Es noticia en Cuenca: UCLM Altas capacidades Sucesos Día Internacional del Orgullo LGTBI Loterías y Apuestas del Estado Cirugía pediátrica Servicios Sociales Conka Street 2024 Comercio Local
Migraciones

La antigua residencia de 'Las Pepas' acogerá a 30 migrantes trasladados desde Canarias

"No podemos ser tan solidarios con Ucrania y tan insolidarios con África", señalan desde ACCEM, entidad que gestionará la acogida de un total de cincuenta personas en Cuenca
La antigua residencia de 'Las Pepas' acogerá a 30 migrantes trasladados desde Canarias
Foto: Saúl García
07/11/2023 - Dolo Cambronero

Cuenca acogerá de forma inminente a medio centenar de los migrantes subsaharianos que han llegado últimamente a las costas canarias, de los cuales treinta se ubicarán en la antigua residencia del colegio La Sagrada Familia -conocido en la capital como ‘Las Pepas’- mientras que para el resto se buscará alojamiento en otros espacios como pensiones todavía por concretar.

La organización ACCEM Castilla-La Mancha será la encargada de gestionar la acogida de estas personas en la región, a la que el Gobierno central ha asignado 200 migrantes con el fin de descongestionar los centros canarios, según detalla Braulio Carlés Barriopedro, responsable territorial de la ONG.

El representante de esta organización puntualiza que el espacio que albergará a los migrantes es independiente de las instalaciones educativas y se está acondicionando para aislarlo completamente del colegio con el fin de no alterar su funcionamiento habitual y no ocasionar ningún tipo de problema.

La llegada de estas personas se producirá “en breve” aunque aún se desconoce la fecha concreta y la acogida se prolongará durante unos meses. En cuanto al perfil de los migrantes, en las llegadas a Canarias se diferencian principalmente tres grupos: varones de entre 18 y 40 años, mujeres y menores.

A raíz de las quejas manifestadas por parte de algunas de las familias de este centro educativo, Carlés dice entender “el miedo” aunque lo achaca al “desconocimiento” y confía en que Cuenca sea una ciudad acogedora con estas personas que “se juegan la vida” en busca de un futuro mejor.

“No podemos ser tan solidarios con Ucrania y tan insolidarios con África”, recalca el responsable, que recuerda asimismo que La Sagrada Familia es un colegio católico y que el Papa Francisco aboga por utilizar espacios religiosos en desuso para acoger a migrantes.

Además, también considera que el colegio podría aprovechar esta experiencia con fines pedagógicos para que el alumnado conozca la realidad de la migración y que hasta incluso se podría constituir un grupo de voluntariado en el centro educativo.