22 de Abril de 2021 Son las 17:06

Opinión

Opinión

Especial Semana Santa 2020
0
Imagen de Las Noticias de Cuenca

Las Noticias de Cuenca

Un año de pandemia

Acaba de cumplirse un año desde que la Organización Mundial de la Salud declarase oficialmente que la Humanidad se enfrentaba a una nueva pandemia, un año en que ha habido sombras y muy pocas luces, porque hasta la fecha hay que lamentar más de 2,6 millones de fallecidos en todo el planeta, sobre 118 millones de casos detectados. Y la tragedia continúa….. Lejos quedan ya aquellas previsiones optimistas que aludían a que el Sars-Cov 2 no iba a provocar más que una gripe pasajera y que en pocos días las aguas volverían a su cauce. Un año después ni siquiera hemos alcanzado aquella deseada nueva normalidad porque lo que sigue sucediendo es todo menos normal. En este tiempo, muy pocos han podido decir que la pandemia no ha tenido efectos en su entorno. Todos conocemos a alguien que sufre o ha sufrido los efectos y secuelas de la Covid 19. Muchos han lamentado la pérdida de seres queridos que, en muchos casos, se han ido solos, en la frialdad de las UCIs, sin poder besar ni abrazar por última vez a los suyos. Y hemos visto cómo miles de personas no han podido siquiera despedir a sus seres queridos ante su tumba o a las puertas de los crematorios porque los confinamientos obligaban a soportar los duelos de puertas adentro.

Han sido doce meses en los que hemos pasado de los aplausos a los sanitarios en ventanas y balcones a los gritos, insultos y caceroladas dirigidos contra el Gobierno o contra quienes en las calles han desafiado al coronavirus en un alarde de estupidez e irresponsabilidad. Un año en el que hemos comprobado que para muchos la economía es más importante que la salud y que para otros ir de fiesta prima sobre la protección propia o la de los suyos. En lo positivo, también hemos asistido al sacrificio desinteresado de los sanitarios, a la solidaridad de aquellos que trabajan por el bienestar de la gente, al apoyo de quienes han dedicado parte de su tiempo a fabricar elementos de protección individual en los días de mayor precariedad. Y a la paciencia de muchos empresarios que esperan tiempos mejores para continuar con sus negocios. También hemos podido comprobar que si la comunidad internacional trabaja junta se pueden conseguir verdaderos milagros, como el que supone la síntesis de vacunas en tiempos impensables en un régimen de competencia internacional.

Después de un año de pandemia, quizá haya llegado el momento de preguntarnos si hemos aprendido algo, porque es evidente que en muchísimas ocasiones volvemos a tropezar en las mismas piedras. Una de las certezas es que hay que invertir más en I+D y en la sanidad pública y que no debemos empeñarnos en salvar algo que en las pandemias es insalvable. Porque salvamos el verano de 2020, pero en otoño no pudimos salvar a los miles de muertos que volvieron a llenar los depósitos. A lo mejor salvamos la Navidad, pero durante estos meses de invierno han vuelto a llenarse miles de ataúdes. Y ahora vuelven a escucharse voces que exigen que salvemos la Semana Santa, voces que, visto lo visto, suenan siniestras. Parece que no hemos aprendido que una pandemia como la de este coronavirus es algo terriblemente grande que exige soluciones grandes y quizá también terribles y parecemos ignorar que aflojar las restricciones cuando las tasas de incidencia son altas supone pan para hoy y hambre para mañana, pues lo que ahora se abre en poco tiempo se tendrá que volver a cerrar y lo único que conseguiremos será alargar la pandemia.

Afortunadamente, y a pesar de la oposición de la Comunidad de Madrid, el Consejo Interterritorial de Salud ha decidido mantener en Semana Santa los cierres perimetrales, adelantar los toques de queda y reducir el número de comensales dentro de los establecimientos. Quizá así no se salve la Semana de Pasión, pero seguro que se salvarán muchas vidas.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información