Es noticia en Empresas: Ruta Gastronómica por la Provincia
Especial Capitalidad Gastronómica 2023

Cocina de autor con platos con gran personalidad en Gastrobar El Gallo

La carta del establecimiento, ubicado junto al río Huécar, tiene influencias de recetas internacionales, desde mediterráneas a japonesas y mexicanas
Foto: Saúl García
02/05/2023 - Dolo Cambronero

Comenzó su andadura en Cuenca capital hace cerca de seis años como un bar más bien de cerveceo aunque en este tiempo El Gallo Gastrobar ha evolucionado hacia un establecimiento que aún mantiene esa faceta pero que la compagina con una cocina de autor con referencias internacionales que busca ofrecer una experiencia gastronómica al cliente. 

La propietaria y cocinera de este local situado en la esquina de la calle Fray Luis de León es la leonesa Marina Cenitagoya, quien, durante una visita a su familia en la capital conquense, se enamoró de la ubicación de este establecimiento, que está frente al río Huécar a la altura de las escaleras del Gallo y que por aquel entonces permanecía cerrado. “Nos pusimos en marcha y todo salió de cara”, rememora la joven, que había estudiado Cocina en San Sebastián y trabajado en el sector gastronómico en diversas ciudades antes de montar su propio negocio en Cuenca.

La carta del establecimiento se cambia varias veces al año para adaptarse a los productos de cada temporada y buscando sorprender a los comensales. “Me aburro si hago siempre lo mismo”, reconoce Cenitagoya. No obstante, hay platos que se mantienen y ya se han convertido en todo un clásico de El Gallo Gastrobar como los yubikis de zamburiñas con emulsión de kimchi; los baos –especie de pan de elaboración asiática y que se hace al vapor– rellenos de panceta, pepino y cebolleta, acompañados de una salsa especial; o el tataki de atún, crema de yogur y eneldo, manzana, menta y mango, entre otras delicias.

 

Una vistosa alcachofa confitada con crema de gambas al ajillo, yema de huevo y espuma de patata; flores de calabacín rellenas de quesos italianos y lima; y sardina ahumada, mantequilla y pera sobre pan brioche son otras de las suculentas propuestas del local, en el que también sobresalen los platos de pescado.

REPOSTERÍA

Y en el apartado de repostería, la tarta de queso es uno de los buques insignia de El Gallo Gastrobar aunque tampoco se quedan atrás las torrijas de brioche con crema inglesa, fresas y leche de coco. Y una de las recientes incorporaciones en la carta de dulces es una reinterpretación de una conocida marca de chocolatinas y que en este establecimiento han reinventado con una elaboración que incluye barquillo, mousse de chocolate con leche, espuma de coco y helado de avellana.      

Todos estos platos dan vida a una variada carta que propone una exquisita combinación de sabores y que se ve realzada por un producto de calidad, apostando en la medida de lo posible por proveedores de la tierra como, por ejemplo, los hortelanos de Palomera.

“Buscamos una cocina de autor con platos con mucha personalidad. Intentamos que el cliente se vaya con una experiencia gastronómica”, subraya Cenitagoya, que destaca las influencias internacionales de recetas desde mediterráneas hasta japonesas y mexicanas. 

Un equipo profesional, comprometido y cercano pone la guinda al pastel en este acogedor establecimiento que ofrece un ambiente tranquilo. Aunque el auténtico secreto del local es “la pasión, el amor” que le ponen a la cocina.