12 de Junio de 2021 Son las 13:15

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de Antonio Santos

Antonio Santos


6/6/2021

Desarte absoluto

Me quedé en Cuenca este puente. Eso sí, no me resistí a hacer alguna incursión en el extranjero. Me decidí en ir al Reina Sofía. Un museo en Madrid en un lunes laborable para ellos. Como era de esperar, estaba vacío. Confirmé una cosa: Los franceses no vienen a ver museos. Hasta aquí la anécdota.

Elegí el Reina Sofía porque creo que es importante que, desde pequeños, los niños sepan comportarse en determinados espacios y estén expuestos a ciertos estímulos culturales. De esta manera espero que, un día, mis hijas desarrollen cierta sensibilidad y humanidad, y no castiguen a sus profesores con memeces del tipo: «y eso pa qué sirve».

Entramos sin mayor problema y nos dirigimos directamente a la sala 206, puesto que nuestra prioridad era ver el Guernica y sabemos que, con dos niñas de dos y cinco años, abordar una visita pormenorizada a todo el museo es imposible. Vimos la citada obra sin problema pero, cuando entramos en la siguiente sala, la dedicada a Dalí, se nos indicó que la niña de dos años no podía visitar las salas en brazos de su madre (iba en brazos, precisamente, para no ir andando y correteando) y que debía hacerlo en la sillita.

La niña, mientras estuvo en brazos, no abrió la boca, no despegó los brazos de su cuerpo, no, no, no. Salimos de nuevo al corredor e intentamos sentarla en la sillita. La respuesta fue un conato de esperada rabieta. De esta forma, tuvimos que abandonar el museo en apenas quince minutos. Así se fomenta el arte y se acerca a nuestros jóvenes.

De María Dolores de Cospedal os hablo otro día.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información