Es noticia en Empresas: Ruta Gastronómica por la Provincia Donde nacen los sabores Red SSPA
Solidaridad

Disfrutar de un sabroso cocido solidario

El Secreto de la Catedral ofrece todos los jueves este plato a beneficio de la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales
Fotos: Saúl García
26/02/2024 - C.I.P.

El Secreto de la Catedral –ubicado en la calle Obispo Valero, en Cuenca– ofrece cada jueves un plato especial que va más allá de satisfacer el apetito: un reconfortante cocido solidario en favor de ALCER Cuenca.

Esta iniciativa, que comenzó en diciembre de 2023, está teniendo una gran acogida por parte de los comensales, que de este modo además de disfrutar de un sabroso y completo plato de invierno contribuyen a una noble causa.

El cocido, servido en tres vuelcos que incluyen sopa, garbanzos con verduras y carne, se ofrece a un precio de 15 euros. De esta cantidad dos euros se destinan directamente a la asociación ALCER, dedicada a la lucha contra las enfermedades renales en la provincia.

La decisión del Secreto de la Catedral, regentado por Luisa López, no solo busca recaudar fondos, sino también dar visibilidad a la labor que desempeña ALCER Cuenca, comprometida con mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por enfermedades renales.

La asociación ofrece una gama de servicios que abarcan desde orientación social y tratamiento psicológico hasta asesoramiento nutricional y gestión de plazas temporales de diálisis.

Luisa López señala que tras surgir de “forma espontánea” la posibilidad de colaborar y apoyar la labor que realizan desde Alcer, no se lo pensó dos veces. “El cocido es un plato redondo para el invierno y los días de frío, y estamos encantados de poder ofrecerlo como una manera de dar visibilidad y apoyar a una causa tan importante", afirma.

Según apunta, la intención es mantener la campaña solidaria hasta que llegue el calor, momento en el que “evaluaremos la posibilidad de seguir colaborando de otro modo con ALCER Cuenca".

López destaca la importancia de estas acciones para sensibilizar a la sociedad, en este caso sobre las enfermedades renales, pero también de cómo la gastronomía puede unirse con la solidaridad para generar un impacto positivo en la sociedad.