Más entrevistas: Lidio Jiménez Pedro Navarro Javier Pelayo Sergio Martínez Marta Martínez Dafne García Pedro Cifuentes David Rubio Luque Guilermo Román Francisco Sáez

“Hay muchas incógnitas en el club y estoy preocupado”

El entrenador del Rebi Cuenca habla de la situación del club de cara a la asamblea extraordinaria del próximo 18 de junio
“Hay muchas incógnitas en el club y estoy preocupado”
Foto de archivo: Saúl García
11/06/2024 - Alejandro del Valle

Con la temporada acabada, toca hacer balance de todo lo que ha vivido el Rebi BM Cuenca. Un año de altibajos en el que se ha vivido la euforia de la competición europea –Copa EHF–, la ilusión de la Copa del Rey y la tensión de haber conseguido la permanencia en ASOBAL en la última jornada.

En suma, deportivamente se ha estado muy lejos de lo esperado, aunque el plano deportivo ha quedado relegado a un segundo plano teniendo en cuenta los grandes cambios que llegan no solo para la institución conquense, sino para toda la liga nacional dada la profesionalización que entrará en vigor la próxima campaña.

De momento, el Ciudad Encantada, cuya directiva ha anunciado su dimisión esta semana, ha fijado una asamblea extraordinaria para el próximo 18 de junio. Lidio Jiménez, entrenador del Rebi Cuenca y persona muy comprometida desde hace años con la estabilidad de la entidad, habla de todo lo que rodea al club en estas fechas.

 

¿Qué balance deportivo haces de esta temporada 2023/24?

Es un año que empezó siendo ilusionante por la competición europea, pero ha acabado siendo duro y complicado por diferentes motivos. No hemos tenido los resultados que creo que podíamos tener por las lesiones, el calendario internacional… ha sido un ambiente diferente que ha hecho que no consigamos lo que creo que podíamos llegar a conseguir. Pero esto es deporte, hemos aprendido del año y las expectativas se pueden complicar. Llevar tantos años a este nivel te obliga a mucho y el jugador a veces no puede o no sabe aceptarlo, es difícil.

 

 

Desde luego, es difícil mantener el nivel cuando nos hemos “malacostumbrado” a ver a Cuenca en los puestos más altos de la clasificación...

De las 10 temporadas hemos jugado Europa cuatro o cinco. Dos nos hemos quedado a un punto, otra por un gol de Pablo Simonet en Copa –semifinales contra Benidorm– nos quedamos fuera… hemos estado siempre bordeando competición europea o clasificándonos. Es difícil mantener esa línea todos los años, todos los equipos tienen alguna temporada así y a nosotros nos ha tocado este año, pero lo hemos solventado. A otros equipos les ha pasado esto y han bajado de categoría. Son 16 años en ASOBAL con tan pocos recursos como los que tenemos. Ahora estamos en una disyuntiva importante porque, o tenemos más apoyo de todo el mundo, o va a tender a desaparecer.

Lidio Jiménez reconoce que ha sido un mal año, si bien pone en valor que es difícil mantener el alto listón que han puesto durante la última década

 

¿Te preocupa la reciente dimisión de la directiva y la convocatoria de una asamblea extraordinaria?

Me preocupa y mucho, creo que no es el momento. Isidoro está muy quemado y es difícil que vaya a entrar nadie a estas alturas. El equipo está sin hacer, el presupuesto sin cerrar… y hay muchas incógnitas, estoy muy preocupado. Velo por el club, por mi situación laboral y por la de los jugadores que tienen contrato. Hay una situación muy complicada, el cambio es importante y es vital el apoyo de las empresas, ciudad, instituciones… esto puede durar un año o dos más, pero se tiene que cambiar la forma de trabajar y profesionalizar el club. Hubiera estado bien que Isidoro siguiera un año más. De hecho, se lo voy a pedir. Pero es algo que hay que pensar porque me parece difícil que pueda entrar nadie en el momento en el que estamos.

