DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES
25 de Septiembre de 2021 Son las 6:06

Cuenca

Cuenca

Especial Semana Santa 2020
Patrimonio

El chapitel de la torre del Salvador deberá ser reconstruido por completo

Su estado de conservación es peor de lo esperado, con carcoma y pudrición en la estructura de madera y las teselas de zinc del tejado muy deterioradas, lo que obligará a una actuación más profunda

El chapitel de la torre del Salvador deberá ser reconstruido por completo
Fotos: Antonio Trujillo
28/7/2021 · Miguel A. Ramón

El chapitel de la torre de la iglesia del Salvador, de la capital, tendrá que ser reconstruido por completo debido a su avanzado estado de deterioro. Esta es tan solo una de las conclusiones a las que se ha llegado en el estudio previo para la redacción del proyecto de rehabilitación integral de esta torre neogótica, que esta Parroquia conquense ha encargado a los arquitectos Rubén Amigo y José Leandro Sánchez. Valoración que también ha servido para constatar que el estado de conservación no es mucho mejor en el resto de la torre, tanto en el exterior como en su interior. 

El andamio instalado por el Consorcio de la Ciudad de Cuenca en torno a esta torre campanario, que ha formado parte del skyline de la ciudad durante varios meses, no solo ha permitido valorar su estado real de conservación, sino también acometer las reparaciones de mayor urgencia, tras el desprendimiento en junio de 2019 de uno de los ventanucos del chapitel. Arreglos que, por cierto, ya han concluido, por lo que esta misma semana han dado comienzo las labores de desmontaje de esta estructura.

Intervención que se ha desarrollado en estos meses y que ya se ha ejecutado en su totalidad, quedando a la espera de qué va a ocurrir con la recuperación integral de esta torre neogótica de 1905. 

En este tiempo, además de llevar a cabo una exhaustiva revisión de la torre y la retirada de aquellos elementos con riesgo de desprendimiento, se han ido acometiendo diversas labores de reparación, como por ejemplo en el chapitel con el cierre provisional del ventanuco desprendido, así como el arreglo del agrietamiento del plomo en el paño contiguo con el fin de evitar que se desprendiera y cayera a la vía pública.

 

Fotos: Antonio Trujillo

PROYECTO REHABILITACIÓN

La redacción del proyecto de rehabilitación integral de esta torre de 1905 se encuentra bastante avanzada hasta el punto de que, según Rubén Amigo, uno de sus redactores, podría estar listo en cuestión de dos meses. De hecho, ya se tienen claras las líneas maestras de esta intervención que, sin duda, será de mucha más envergadura de la que se esperaba en un principio. Y es que, según subraya Amigo,  el estado de conservación del chapitel, por ejemplo, es “peor de lo que imaginábamos”, ya que la madera presenta carcoma y pudrición, lo que hace inviable su recuperación e indispensable y totalmente necesario el desmontaje de toda la estructura y su reconstrucción con madera nueva.

Y por si eso fuera poco, las teselas de zinc que cubren el tejado se encuentran en su mayoría bastante deterioradas y muy desgastadas, de ahí que, además de aprovechar aquellas mejor conservadas, los arquitectos redactores se inclinen por reproducir el troquel con la mayor exactitud posible al original para, de esta manera, poder fabricarlas y devolver al chapitel su aspecto primigenio. A ello habrá que sumar la nivelación de la veleta y la instalación de un pararrayos.

Pero las necesidades de la torre no se quedan ahí y el deterioro se hace patente igualmente en el resto de cuerpos. Así, tal y como detalla el arquitecto corredactor del proyecto, es fundamental tratar la sillería y los ladrillos, consolidar todos los morteros y restaurarlos, sin olvidar la reconstrucción de algunas zonas especialmente dañadas con problemas, incluso, estructurales.

Aspecto que presenta el techo del cuerpo de las campanas. Foto: Antonio Trujillo

El interior de la torre no es una excepción y este proyecto contempla, por ejemplo, actuar en las escaleras con el fin de adecentarlas, recuperar el acceso a lo alto de la torre y, de esta manera, hacerla visitable para el público en general. No en vano, tal y como subraya Amigo, esta torre es sin duda la más cómoda de subir de todos los templos de la ciudad por la anchura y amplitud de sus escaleras.

Pero para ello, es necesario eliminar el solado construido en una intervención anterior que corta el acceso al cuerpo de las campanas y obliga a pasar por una gatera para llegar a lo alto de la torre.

El cuerpo de las campanas también es objeto de intervención en este proyecto de rehabilitación integral. Por un lado, se propone volver a dotar a las campanas de un yugo de madera, similar al que tenían originalmente, para que puedan voltear como antiguamente. Algo que, según Amigo, obligará a acotar una zona central con el fin de generar un espacio seguro para el visitante, teniendo en cuenta la acción del volteo de las campanas. Y, por otro lado, se contempla la instalación de una escalera de caracol hacia el chapitel, junto a unas pequeñas pasarelas que den acceso a los cuatro ventanucos. De esta manera, se pretende facilitar las labores habituales de mantenimiento en esta zona de la torre, que hasta ahora son prácticamente imposible y que es, precisamente, lo que ha propiciado su actual mal estado de conservación.

Estado del chapitel de la torre del Salvador. Foto: Antonio Trujillo

Una intervención, sin duda, de una envergadura considerable, que, tal y como detalla el arquitecto, conllevaría, además, la instalación de un andamiaje especial, puesto que sería necesario e indispensable montar talleres de carpintería y cantería en el propio andamio, con maquinaria que en algunos casos puede llegar a pesar hasta 300 kilos, con el fin de que se pueda trabajar sin necesidad de tener que bajar a la calle y así agilizar los trabajos y su ejecución.

Dado el volumen de esta obra y la considerable inversión necesaria, desde la Parroquia del Salvador se pretende solicitar la ayuda del Consorcio de la Ciudad de Cuenca para su ejecución. La Parroquia estudiará la inversión a la que puede hacer frente y pedirá al Consorcio que se haga cargo del resto del coste de la obra, ofreciendo como contrapartida la apertura al público en general de la torre para disfrutar de las maravillosas y espectaculares vistas que ofrece de la ciudad, haciendo hincapié en que, al fin y al cabo, no es un elemento indispensable para la liturgia, sino más bien un elemento cultural que forma parte del skyline de la capital. La comunicación con el Consorcio está siendo muy fluida y, de hecho, según Amigo, está al tanto del estado real de la torre y de la intervención a realizar. Ahora es el Consorcio el que debe tomar una decisión al respecto y valorar si apoya o no y, en caso afirmativo, cómo lo va a hacer.

Foto: Sara M. de Lerma
logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información