Más entrevistas: María Rozalén Rayden Jesús Herrada Karmento Marco Antonio de la Ossa Alberto Asensi Pablo Simonet Tian Lara Adrián Verdú Andrés Gaby Martínez

“En ‘We love Queen’ hacemos un tributo con versiones fieles pero actualizadas”

La compañía Yllana despliega sobre el teatro romano de Segóbriga un espectáculo único que supone una “liturgia de exaltación” a la vida y obra de la banda
“En ‘We love Queen’ hacemos un tributo con versiones fieles pero actualizadas”
Foto cedida
06/07/2024 - Rubén M. Checa

¿Quién no ha escuchado, aunque sea una vez, canciones de la mítica banda Queen como Bohemian Rhapsody o We Are the Champions? Seguro que más de uno sí, ya que los temas de la banda capitaneada por Freddie Mercury siguen aún muy presentes. Tanto es así que en los últimos años no han parado de surgir tributos a la banda inglesa, siendo uno de ellos ‘We love Queen’. Creada y dirigida por la compañía teatral Yllana, esta propuesta musical llega el sábado 6 de julio al teatro romano de Segóbriga a partir de las 22 horas como parte del programa Actuamos en Patrimonio. El cantante Manuel Bartoll será quien se ponga en la piel de Mercury en un show que pondrá a todos los espectadores “de pié”. 

¿Qué se va a encontrar el espectador?

Un tributo, pero en mayúsculas y en sentido amplio de la palabra a una bandaza como es Queen. No hay un imitador de Freddie, pero hacemos sus canciones con unas versiones más actualizadas siendo muy fieles a la partitura y la esencia de las canciones con las herramientas que tenemos hoy en día. También habrá unos músicos maravillosos que tocan en directo, bailarines, … Es un gran espectáculo. 

¿Qué diferencia este de otros tributos que hay de la banda?

Es una ceremonia, hay una especie de sacerdote fanático de Queen cuya misión es llevar su música a todo el mundo. A partir de ahí, se desarrollan una serie de catastróficas desdichas, apareciendo gente en escena que no se les esperaba y muchas más cosas. La obra está dirigida por Yllana, una compañía teatral súper emblemática en lo referido al humor y lo gestual, que le da ese punto macarra, divertido y especial al show. 

En resumen, es una liturgia de exaltación a la vida y obra de Queen…

Exacto. Imagínate un fanático de cualquier religión, pero en este caso del grupo británico. Cualquier persona que está obsesionado con algo, es capaz de cometer locuras. Pero tampoco voy a hablar mucho más porque no quiero hacer spoiler a quien venga el sábado 6 de julio a Segóbriga. 

¿Qué temas de Queen no pueden faltar?

En una hora y 45 minutos que dura el show están todos los temas emblemáticos. Aunque por desgracia la banda no tuvo una vida muy extensa, su obra sí lo es, y ha sido imposible hacerlo todo. El espectador disfrutará con ‘We are the champions’, ‘I want to break free’, ‘I want it all’, ‘Under pressure’, ‘Bohemian rhapsody’. Como no puede entrar todos, también hay varios mix para hacer un homenaje, aunque sea de manera breve, de muchas más canciones. 

¿Cómo se ha adaptado el espectáculo a Segóbriga?

El tema escenográfico sí que hemos tenido que prescindir de algunos elementos por las peculiaridades del teatro romano, pero la música, el vestuario o los bailarines van a estar igual que en la obra en teatros. Segóbriga ofrece un marco precioso. 

¿Qué respuesta estáis obteniendo por parte del público durante la gira?

Con este, llevamos ya ocho años con ‘We love Queen’. Empezamos sin ninguna pretensión, solo queriendo hacer bien las cosas por esa pasión que tenemos a la música del grupo. Hicimos una temporada en Madrid y otra en Barcelona, lo típico, y después de eso empezamos a hacer carretera hasta ahora. La gente sigue yendo al teatro a vernos, incluso repite en otras ciudades, porque este es un show donde te lo pasas bien, cantas, bailas, disfrutas… Casi ningún espectáculo funciona así, con llenos constantes, y estamos súper agradecidos. 

¿La gente apuesta cada vez más por la música en directo?

Sí. Durante la pandemia se popularizó el consumo digital, y sirvió para que después de las restricciones, el público volviera a los teatros y salas de conciertos. Nos dimos cuenta que Netflix o Spotify están muy bien pero no hay nada comparable a ver un concierto en un recinto, una película en el cine o un musical en el teatro. 

Has trabajado en otros musicales como Shrek o La Bella y la Bestia. ¿Qué los diferencia de ‘We love Queen’?

Lo que tiene este espectáculo de especial es la energía. Cuando tu vas a un teatro, los músicos están en el foso, no se les ve, pero aquí están en el escenario al lado nuestro. Esto le da un poder tremendo. Cuando en un solo de guitarra se adelanta, y luego se vuelve atrás, ves al batería sudar…  Tiene esta cosa entre concierto y musical que te da ese punto de energía de decir ‘joder, es que lo estoy viendo’. No hay grandes artificios, es más una cosa de poder y energía. 

Todo vendido en Segóbriga… 

Sí. Los espectadores tienen que venir con ganas de disfrutar, porque seguro que pasamos una noche genial. Seguro que por la noche hará temperatura agradable y eso lo vamos a agradecer. Hemos visto que la gente tiene muchas ganas de interactuar con nosotros levantando brazos y bailando y juntos vamos a poder entrar en calor si hace fresco.