Es noticia en Cuenca: Universidad de Castilla-La Mancha Loterías y Apuestas del Estado Servicios Sociales Fútbol Fútbol Sala Juzgados Comercio Local
Neófito
Pedro A. Caraballo

Neófito

La editorial Oxfort Languages que da soporte lexicográfico al todopoderoso Google refleja como ejemplo de la definición del título de esta opinión que usted está leyendo: “el neófito es incapaz de percibir lo que capta un especialista al estudiar los resultados de un análisis…”. Pues algo así he sentido en estos tres primeros meses como concejal electo en la oposición del ayuntamiento de mi patria chica. Y paso a explicarme.

Ustedes habrán visto en medios digitales y RRSS una publicación con una foto de un grupo de personas bajo una pancarta colocada en la carretera CM-3120 y con unas declaraciones del equipo de gobierno municipal donde se exige lo mismo que reza el letrero: “Ensanche – Acondicionamiento. ¡Solución ya”!

Parece lógico y de sentido común, por muy poco duchos que estemos en política municipal, pensar que hemos de utilizar los cauces administrativos pertinentes para solicitar todo aquello que creamos bueno y nos hayan pedido los electores que nos han dado su confianza. Después hemos de pedir reuniones con los representantes de las administraciones involucradas en el proyecto para exponerles la necesidad perentoria del mismo. Por último, si no hemos conseguido respuesta positiva y creemos que estamos en nuestro derecho, congregaremos una masa social numerosa para iniciar pacíficas protestas convocando a los medios para que tengan repercusión pública.

En realidad, me cuesta entender como el equipo de gobierno ha empezado por el tejado, por esta tercera vía, tan incendiaria para un pequeño pueblo de menos de quinientos vecinos, y sin comunicación ni consenso con nosotros la oposición que nunca se negará a apoyar proyectos de interés común para todos.

Escucho y leo a vecinos que si la pancarta está bien, que si se reclama lo justo y que si sirve para que sepan que existimos. Otros más viajados añaden que si se utiliza como confrontación política contra la Diputación y la JCCM, pues hay en la provincia otras carreteras iguales e incluso peores. Algunos otros se preguntan que quién la ha pagado, que tal vez su colocación por encima de la carretera es ilegal y que además nos va a costar los cuartos al ayuntamiento, es decir, a todos nosotros. Incluso varios osan afirmar que es una cortina de humo para ocultar a los vecinos diferentes gestiones municipales.

Soy bisoño en la política municipal, pero tengo claro que mi prioridad es hacer lo posible para que los vecinos de mi pueblo vivan en las mejores condiciones posibles y que los proyectos que se emprendan para esta prioridad se hagan bien.

La situación provocada en la localidad y en la provincia con este letrero y sus repercusiones en prensa y RRSS me hace reflexionar sobre los intereses que existen en la política local y, antes de renunciar al objetivo personal por el que me presenté para concejal, prefiero pensar volviendo al ejemplo del párrafo inicial que soy neófito.

Lo más leido en "Opinión"
Emiliano García-Page - 31/05/2024
Las Noticias de Cuenca - 31/05/2024
Las Noticias de Cuenca - 19/05/2024
Pablo Bellido Acevedo - 31/05/2024