llegan y ofrecer contenido en redes sociales. Al fin y al cabo será esa gente la que me dé de comer. 

 

¿Dónde se ve en unos años?

Tengo intención de acabar el máster de Educación Secundaria y Bachillerato que actualmente estoy cursando en Toledo. Mi intención es el año que viene dedicarme de lleno a la música porque al final si tú quieres algo tienes que trabajar por ello. 

No puedo esperar a que me llueva una oportunidad porque eso solo pasa en las películas. En la vida real tienes que coger la guitarra e intentarlo. Este año empiezo a caminar y el año que viene espero andar más rápido. 

 

Antes comentaba que en Cuenca no hay muchas opciones, ¿qué le diría a la gente? 

Lo primero de todo, gracias. Sí  que es verdad que Cuenca es una ciudad pequeña y es complicado que salgan adelante proyectos. Eso sí, hay excepciones como por ejemplo Estival Cuenca o el Festival de Otoño.

En general, creo que falta que la gente despierte y les diría que apoyen al pequeño artista. No tienen que esperar a ver a una persona en la televisión, pueden acudir a sus sesiones de micro abierto o escucharlos cuando cantan  en la calle. Parece que solo nos acordamos de la gente cuando va a triunfar. Ojalá que a todos los artistas de Cuenca les den el mismo apoyo que me han dado a mí. 

 

Va a participar en el Festival de Otoño, ¿qué espera de ese reencuentro con el público?

Voy un poco sin expectativas. Ojalá pueda sentir el calor de tocar en casa. Solo espero que la gente se emocione con lo que cante y disfrute mucho. Además va a ser especial porque no voy a ir sola, me van a acompañar músicos y tengo muchas ganas de tocar otra vez. 

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información