Es noticia en Cuenca: Incidencias Escuela de Verano de Cuenca MUPA Colectivos Programa Envejecimiento Activo Hostelería Feria Taurina de San Julián 2024 Judicial Turismo
Barrios

El Defensor del Pueblo admite a trámite las quejas del barrio de La Paz

Hace unos días una vecina se caía por las escaleras que dan acceso a la Plaza del Romero debido al mal estado de los escalones e interpondrá una denuncia
Foto: Saúl García
08/12/2017 - Nuria Lozano

El Defensor del Pueblo ha admitido a trámite las quejas de la Asociación de Vecinos de La Paz que le trasladaron por escrito el pasado mes de octubre poniendo de manifiesto la situación de deterioro crónico que sufre el barrio.

El presidente vecinal, Faustino Muñoz, ha mostrado su satisfacción por este importante paso aunque insiste en que “seguimos entre enfadados, mosqueados e indignados porque el Ayuntamiento siga con la excusa de que no hay dinero para atender nuestras demandas y solo nos dé buenas palabras”.

Una rabia que trasladaban al Defensor del Pueblo aportando detalles del lamentable estado del barrio después de 20 años de “abandono”: aceras destrozadas, escaleras sin escalones, muros derruidos o con grietas, alumbrado escaso, ausencia de simples papeleras y zonas de juego infantil, escombros, excrementos caninos y falta de un centro social o lugar de reuniones.

También impotencia y pena porque no saben qué hacer para que el equipo de Gobierno atienda sus numerosos escritos o presten atención a las pancartas que cuelgan de las fachadas desde hace meses, ha dicho Muñoz, quien recalca que la situación va de mal en peor.

De hecho, la semana próxima se presentará una denuncia ante la Policía Local por la caída que sufrió una vecina de avanzada edad el pasado 30 de noviembre en las escaleras que acceden a la Plaza del Romero. Debido al mal estado de los escalones esta persona tropezó y rodó varios metros. No es la primera vez que ocurren accidentes de este tipo.

Asimismo, el presidente de la Asociación de Vecinos asegura que en el bloque 11 se produjo una rotura de la red de agua “y tras las obras se limitaron a poner unas vallas y sigue todo levantado desde entonces”.

"Tenemos claro cuando van a hacer algo: en 2019, unos meses antes de las elecciones"

Faustino aclara que “no vamos a parar” y no van a quitar las pancartas. Le gustaría emprender otras acciones pero es consciente de que el 80 por ciento de los vecinos de los 14 bloques de viviendas son mayores de 75 años “y hacerles salir a la calle, más ahora con este frío, te hace sentir hasta mal”. No obstante, prosigue, “que tenga claro el alcalde que cada vez que presuma de algún logro por las redes sociales va a tener su contestación”.

Muñoz critica además que Mariscal les haya reprochado que el barrio tiene zonas privadas de las que deben ocuparse ellos. “Que nos diga cuáles son, pero eso sí, quíteme la zona azul, porque si la ha puesto es porque no será tan privado”, recalca. De igual manera, recuerda que los residentes de La Paz pagan los impuestos como cualquier otro conquense, incluso han visto cómo el IBI ha pasado de 53 a 97 euros anuales desde 2009, “casi un cien por cien más”.

Aunque la ayuda mediadora del Defensor del Pueblo ante el Consistorio les insufla esperanzas, el presidente de los vecinos de este barrio con más de 50 años de antigüedad se muestra convencido de que no se pondrán manos a la obra hasta 2019. “Seguro que unos meses antes de las elecciones ya habrá dinero y nos arreglarán todo”, ironiza.