Es noticia en Cuenca: Día Internacional del Orgullo LGTBI Empresas Sucesos Loterías y Apuestas del Estado Renfe UCLM Conka Street 2024 Educación Cirugía pediátrica
Día Mundial contra el Cáncer

Frente común y esperanzador contra el cáncer

Representantes de la Gerencia del Área Integrada de Cuenca y de la AECC han formado un gran lazo verde solidario, animando a la población a participar en los programas de cribado
Frente común y esperanzador contra el cáncer
Fotos: Lola Pineda
02/02/2024 - Dolo Cambronero

Con motivo de la conmemoración el próximo 4 de febrero del Día Mundial contra el Cáncer, personal de la Gerencia del Área Integrada de Cuenca y miembros de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) se han unido este viernes a las puertas del hospital Virgen de la Luz de la capital conquense para confeccionar un gran lazo verde solidario contra esta enfermedad.

El delegado provincial de Sanidad, José María Pastor, ha puesto el acento en el programa de cribado del cáncer de mama, dirigido a mujeres de 45 a 70 años, y cuyos datos, según ha recalcado, son “esperanzadores”, dado que está “consolidado plenamente” con más de un 88% de participación. De las 9.931 personas que participaron en 2023, solo 76 personas fueron derivadas a una revisión más profunda, detectándose 35 casos de este tipo de cáncer.

Pastor ha incidido en la importancia de este programa para detectar de forma precoz tumores de mama, lo que ​​aumenta las esperanzas de curación.

Por su parte, el gerente del Área Integrada de Cuenca, José Antonio Ballesteros, ha explicado que están inmersos en diversas líneas estratégicas para luchar contra esta enfermedad, trabajando también de la mano de la AECC, y ha puesto el foco en los programas de cribado de cáncer de colon y de cérvix, toda vez que el de mama está ya totalmente consolidado.

El primero de ellos se institucionalizó en el año 2016 en Castilla-La Mancha y está dirigido a personas de entre 50 y 69 años, a los que se anima a participar cada dos años. En concreto, en el Área Sanitaria de Cuenca se han realizado ya 300.000 invitaciones, participando 130.000 ciudadanos, lo que supone el 44% del total. “Es un porcentaje alto pero tenemos que seguir creciendo”, ha confiado.

Según ha detallado Ballesteros, el test de sangre oculta en heces ha dado en Cuenca una positividad del 6%, “lo esperable según la evidencia mundial”. A raíz de ello se han realizado 7.800 colonoscopias y se han diagnosticado 400 cánceres en fases incipientes en personas que “estaban viviendo una vida completamente normal”. “Me atrevo a decir que se les ha salvado la vida por responder positivamente a una carta”, ha recalcado. Además, también se han detectado 3.200 adenomas, que son lesiones premalignas que “un día acabarán siendo cánceres”.

“Según marca la evidencia, el 90% de esos 400 conquenses estarán viviendo fantásticamente dentro de cinco años. Mientras que el 50% de todos esos ciudadanos dentro de cinco años ya no vivirían si no hubieran aceptado la invitación”, ha señalado.   

En cuanto al cribado cáncer de cérvix,  ha recordado que ha pasado de ser un programa ocasional a convertirse en uno poblacional, dirigido a las mujeres de entre 25 y 65 años, porque “se vio que el 60% de los cánceres de cuello uterino que se diagnosticaban se producían en personas que no habían pasado por el cribado”.

Ballesteros también ha aprovechado para agradecer la labor que realiza el área de Oncología del Virgen de la Luz, celebrando que en el nuevo hospital de Cuenca se vaya a crear el servicio de Oncología Radioterapéutica, dotado con la más moderna maquinaria.

“El cáncer es el primer problema sociosanitario en el mundo”, ha señalado por su parte la presidenta de la Asociación Española contra el Cáncer de Cuenca, María Dolores Serrano, que ha apuntado que dos hombres de cada tres y una de cada tres mujeres van a sufrir esta enfermedad en el año 2030 si se continúa con esta tendencia. Ante este panorama, la responsable ha hecho hincapié en la prevención, tanto con hábitos de vida saludable como con programas de cribado. En este sentido, ha pedido a la población diana que participe en estos planes de detección precoz. “Le puede salvar la vida”, ha subrayado.

La asociación pone el foco este año en las personas con cáncer en situación de vulnerabilidad laboral, haciendo un llamamiento a todos los actores sociales para que se pueda atender las necesidades de los afectados tanto durante el tratamiento como en la rehabilitación dado que muchas veces se ven obligados a dejar de trabajar o disminuyen sus ingresos en el caso de ser autónomos.