28 de Enero de 2021 Son las 12:40

Empresas

Empresas

Especial Semana Santa 2020
Hostelería

El 'take away' y el 'delivery' vienen para quedarse en la hostelería conquense

Bares y restaurantes buscan en la comida para llevar y en el servicio a domicilio una vía de escape a la actual situación por la pandemia

El 'take away' y el 'delivery' vienen para quedarse en la hostelería conquense
Fotos: Saúl García
29/11/2020 · Miguel A. Ramón

Hasta hace no mucho tiempo hablar de take away y delivery en la hostelería de la capital conquense o, lo que es lo mismo, comida para llevar y entrega a domicilio, era hablar de unos pocos establecimientos. Sin embargo, con la pandemia de la Covid-19 todo ha cambiado. Ya en la primera ola, después de varios meses de cierre de negocios por el estado de alarma y con el levantamiento gradual de las restricciones durante la conocida desescalada, bastantes bares y restaurantes de la capital vieron en este tipo de servicios una oportunidad para intentar hacer algo de caja e ir saneando sus maltrechas economías. Y es que, a pesar de que habían tenido que echar el cierre a la fuerza durante un tiempo y, por lo tanto, dejar de tener ingresos, tenían que seguir haciendo frente a una serie de gastos.

Con la llegada de la “nueva normalidad” en verano, muchos establecimientos dejaron aparcados estos servicios o, al menos, quedaron en segundo plano al haber recuperado la actividad habitual en sus locales. Pero con la segunda ola de la pandemia, las restricciones comenzaron a llegar a la capital y a finales de octubre se decretaba el nivel 3, que el 11 de noviembre se endurecía más aún, prohibiendo el servicio en el interior de los bares y restaurantes.

Situación que ha vuelto a poner en primer plano este tipo de servicios, que se han convertido en un auténtico salvavidas y ya son una realidad en numerosos negocios de la capital, no solo bares, sino también bastantes restaurantes, que en las últimas semanas ya ponen a disposición de la clientela su oferta gastronómica, unos para recoger en el local, otros para entregar a domicilio y otros con ambas modalidades. El caso es que la respuesta de los conquenses a estos servicios está siendo bastante buena de manera generalizada, por lo que todo apunta a que el take away y el delivery han venido para quedarse en la hostelería conquense.

GASTROBAR EL GALLO

Tal es el caso del Gastrobar El Gallo, situado en el número 2 de la calle Fray Luis de León, de la capital. Su propietaria, Marina Cenitagoya, asegura que cuando montó su negocio en ningún momento se había planteado este tipo de servicios, sin embargo, con el escenario de la pandemia ya tuvo una primera experiencia con el take away durante la desescalada, si bien tuvo que dejarlo una vez recuperó la actividad normal en su establecimiento al “no poder dar abasto para atender todos los pedidos”.

Pero con el actual escenario de restricciones, Cenitagoya optaba hace dos semanas no solo por recuperar el servicio de comida para llevar, sino que, además, lo ha ampliado a la entrega a domicilio, y el público está respondiendo magníficamente. “En estos dos fines de semana, no solo han venido muchos de nuestros clientes, sino que también lo han hecho otros que nunca se habían pasado por El Gallo, lo que demuestra que, a pesar de haber sido una medida un tanto desesperada, ha resultado ser una buena iniciativa”, asegura la propietaria, quien, además, considera que detrás de esta excelente respuesta, “no solo está nuestra buena oferta gastronómica, sino también el hecho de que los conquenses están volcados y comprometidos con el comercio local y la hostelería, no dudando en apoyarlos en la medida de sus posibilidades; algo, sin duda, de agradecer”.

El Gallo está prestando estos dos servicios de jueves a domingo; concretamente, los jueves, de 20 a 22:30 horas; los viernes y sábados, de 13:30 a 16 horas y de 20 a 22:30 horas; y los domingos, de 13:30 a 16 horas.

Y, aunque ha mantenido algunos de sus platos de la carta habitual, como las hamburguesas, las patatas bravas o las croquetas, se ha inclinado por elaborar una oferta gastronómica específica para este tipo de servicios, incorporando nuevos platos como una lasaña de carrilleras, empanadillas de queso y salmón, yakitoris de pollo con salsa de cacahuete y coco y baos de papada de cerdo, pepino y cebolletas, que, por cierto, están teniendo bastante éxito. Y es que, según recalca, prefiere hacer una distinción entre una y otra oferta gastronómica, porque “hay algunos platos que deben de tomarse indispensablemente recién hechos, porque sino no están igual, a pesar de que haya cuidado, y mucho, todo el empaquetado para el take away y el delivery con el fin de que los clientes puedan seguir degustando nuestros platos en condiciones: recién elaborados y calientes”.

No es de extrañar, por lo tanto, que se esté planteando mantener ambos servicios, una vez regrese a la normalidad su negocio, aunque para ello considera que debería de buscar otra cocina satélite, donde elaborar estos pedidos.

POSADA DE SAN JOSÉ

El Restaurante Posada de San José es otro de los establecimientos de la capital que se han embarcado, en su caso, exclusivamente en el servicio de comida para recoger y, además, por primera vez en sus 37 años de historia. Comenzaron a prestar este servicio el pasado fin de semana, del 20 al 22 de noviembre, y, según su gerente, Pablo Cortinas Morter, la aceptación ha sido muy buena. “Por suerte tenemos unos muy buenos clientes de Cuenca y cualquier cosa que les proponemos tiene una buena aceptación, a pesar de lo prematuro de la decisión, que la tomamos dos días antes de poner en marcha el servicio”, asegura.

Reconoce que se trata de una “medida desesperada y de supervivencia”, pero los buenos resultados le hacen ver con buenos ojos esta iniciativa, que se ha concebido, tal y como explica, “como una invitación a que el fin de semana te lleves la comida a casa y la compartas con tu familia”.

Un servicio que se presta de viernes a domingo, de tal manera que se puede optar por el servicio de comida los tres días, de 13:30 a 15:30 horas, y el de cenas el viernes y el sábado, de 20 a 22:15 horas, teniendo en cuenta que los pedidos se deben hacer, al menos, con una hora de antelación con respecto al momento de recogida. Y es que han adaptado su carta a las características de este servicio, no incluyendo algunos platos que consideran que se deben de degustar en el mismo restaurante, aunque hayan mantenido el resto de platos de su oferta gastronómica habitual. Así, se puede disfrutar desde sus ensaladas hasta los platos introducidos este verano con bastante éxito, como el pulpo con mojo rojo a la plancha y la tortilla trufada, pasando por su paletilla asada o los pinchitos de lechal al limón y tomillo, así como unas judías “canela”, que introducirá este fin de semana.

Su gerente asegura que el take away ha venido para quedarse en la Posada de San José y será un servicio más, porque “hay que tener en cuenta que la demanda existe y, más aún, en un escenario como el actual marcado por la evolución de la pandemia, pudiendo compaginar todo”.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información