 

La profesionalización de la ASOBAL, que afectará a muchos clubes, no ayuda...

Hay tantas incógnitas que nos vamos al 18 de junio, te presentas… y en un mes está el equipo entrenando otra vez. Faltan jugadores por salir, otros por firmar, y hay mucha incertidumbre, todavía más con ese cambio tan drástico de la temporada que viene. Habría hecho las cosas de otra manera, pero entiendo las situaciones y entiendo que lo que se ha hecho así, por algún motivo será.

 

 

Tras la dimisión de la directiva, el Ciudad Encantada ha convocado a sus socios en asamblea extraordinaria para el próximo 18 de junio

 

¿Por dónde pueden pasar las opciones de que el Ciudad Encantada se mantenga estable?

Isidoro es muy complicado que siga, pienso que se necesita lo primero que todos nos volquemos con el club porque hay unas obligaciones que el campo no cumple, van a estar encima y nos van a multar. Hay que hacer un pabellón nuevo, desde hace muchos años. Pero no solo para el balonmano, para Cuenca, porque ya está bien, han pasado muchos años, muchos concejales… y siempre ha sido lo mismo. Hay que apoyar el deporte y, socialmente, el club también necesita muchísima más masa social, porque si no, va a ser inviable. Hablo de ganar en tres años 1.500-2.000 socios por lo menos, recuperar al socio que perdimos en la pandemia haciendo una buena campaña de abonos, tener un pabellón, instalaciones en las que la gente pueda disfrutar del evento… y el club tiene que generar ingresos y profesionalizar el club. ¿En qué aspectos? El comercial, administrativo, dirección deportiva… todo lo que hace que un equipo sea profesional. Un gerente, un director deportivo, un comercial, una administración... Necesitamos varias personas para que el club genere, hay que vender el producto y tiene que ser el propio club el que lo haga. Ese cambio no lo ha hecho y sí tengo un cierto miedo.

 

Está claro que Cuenca no se puede permitir que le quiten algo tan importante como un equipo en la élite del balonmano español...

En Cuenca solo falta que nos quiten el balonmano, si seguimos así va a parecer el zoo. Hay que intentar ayudar individualmente, tener socios que apoyen al deporte de su ciudad y de su provincia. La rama deportiva lleva años profesionalizada y ahora hay que hacerlo con otras, generando nuestros propios recursos que supongan una parte importante del presupuesto. También merchandising, empresas, abonos, un bar propio para poder generar… hay mucho que se puede hacer y estamos a años luz. Pero tenemos que profesionalizarlo en todas las ramas.

 

Foto: Saúl García
Lidio Jiménez insiste en que el club debe profesionalizarse urgentemente y generar sus propios ingresos para subsistir, sin olvidar que necesitan el máximo apoyo de las instituciones, empresas y masa social

En el aspecto deportivo, es un gran problema tener la plantilla a medio hacer cuando otras temporadas ya estaba cerrada...

Hay jugadores con contrato que estamos intentando que puedan salir, esa es la realidad del club a día de hoy. Porque estamos intentando abaratar la plantilla todo lo que podamos por el tema de la masa salarial y llegar al presupuesto. Hasta que estos jugadores no salgan, no podemos adquirir otros de perfil más barato. Estamos negociando, pero no podemos cerrar contratos que no podamos cumplir. El tema deportivo no ha ayudado tampoco, pero no se puede trabajar así. Lo tengo muy complicado, cada año más, y ahora mismo la plantilla está por hacer.

 

De momento toca esperar a esas propuestas en asamblea, esperemos que se saque algo en claro de ella y que se pueda seguir trabajando por adaptarse a estos cambios... 

Ojalá sea así, porque todos los cambios son complicados y es una nueva era, pero hay que intentar presentarnos con la mayor estabilidad posible, algo que ahora mismo no existe.