LUZ CUENCA FUNDACIÓN IMPULSA CLM
Es noticia en Provincia: Agricultura Consejería de Igualdad Asistencia Técnica a Entidades Locales Música Política Nacimientos Nuevas tecnologías Protestas agricultores Tráfico
FIDA

La Feria Internacional del Ajo abre sus puertas dos años después

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, y el alcalde de Las Pedroñeras, José Manuel Tortosa, han inaugurado esta 48 edición que se extenderá hasta el domingo
Foto: Lola Pineda
29/07/2022 - C.I.P

Con ilusión por lo que supone retomar la normalidad, con la esperanza de que todo lo que sea hablar de Ajo Morado ayude a reconocer las diferencias de un ajo único, considerado el mejor del mundo, pero con incertidumbre ante la situación del mercado y los precios. Así afronta el sector la vuelta de la Feria Internacional del Ajo (FIDA) a Las Pedroñeras después de dos años de parón por pandemia.

La muestra monográfica, que este año debería celebrar el medio siglo de existencia, abría este viernes las puertas de la 48 edición que se prolongará hasta el domingo 31 de julio, con la participación de 42 stand de empresas relacionadas con el sector y un amplio programa de actividades que como en años anteriores contempla una parte técnica enfocada al sector profesional y otra al público en general con actividades lúdicas que se desarrollan tanto en el recinto como en otros escenarios de la localidad.

El consejero de Agricultura, Fracisco Martínez Arroyo, y el alcalde de Las Pedroñeras, José Manuel Tortosa han inaugurado oficialmente la feria, en un acto que ha contado con numerosas represetación institucional entre los que se encontraba la vicepresidenta de la Diputación de Cuenca, Elena Carrasco; la directora general de Alimentación, Elena Escobar o el delegado provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Joaquín Cuadrado, entre otras autoridade regionales, provinciales y comarcales y dirigentes del PP, con el presidente regional, Paco Núñez, a la cabeza. 

Tortosa, que ha señalado las dificultades por las que está pasando el sector ante  la situación internacional de los mercados y la pérdida de cosecha, ha agradecido al consejero que una edición más acuda a su cita con la FIDA, “en año muy especial un que tiene un añadido de ilusión y de ganas de que las cosas salgan bien”.

Del mismo modo ha agradecido la colaboración de patrocinadores y todos los que han hecho posible que después de dos años de ausencia, la FIDA vuelva a abrir sus puertas.

Por su parte el consejero de Agricultura ha querido agradecer el esfuerzo de todas las partes para que la FIDA haya llegado a su 48 edición apoyando a este cultivo social que es “esencial para generar vida en nuestros pueblos”

Martínez Arroyo, que ha mostrado el compromiso del gobierno regional con el sector del ajo, ha destacado la importancia socioeconómica que tiene en la región, que con una superficie de cultivo de 21.000 hectáreas es la principal productora del país, y también la mayor comercializadora.

Pero además “tenemos la joya de la corona: el Ajo Morado de Las Pedroñeras, la única figura de calidad del ajo que hay en nuestro país”.

Inauguración de la FIDA.// Foto: Lola Pineda

Organizada por el Ayuntamiento en colaboración con el sector del ajo,  la FIDA cuenta con la colaboración económica de la Diputación Provincial de Cuenca (que aporta también la infraestructura), la Junta de Comunidades, así como de entidades bancarias como Globalcaja o Eurocaja Rural, entre otras entidades cooperativas y profesionales.

Con una superficie de 2.200 metros cuadrados, el recinto ferial de la FIDA se convierte este fin de semana en un amplio escaparate técnico- comercial en el que se muestran las novedades en formatos y productos, los avances de tratamientos las distintas fases de producción del ajo o la tecnología más puntera aplicada a la maquinaria agrícola, como es en este caso la utilización de drones para la fumigación o las máquinas cortadoras de ajo que completan la mecanización del proceso productivo y manufacturación del ajo.

Su implantación está cobrando fuerza durante los últimos años, especialmente desde la pandemia  debido al cierre de fronteras que hacía temer  por la mano de obra. De hecho, ya ha empezado a generalizarse entre los principales por los buenos resultados obtenidos. Y es que una sola máquina corta al día unos 40.000 kilos de ajo morado y más de 60.000 en el caso de variedades de mayor calibre, lo que supone una reducción del  70% la necesidad de mano de obra en el campo. 

Eso sí, el trabajo de almacén se alarga en el tiempo, por lo que al final el número de empleos que se generan en el sector son similares en volumen, pero con trabajos más estables y en mejores condiciones, y con mayor rentabilidad para el sector. Un camino que a juicio  de Bacete será el que adoptarán todos los productores.

Los avances en este campo se podrán ver con las demostraciones que se realizarán a lo largo del fin de semana en el marco de la FIDA.

 

SECTOR

La reunión que mantenía la directiva de la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo (ANPCA) para analizar la situación del sector abre la programación de esta XLVIII edición de la Feria Internacional del Ajo, que llega con ganas después de la ausencia obligada por la Covid pero con cierto ambiente de desánimo ante el “complicado” panorama al que se enfrenta el sector debido a la paralización del mercado, “tanto en Europa como en países terceros”.

Así lo pone de manifiesto el vicepresidente de ANPCA, el pedroñero Antonio Escudero, quien destaca además que los bajos precios, la subida de imputs y la reducción de cosecha de ajo morado a causa de las altas temperaturas, dibuja un panorama que, cuanto menos “es preocupante”.

Desde Coopaman, su presidente, Julio Bacete, muestra algo más de optimismo pero reconoce que la situación es complicada. Los precios apenas se han movido con respecto a la campaña anterior, o en todo caso lo han hecho a la baja. Y si bien es cierto que el año pasado se recuperó rentabilidad, en el contexto actual los precios que entonces eran buenos ahora no lo son.

“Si los costes de producción nos han subido un 20-25%  y nos ha bajado un 25-30% la producción, si los precios no mejoran habrá productores que lo pasen mal”. Con todo, Bacete confía en que la campaña evolucione favorablemente y los precios suban, “al menos es lo que vamos a tratar”, señala. Aunque de momento no parece que la gran distribución mueva ficha.

Eso sí, tanto Escudero como Bacete destacan que la calidad del producto es excepcional. “Tiene muchas capas externas, están fuertes, y las internas tienen mucho color”. Factores que  intervienen positivamente en la comercialización del producto. Una baza que Bacete espera que pueda estar a favor de los productores.

PROMOCIÓN

En este sentido, la promoción y divulgación de las cualidades del Ajo Morado de Las Pedroñeras, el único amparado bajo un marchamo de calidad como es en este caso la Indicación Geográfica Protegida a la que da nombre, es una ventaja importante. Y eso es lo que, desde sus inicios busca la Feria Internacional del Ajo: poner en valor el producto estrella de este municipio, en el que se aglutina el 80% de la producción castellano-manchega.

Eso sí, después de cincuenta años  la situación ha cambiado, tanto en la evolución del cultivo, la internacionalización del mercado, nuevos productos, forma de trabajar y también  promocionar por lo que desde el sector productor consideran que es momento de dar un nuevo impulso, lanzar nuevos formatos y recursos e incluso cambiar de fecha la feria para evitar que coincida con el momento en el que las empresas productoras tienen más trabajo en almacén.

Stand de Coopaman.// Foto: Lola Pineda