Más entrevistas: Lidio Jiménez Pedro Navarro Javier Pelayo Sergio Martínez Marta Martínez Dafne García Pedro Cifuentes David Rubio Luque Guilermo Román Francisco Sáez

“Trabajo mucho con el objeto encontrado en mis collages"

La conquense Dafne García expone su obra hasta el 21 de junio en la cafetería del Conservatorio de Música
“Trabajo mucho con el objeto encontrado en mis collages"
Foto: Saúl García
03/06/2024 - Dolo Cambronero

Le gusta trabajar con las manos y descontextualizar objetos cotidianos, por lo que Dafne García (Cuenca, 1996) ha encontrado en el collage la técnica perfecta para expresarse artísticamente. Una treintena de estas piezas, en las que mezcla recortes diversos de publicaciones, se exponen hasta el 21 de junio en Pan y Poesía, la cafetería del Conservatorio Profesional de Música Pedro Aranaz de Cuenca.

Las obras y el espacio expositivo se dan la mano en el propio título de la muestra: “Yo quería un nombre con gancho. Este es un sitio para comer que está en un lugar muy emblemático y bonito. Es buen espacio para conversar sobre arte, pintura, música… Qué mejor que ‘hablar con la boca llena’, disfrutando de la comida y dialogando sobre un tema de interés. Como siempre se nos ha vetado hablar con la boca llena, yo quería darle una vuelta a esa expresión”.

Cada una de las obras, de técnica mixta y de pequeño formato, tiene su propio relato. Por ejemplo, en uno de los collages aparece una mujer recogiendo un ramo para un chico que escribe una carta, a la vez que se derrama un café, pensando en lo que pudo escribir pero ya no se puede.

“Voy recortando cosas que me gustan y luego intento encajarlas para que cuenten una historia. Igual son recortes de revistas que llevan conmigo años”, detalla la joven, que ha cursado el ciclo formativo de Grado Medio de Serigrafía Artística en la Escuela de Arte Cruz Novillo de Cuenca, donde también estudia ahora otro ciclo de Grado Superior de Gráfica Publicitaria. Para reforzar los relatos, en algunas de las piezas aparecen frases como “fue pero ya no es” o “preferí estresarme que aburrirme”. 

Linóleo, papel artesano, cartón fallero y recortes de publicaciones son algunos de los materiales empleados para la elaboración de los collages que se muestran en la exposición, en la que también se exhiben pequeñas piezas elaboradas con cerámica o con pasta para modelar. Una de ellas reproduce un carrete de fotografías que, en consonancia con esa afición suya  de descontextualizar los objetos, porta en su interior cerillas, uno de sus elementos fetiche, las cuales colecciona. 

“Me gusta mucho trabajar con las manos”, sostiene la joven artista, quien aprecia especialmente las texturas y diversidad del mundo del papel: la rugosidad de los más antiguos, la finura de los más actuales, la dureza, el brillo y el mate, entre otras características. 

“Trabajo mucho con el objeto encontrado, con papeles de segunda mano. Me gusta mucho ir a mercadillos y recojo revistas antiguas que me dan mis familiares”, explica Dafne García, ganadora del XXXIII Certamen de Artes Plásticas Fernando Zóbel y del concurso de cartelería ‘Prevención de agresiones y abusos sexuales’ organizado por el Centro de Educación de Personas Adultas (CEPA) Lucas Aguirre en el año 2022.

REFERENTES

La joven ya lleva varias exposiciones a sus espaldas desde el año 2017, habiendo mostrado sus obras en espacios diversos como Trazos Pinturas o en restaurante El Gallo Gastrobar. Mirando al futuro, le gustaría poder llegar a mostrar sus obras en la Fundación Antonio Pérez (FAP). “Es mi museo favorito. Él también juega mucho con el objeto encontrado y a mí me encantaría exponer allí. Voy mucho simplemente a estar allí. Me expande la imaginación”, relata.

Otro de sus referentes ha sido el colectivo Lamosa (Laboratorio Modulable Artístico), que ha pasado por diferentes espacios, el último, el alfar de Pedro Mercedes, ahora cerrado. “Empecé a ir desde los 17 años. Me abrió mucho la mente poder disfrutar del ambiente de Bellas Artes”, indica la joven, que lleva dibujando desde que era pequeña, animada por sus padres. “Nos hacían pintar a mi hermana y a mí. Luego empecé en Serigrafía y me interesé más por la estampación y el grabado”, refiere. “Cuando te pica el bicho del arte, no te queda otra”, bromea.