Es noticia en Cuenca: Educación investigación Vespas Pedanías de Cuenca Ferias EvAU Altas capacidades
Esclerosis

Ademcu recauda fondos para financiar su actividad

“Nadie sabe a quién le puede pasar mañana”, señala la presidenta de una asociación que en octubre del próximo año celebrará su 20 aniversario
Fotos: Saúl García
18/12/2019 - G. D.

Los socios de la Asociación de Esclerosis Múltiple de Cuenca (Ademcu) han salido un año más a la calle para celebrar el día nacional de esta enfermedad, darla conocer y recaudar fondos para el funcionamiento diario de la asociación, que tiene contratados a cinco profesionales entre fisioterapeuta, logopeda, terapeuta, psicóloga y administrativa, unos medios personales imprescindibles para prestar servicio a sus más de 200 asociados.

Hay instaladas mesas informativas en Carretería, el hospital Virgen de la luz y la estación de autobuses a las que se están acercando cientos de ciudadanos, entre ellos representantes de las instituciones, con el fin de mostrar su apoyo a quienes padecen esta enfermedad, entre 700 y 800 personas en la provincia, unas 300 en la capital, donde en el último año se habrían diagnosticado al menos cinco nuevos casos. Una enfermedad del sistema nervioso que afecta al cerebro y a la médula espinal que suele aparecer entre los 20 y los 40 años de edad cuyos síntomas varían mucho dependiendo del paciente pero entre los que se incluyen fatiga, dolor, falta de equilibrio, alteraciones visuales y cognitivas o dificultades del habla y temblor.

Será en el mes de octubre del próximo año cuando la asociación Ademcu celebre sus primeros veinte años de vida, un tiempo en el que la enfermedad, apunta su presidenta, Avelina Hortelano, ha pasado de ser una gran desconocida a que la gente sea consciente de ella. Recuerda, en este sentido, que cuando se la diagnosticaron a ella, hace más de veinte años, tuvo que ir de médico en médico, pasando por Madrid y por Valencia, mientras que ahora se diagnostica en poco tiempo.

En la asociación agradecen el apoyo de los conquenses que contribuyen a financiar sus actividades, porque “nadie sabe a quién le puede pasar mañana y, aunque sea con unos pocos céntimos, granillo a granillo vamos sacando adelante la asociación”.