26 de Septiembre de 2022 Son las 7:55

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de José Ángel García

José Ángel García


16/9/2022

Maridaje

Aún cuando el término maridaje, según el mismísimo Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, significa tanto “enlace, unión y conformidad de los casados” como “unión, analogía o conformidad con que algunas cosas se enlazan o corresponden entre sí”, la verdad es que cuando en esta nuestra contemporánea época, tan dada a la presencia en nuestra vida cotidiana y mediática de la gastronomía, escuchamos el término pensamos ante todo, de inmediato, en una buena combinada relación de vinos y alimentos a la hora de sentarnos a la mesa.

Pues bien, estos días y por estos nuestros conquenses lares, el vocablo ha venido a establecer un novedoso y en principio sorprendente por poco esperable tú a tú entre, miren por donde, el producto base precisamente del vino –el sumo de uva, el mosto, vaya– y… el arte.

Para constatarlo no tienen más que acercarse a la sala de exposiciones temporales, en la calle Princesa Zaida de nuestra capital, del Museo de Cuenca donde –bajo el significativo título de “Vidartis. El arte de la uva” – se exhiben toda una serie de trabajos plásticos para cuya realización sus firmantes –artistas de nuestra Comunidad Autónoma y alumnos de la Facultad de Bellas Artes de nuestro campus– han utilizado un pigmento creado a partir precisamente de ese producto vitivinícola, el tinto principalmente, pero también el blanco.

La muestra es la puesta en público del resultado artístico final del innovador proyecto concebido por la albaceteña Ana Soler, ingeniera agrónoma familiar y profesionalmente vinculada con la empresa vitícola conquense –de Quintanar del Rey– Julián Soler, que propició, en colaboración con la ya citada facultad de nuestro campus y la Fundación Globalcaja, la obtención de un pigmento más estable a partir de la uva; un pigmento que no se oxidase y pudiera por ello tener una buena aplicación en la consecución de esos trabajos plásticos.

A más de la –déjenme que repita el calificativo– sorprendente propuesta plástica expuesta en la sala, que ha contado también con el apoyo de la Junta de Comunidades, hay que alegrarse sobre todo por la plasmación de una iniciativa que aúna empresa y universidad y, con su exposición pública también universidad y sociedad conquense, ejemplo a seguir de un mano a mano que ojalá –aunque soy consciente de que ya ha habido antes otros proyectos entre ambas esferas, empresarial y docente– cunda mucho más de lo que hasta ahora ha venido produciéndose.

Y por supuesto, ya que he personalizado protagonismos, bien asimismo por el trabajo del profesor Ramón Freire con el grupo de alumnos participantes en la exposición en una presencia que también le anima a este articulista a exhortar a quienes corresponda a que se aumente el vis a vis entre la actividad artística de nuestro campus y el mundillo cultural-artístico de la propia ciudad y provincia, no tan intenso y continuado que –culpa, desde luego, de ambas partes– no acaba de alcanzar la intensidad y continuidad que sería de desear.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información