19 de Enero de 2021 Son las 22:17

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de Orión

Orión

Confusión

Esta fue la conclusión de nuestra tertulia virtual para preparar el artículo: vivimos en la confusión como efecto secundario de la pandemia.

La padecemos todos, incluso los no contagiados y desconocemos su alcance y si algún laboratorio está buscando una vacuna. Nos vendría bien que llegara de la mano de una nueva manera de entender la educación para la convivencia, de un argumentario para la práctica de la ciudadanía, que ahondara en la bondad de abandonar la imprecisión y la mentira. En resumen, del uso de la inteligencia en lugar de las vísceras para ahormar el discurso y adaptar las conductas.

1.- Confusión social.

Allegados. Aquí está la punta del iceberg del último episodio. Pero solo es lo más visible. Ni siquiera los más doctos tienen un significado preciso.

La palabra, hoy en desuso, aparece recogida por vez primera en el Diccionario de Español de Covarrubias en el año de 1603. Con el tiempo fue evolucionando y adquiriendo contenidos complementarios hasta el extremo de que hoy el Diccionario de Sinónimos y Antónimos de Espasa- Calpe recoge 17 acepciones que van desde consanguíneo y familiar a secuaz o partidario, pasando por leal y auxiliar. ¡Como para no confundir!

Pero lo que el diccionario no recoge es la invitación a usar la lógica aplicada a la situación. Cada cual debe deducir el límite de la prudencia, exigible por el propio bien y la seguridad de todos. Responsabilidad ha pedido el ministro. Uso de cierta libertad responsable. Parece fácil. Veremos los resultados.

2.-Confusión política.

Nace de la exageración, de la mentira y del interés por embarrar un discurso de por sí complejo y de difícil digestión.

Cada sociedad mide su grado de madurez por la respuesta a situaciones inéditas que plantean retos nuevos y sin manual de instrucciones del que usar. Oposiciones y gobiernos son los primeros responsables de aportar claridad y guía. No estamos en ese escenario.

Empecemos por quien ejerce el doble papel. Es a la vez oposición y gobierno. Hablamos del señor Iglesias que no hace ascos a ningún charco y cuando está seco el suelo se inventa uno. Habla de HB y ERC como elevados a la condición de cogobernantes y las derechas aprovechan para lanzarse al cuello del Presidente Sánchez y su gobierno.

Pues bien, solo el Gobierno ejerce labores de gobierno. Es rentable para la oposición elevar a dos partidos, situados en las márgenes pero dentro del sistema, a la condición de cogobernantes cuando SOLO han votado en el Parlamento los Presupuestos Generales del ESTADO. Lo demás, (contra partidas políticas) está por ver.

¿Por qué no esperar a la consumación y analizar después las consecuencias? Pues porque eso sería lo razonable y no generaría confusión y ya se sabe: a río revuelto… ex militares prestos a la salvación de la patria, de su concepto de patria claro, que debe estar muy próximo al explicado por un ex alto mando que se decía partidario de la “democracia de Franco”. La orgánica naturalmente. Silencio, represión y privilegios.

Muchas personas que hablan con nosotros manifiestan su perplejidad e inquietud por el papel estelar de Pablo Manuel Iglesias en esta ceremonia de la confusión. No entienden como un vicepresidente del Gobierno enciende mechas que se transforman en bombas con gran facilidad y explotan en la cara del ejecutivo.

Evencio dio su opinión: sigue pensando en el “sorpasso”. Sánchez comparte mesa y mantel con un adversario que se niega a callar en beneficio de todos.

Y del rey emérito no hablemos. Maestro de la confusión con su comportamiento, inexplicable y presuntamente desleal.

¿Al fisco?¿Al pueblo español?¿ A su propia imagen?¿A la institución monárquica?

Buen menú donde elegir, sentenció Adán.

Y el rey don Felipe, confundido también, calla.

Como suponemos lo está igualmente el Presidente Sánchez.

Para él un consejo: salga de la Moncloa, déjese de asesores y baje a las trincheras. Después haga su propio diagnóstico sobre el estado de la cuestión y aplíquelo a la gobernación.

Queda dicho.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información