DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES
24 de Septiembre de 2021 Son las 7:14

Entrevistas

Entrevistas

Especial Semana Santa 2020

“Es un libro crudo y real, aunque necesario por lo que intenta enseñar"

El escritor conquense ha publicado 'La Barbería de Mauthausen', un ensayo novelado en el que aborda la experiencia de los republicanos españoles que sobrevivieron a este campo de exterminio nazi

“Es un libro crudo y real, aunque necesario por lo que intenta enseñar"
Foto: Saúl García
14/12/2020 · Miguel A. Ramón

Conocer a Jean Louis Yébenes, hijo de un toledano superviviente al cautiverio en el campo de concentración nazi de Mauthausen, despertó en el historiador y escritor conquense, Miguel Romero Saiz, la necesidad de contar la terrible experiencia de estos más de 2.000 republicanos españoles exiliados en Francia, que, tras enrolarse en las filas del Ejército galo durante la Segunda Guerra Mundial, acabaron recluidos en este campo de exterminio austriaco y, afortunadamente, pudieron contarlo, siendo la mayoría barberos o peluqueros, lo que parece que jugó bastante a su favor.

Un tema que aborda en su último libro titulado ‘La barbería de Mauthausen’ y que él mismo tilda de “duro, crudo y real”, aunque, a su juicio, “necesario”, porque, según dice, intenta enseñar desde la máxima objetividad posible una terrible parte de la historia, marcada por el horror, la privación de libertad, la tortura y la muerte con el fin de que “las generaciones venideras aprendan de ello y no vuelva a repetirse”.

Y es que para el autor es importante el carácter “didáctico y divulgativo” con el que ha concebido este libro, publicado por Ediciones Hades, en el que no solo se contextualiza históricamente este episodio, sino que, además, recoge la reseña biográfica de una docena de supervivientes españoles de este campo de concentración austriaco y aborda la historia humana de este cautiverio en sus 15 capítulos.

Romero espera que este libro, el número 43 de su extensa bibliografía, sea del agrado de los lectores y tenga una buena acogida, al tiempo que confía en conseguir ese objetivo de transmitir una enseñanza mayor y hacer reflexionar al lector sobre la importancia de no repetir ciertos episodios de nuestra historia.

¿Qué se va a encontrar el lector con La Barbería de Mauthausen?

Es un libro crudo y real, aunque necesario por lo que busca enseñar y transmitir a las generaciones venideras. Es duro, porque puede herir la sensibilidad del lector, crudo porque las circunstancias fueron de desesperación, tortura y muerte, pero también muy real porque sucedió. De ahí que todos estos sucesos nefastos puedan generar una enseñanza mayor para el lector y así dar una lección para evitar que se repitan.

¿Quiere decir, entonces, que este libro también pretende enseñar?

Así es. El carácter didáctico y el divulgativo son siempre dos objetivos que, como escritor, me preocupan; es decir, que pueda enseñar algo y divulgar aspectos poco conocidos y de interés del amante de la historia. Es por ello que abordo este episodio histórico con la máxima objetividad posible y diciéndole al lector que no vea en el autor una inclinación a un bando u otro. Todo lo contrario, eso es lo que quiero erradicar de una vez. Lo que intento es hacer hincapié en lo que ha supuesto para el ser humano, y sigue suponiendo actualmente, esa privación de libertad, maltrato y pérdida de dignidad, para que no vuelva a ocurrir. En este caso, es una historia que afecta a españoles, pero podía afectar al resto del mundo, y lo fundamental es que el ser humano no esté esclavizado, expuesto a la tiranía y no tenga la libertad como ser humano que merece.

Tenemos que enseñar con objetividad, mostrando a las generaciones venideras cómo sentir el peso de la historia, rompiendo tabúes y aplicando estrategias para aprender de los errores cometidos, caminar hacia una misma idea de nación, de igualdad, de libertad democrática, de sentimiento compartido y de razón de ser.

¿Cómo ha planteado La Barbería de Mauthausen?

Se trata de un ensayo novelado; es decir, un ensayo que aborda un tema documentado y luego se le da una narrativa novelesca, que permita ser más ameno y atraiga al lector.

El libro se divide en tres partes. Una primera que es de carácter didáctico, en la que brevemente expongo el contexto histórico en el que se desarrolla la acción, es decir, la Segunda Guerra Mundial, la aparición de Hitler y el genocidio nazi, entre 1939 y 1945. Se trata de una introducción didáctica del contexto histórico europeo, en el que se desarrolla el argumento de la obra y la justificación de su recuerdo.

Una segunda parte intermedia consistente en una reseña biográfica de cada uno de los 12 supervivientes de Mauthausen que he elegido, analizando su singularidad y su propia historia personal.

Y la tercera y última parte que es la historia humana de estos cuatro años en 15 capítulos y 300 páginas. Una historia novelada que se desarrolla en el campo de Mauthausen con los presos españoles.

Publicar en este año 2020 un libro con la que está cayendo a consecuencia de la pandemia de la Covid-19, puede parecer a priori algo arriesgado, sin embargo, usted no lo ha dudado ¿por qué?

El libro quise que saliera este año, a pesar del escenario tan adverso que hay con la pandemia, porque se cumple el 75 aniversario de la liberación por las fuerzas aliadas de los prisioneros del campo de concentración de Mauthausen y, de esta manera, sería como un homenaje a estos casi 6.500 compatriotas que estuvieron recluidos en él y del que solo salieron vivos unos 2.000.

