Es noticia en Deportes: Fútbol Ayudas al deporte Fútbol Sala Universidad de Castilla-La Mancha Piragüismo Pádel Triatlón
Fútbol Sala

El VivoCuenca se desquita con una meritoria remontada (2-1)

Los tantos de Valen e Ivi le han dado la vuelta a un emocionantísimo partido
Fotos: A.D.V.
15/10/2023 - Alejandro del Valle

Distinto lugar, misma emoción. El VivoCuenca se ha visto obligado a cambiar El Sargal por el San Fernando para el partido que les ha enfrentado hoy al Foncair Daimiel Fútbol Sala, el cual se ha resuelto por 2 a 1. Tiraron de casta los azulones para remontar un partido complicado, con continuas idas y venidas y, sobre todo, que ha supuesto una delicia para los asistentes. Se reenganchan así los azulones a la victoria tras dos empates consecutivos.

Dos equipos muy igualados se dejaban ver sobre la pista del San Fernando, y Valen probaba fortuna en primer lugar con un fuerte zapatazo que se marchaba arriba. Los pequeños detalles acabarían decantando esta balanza tan equilibrada, y el Vivo cayó por error propio: un fallo en la salida de balón de Cacha acabó en un regalo a Marcos Ruiz, que remataba muy cerca del área sin oposición para poner el 0-1. Se lamentaban los azulones por pagar caro un fallo propio.

No iba  a pisar el freno el Daimiel, que ofreció una primera mitad bastante intensa con presión alta y sin dejar a los conquenses mover la bola de manera cómoda. Mario Gómez, en portería, tuvo que sacar los reflejos a pasear en varias ocasiones para evitar que la renta visitante fuera a mayores.

Con el paso de los minutos mejorarían los de Manolo Moya, que ya empezaban a incomodar a los daimieleños: Valen se sacaba un buen tiro en el minuto 12 que Miguel Ángel Rodríguez –en meta- atajaba bien, y Gómez respondía para los viveros deteniendo un tiro de Marcos Ruiz.

Un pase filtrado a Ivi, que se plantaba en uno para uno, fue desbaratado de nuevo por el portero visitante, y Valen estaba a punto de firmar el gol de la mañana cuando lo intentaba de tacón en un pase precedido de un caño. Ambiente caldeado en los últimos minutos, con un guion de idas y venidas muy atractivo para el espectador.

Ya en la segunda mitad, el Vivo reaccionó con contundencia y salió bastante agresivo: no daban tregua los locales a Rodríguez, aunque las más claras las tenía Budia con una surrealista jugada en la que se topó con el travesaño, Valen le devolvió el esférico tras el rebote y el propio Budia volvió a estrellar el balón con el larguero.

Pero la mejoría era evidente y el gol no tardaría en llegar: Valen desatascó el partido con un duro punterazo que significaba el 1-1 para la euforia del Vivo, que llevaba tiempo esperando el gol y que se quitaba un peso de encima.

Minutos de trabajo de nuevo para Mario Gómez, y es que el Daimiel metía una macha más tras encajar el gol. Vicente Carnal también se toparía con la madera tras un lejano tiro, y Cacha coqueteaba con el 2-1 pero salió bien Rodríguez para achicar. El partido era un maremoto de ocasiones.

Budia probaba fortuna con un potente disparo que recibía la felina parada de Rodríguez, y de nuevo respondería Mario Gómez con una doble parada –y el posterior blocaje de balón- en una gran ocasión para el Daimiel.

La euforia se desataba a falta de tres minutos para el final, cuando un Ivi muy pegado a la banda se inventaba un tiro cruzado que batía a Rodríguez para poner a los suyos por delante. Lo celebraba al estilo Bellingham para el gozo de la grada, sabiendo por otra parte que ahora tocaba apretar los dientes y defender la ventaja con todo lo que tuviesen.

Minutos finales tensos: reclamaría penalti el Daimiel en la última jugada del encuentro tras un barullo en el área con una posible mano. No lo consideró así el colegiado en una jugada muy difícil de pitar, para el visible descontento de jugadores y cuerpo técnico del Daimiel, viendo la roja algunos de ellos.

Se reenganchan así los azulones al tren de la victoria, algo vital teniendo en cuenta el ilusionante partido que vivirán el miércoles en la tercera ronda de la Copa del Rey que tendrá lugar, esta vez sí, en El Sargal.