25 de Julio de 2021 Son las 20:11

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de Antonio Santos

Antonio Santos


12/7/2021

Hemorroides

En mitad de un proceso de oposición y con la sangre de la escabechina aún corriendo, hablaré de esto. Porque es importante que el Gobierno de España tenga oposición, una oposición justa y fiable; de carrera o de elección. Y ya me he ido a la política. La primera cosa a tener en cuenta es que ni Sánchez es España; ni España es Sánchez; por lo que no hay que confundir hacer oposición al Gobierno con hacer oposición a España. Cuidado, felones. La segunda, que, como la cerámica de Talavera, no es cosa menor, es que hacer oposición no consiste en decir siempre lo contrario —para eso vale cualquiera—. Si te esperas a que el otro elija una postura para llevar la contraria, te quedas siempre con la peor «tajá». La tercera, la oposición se le hace al gobierno, no a otros partidos.

Y ahora voy a decir algo que para algunos pasquines parece un secreto: «Nuestro gobierno dista mucho de ser perfecto». Ahora bien, carece de oposición, de crítica real. Por ejemplo, la reforma que pretende sacar adelante el ministro Iceta para reducir la temporalidad en el empleo puede suponer, para algunos sectores como el de la educación, un auténtico drama. Silencio. Imagino que detrás de este silencio están las oposiciones anunciadas a bombo y platillo con plazas que jamás se dan y se vuelven a sacar, una y otra vez, en la siguiente convocatoria; imagino que detrás de este silencio está el mercadeo electoral en el que se han convertido las oposiciones. Nuestros políticos antes inauguraban grandes infraestructuras innecesarias; ahora convocan oposiciones con plazas fantasmas o, a todas luces, insuficientes.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información