Mauthausen se hizo llamar el Campo de los Españoles, porque la mayoría de los republicanos españoles exiliados de España tras la guerra civil se fueron a Francia y allí se incorporaron a las filas del ejército francés, que estaba luchando en esos momentos contra la Alemania nazi. Cuando en la guerra franco-alemana, la balanza comienza a inclinarse hacia el lado germano se hicieron muchos prisioneros, entre ellos estos españoles, que son llevados a este campo de exterminio austriaco, junto a judíos, franceses, polacos, ingleses, etc., donde conviven durante cuatro años.

Foto: Saúl García

¿Qué le llevó a abordar este tema de los supervivientes de este campo de concentración nazi de Mauthausen?

Yo he sido toda mi vida profesor de Historia, y además, vocacional. Eso me ha condicionado a muchas cosas, entre ellas, a contar con la mayor objetividad posible a los alumnos aquellos acontecimientos de nuestro pasado, incluidos aquellos aspectos históricos que por circunstancias no interesaban al gobierno del momento y no se incluían en la programación de la asignatura de Historia. Y pienso que hay que contar todo para que los jóvenes sepan lo más objetivamente posible lo que pasó en nuestra historia para que, en caso de ser cosas erróneas, no se vuelvan a repetir, como pudieron ser las guerras carlistas, los maquis o la guerra civil española.

Por otro lado, me llama mucho la atención la supervivencia del ser humano; es decir, el tesón del ser humano para sobrevivir en determinadas circunstancias. Y eso lo valoro mucho, porque creo que es una demostración de la capacidad de sufrimiento que tiene el ser humano. Además, el español a lo largo de su historia ha tenido que sufrir muchas vejaciones y circunstancias históricas porque la historia de España es una historia muy compleja, en la que casi todos los movimientos del mundo occidental han tenido cierta incidencia en nuestro país por su condición geográfica y estratégica.

Todo este cúmulo de cosas, generó en mí un interés que se vio acrecentado a raíz de conocer a Jean Louis Yébenes, el hijo de uno de estos supervivientes, un exiliado toledano, que me contó muchas vivencias de su padre en esas situaciones. Esto formó una amalgama de detalles, que hizo que hace años me asaltase la idea de poder contar algo de esto referente a España, a lo que se sumó el hecho de que casualmente en los últimos años en mis viajes por Europa visitara distintos campos de concentración, como el de Auschwitz, que me hizo tener mayor interés, si cabe, por este tema.

Doy por hecho que detrás del título de este libro hay una razón de peso, que le hizo inclinarse por él ¿no?

Por supuesto. Este título está justificado en el hecho de que muchos de esos españoles recluidos en este campo de concentración habían sido barberos o peluqueros y fueron elegidos para ejercer este oficio durante su cautiverio y así mantener la higiene de los prisioneros que eran desinfectados y rasurados al llegar a Mauthausen. Esto les supuso que resultaran muy necesarios en el campo de exterminio, máxime cuando, también, se encargaban de cuidar y arreglar el pelo a los militares de las SS. De ahí que entre los 2.000 españoles que sobrevivieron a este campo de exterminio, una gran parte fueran barberos o peluqueros.

Entonces, en La Barbería de Mauthausen se centra en los supervivientes españoles de este campo de concentración ¿no?

Eso es. Solo hablo de los supervivientes y no de todos los españoles que pasaron por Mauthausen, entre los que había algunos conquenses, pero los fallecidos no los toco. De hecho, la parte central del libro la enfoco de manera biográfica a doce de estos supervivientes españoles, que, por cierto, son procedentes de distintos puntos del país, desde Andalucía y Galicia hasta Castilla-La Mancha, y, entre ellos, uno conquense; concretamente, con ascendencia de Valdemeca y que vivía en Barcelona trabajando como peluquero. Se llamaba Manuel Azustre, quien, tras ser liberado de Mauthausen, rehizo su vida en Francia, como tantos otros, mientras que otros prefieron marcharse a Sudamérica, a países como Argentina, Paraguay, México e, incluso, Brasil.

¿El hecho de que se centre en la experiencia de unos republicanos exiliados puede hacer pensar de que en el libro hay una importante carga política?

Ni mucho menos. No es un libro que defienda el republicanismo español, simplemente coinciden que son todos republicanos.

El objetivo que me ha guiado a la hora de tratar el libro es hacer una denuncia para que las nuevas generaciones recuerden esos momentos históricos tan trágicos, tan horrendos por culpa de dictadores, para que no vuelvan a ocurrir.

Me da igual que sean dictaduras de izquierdas o de derechas. Por esa razón, en la parte del epílogo hago mención a que también hubo otros españoles, del bando nacional, que, como voluntarios de la División Azul en apoyo a Hitler, fueron apresados por el ejército soviético y encerrados en campos de concentración, donde fueron torturados y algunos fallecieron.

Por lo tanto, lucho contra esa opresión y vejación de unos jóvenes, independientemente de su ideología política, que seguramente algunos ni la tuvieron.

Por último, ¿le ha costado mucho escribir este libro?

Pues, no. No me ha sido muy difícil escribir este libro, porque he tenido la fortuna de encontrar testimonios de esos supervivientes del campo de extirminio de Mauthausen. Y es que es un libro, sobre todo, testimonial, contado por sus protagonistas. Afortunadamente, son los herederos de esa gente los que cuentan la historia de sus antepasados y a mí me han permitido (esos testimonios) enlazarlos en un contexto histórico aprovechando mi formación como historiador.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información