Más entrevistas: Jairo Cárcaba José María Albareda Jorge Sánchez Albendea Andoni Sierra Ron Darío Dolz Julián Recuenco Araceli Cuerda Alejandro Moya Mabel Lozano Óscar Fernández Ruiz

“La industria es un sector masculinizado pero se han roto barreras y estereotipos”

Olga Burguillo Hernández (Valladolid, 1976) ha sido nombrada directora de la planta de Solán de Cabras –del grupo Mahou San Miguel– en Beteta
“La industria es un sector masculinizado pero se han roto barreras y estereotipos”
Olga Burguillo es la directora de la planta de Solán de Cabras. Foto cedida
08/03/2024 - Dolo Cambronero

La mujer se está abriendo paso cada vez más en los puestos directivos de las empresas. Un ejemplo es Olga Burguillo Hernández (Valladolid, 1976), que ha sido nombrada recientemente directora de las plantas de Solán de Cabras y Fuente del Arca –del grupo Mahou San Miguel–, situadas en el municipio conquense de Beteta. Licenciada en Ciencias Químicas, con especialización en Geoquímica y Mineralogía, tiene una trayectoria profesional de más de dos décadas en la industria de la alimentación, habiendo desempeñado varios roles de liderazgo en compañías como Grefusa y Lácteas Flor de Burgos, entre otras.

¿Qué puesto ocupa exactamente en Solán de Cabrás?¿Cuáles son sus principales funciones?

Actualmente ocupo el puesto de directora de los manantiales de Beteta, donde está ubicada la planta de Solán de Cabras.

Mi función reporta a la dirección industrial de Mahou San Miguel y, principalmente, consiste en asegurar la adecuada operativa de la planta y gestionar el equipo para contribuir a impulsar el proceso de transformación en el que se encuentra inmerso la compañía para reforzar su liderazgo y competitividad futuras.

Mi experiencia en el campo industrial y mi pasión por las personas y por todo lo que hago, estoy segura, me permitirán llevarlo a cabo.

¿Qué barreras se encuentra una mujer para acceder a los puestos directivos?

Toda mi carrera profesional la he desarrollado en un sector tradicionalmente masculinizado, pero, tras más de mis veinte años de trayectoria, he podido comprobar con satisfacción cómo esta realidad ha ido cambiando. Los avances están ahí, pero todavía queda mucho por hacer y muchas barreras invisibles que derribar.

En su caso, ¿con qué dificultades se ha encontrado a lo largo de su carrera por el hecho de ser mujer?

En mi caso, he de reconocer que ninguno insalvable. Es cierto que mirando con “los ojos de hoy” actuaciones vividas en el pasado, ya no serían admitidas por la sociedad actual, lo cual me reafirma en que hemos evolucionado hacia una sociedad más igualitaria.

Aunque, como he dicho, no he sufrido grandes problemas, no quita que no esté concienciada con el problema y siga trabajando para mejorar las cosas y contribuir a acabar con los estereotipos laborales y familiares que continúan frenando el acceso de mujeres a puestos de mayor responsabilidad.

En todo caso, la actitud frente a las dificultades es vital. Nunca he permitido que nadie me diga que no puedo hacerlo, y a veces, somos nosotras mismas quienes nos ponemos las limitaciones. No ha sido mi caso y creo, que es parte del éxito de poder haber roto “techos de cristal” hace ya más de veinte años.

“Cada vez hay más mujeres en el sector de la industria, no solo trabajando en centros de producción, sino también dirigiendo fábricas. Queda trabajo por hacer pero estamos en el buen camino”

¿Cómo ha ido evolucionando el papel de la mujer en la industria?

La realidad es que la industria ha sido un sector históricamente masculinizado pero, como en muchos otros sectores, con el tiempo se han ido rompiendo muchas barreras y estereotipos. La prueba es que cada vez hay más mujeres, no solo trabajando en centros de producción, sino también dirigiendo fábricas. Queda trabajo por hacer, pero estamos en el buen camino, pero va muy ligado al modelo de liderazgo que ha ido evolucionando con el paso de los años, ahora mucho más colaborativo que competitivo, con el foco en las personas, que son, al fin y al cabo, el alma de las compañías.

Mahou San Miguel ha recibido el Distintivo de Igualdad en la Empresa que otorga el Ministerio Igualdad. ¿Qué medidas en concreto se aplican en Solán de Cabras en materia de igualdad?

Mahou San Miguel ha sido pionera en el sector en la implementación de planes de igualdad y promueve la diversidad como fuente de riqueza para la sociedad. De hecho, fue la primera compañía cervecera en ser reconocida con el distintivo de Igualdad en la Empresa, otorgado por el Ministerio de Igualdad 

En concreto, Solán de Cabras lo renovó el pasado año, gracias a la puesta en marcha de diversas iniciativas recogidas en su plan de igualdad, como la presencia equitativa de candidatos en los procesos de selección o la impartición de formaciones para eliminar sesgos, más allá de las medidas para promover la flexibilidad y la conciliación.

Es un compromiso palpable y que se vive en el día a día de la compañía.


Etiquetas:

8M 2024
OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS