Es noticia en Deportes: Diputación de Cuenca Orientación Fútbol Infraestructuras deportivas Ciclismo Balonmano Voleibol Tiro olímpico Baloncesto
Balonmano

El Rebi pierde la primera de las cinco finales que debía ganar (33-26)

Se complica la vida el equipo de Lidio Jiménez al caer derrotado en Huesca en un partido donde los conquenses lo intentaron todo pero el rival fue superior
Andrey Sapizhak
19/04/2024 - Alba Aspas

El partido de la jornada 26 entre el Bada Huesca y el Rebi Cuenca comenzaba con puntualidad inglesa y con concentración férrea en ambos equipos. El Bada Huesca con dos puntos por encima del Rebi buscó llevarse este partido, posicionándose por delante desde el inicio del encuentro, el equipo conquense luchó hasta el final y hubo momentos para la esperanza. Sin embargo, la férrea defensa de los oscenses y su guardameta, que hoy estuvo tocado por los dioses de la fortuna, propiciaron que los puntos se quedaran en Huesca. 33 a 26 perdió el Rebi para complicarse aún más la vida de cara a los próximos 4 partidos.

Salía el Rebi Cuenca muy bien posicionado en los primeros minutos de partido y con gran acierto en los ataques, al igual que su rival 3-3 en el primer parcial. Ni los de Lidio Jiménez, ni los de Nolasco querían dejarse nada en el tintero y se vivieron unos momentos muy intensos, en los que la estadística marcó un gol cada 35 segundos, sin que ninguno de los porteros pudiese impedirlo.

Hasta que por los nervios y por las ganas de ponerse por delante, el Rebí falló dos ataques que le dieron al Bada Huesca la oportunidad de ponerse por delante en el marcador y a partir de ese momento, nada salió como se esperaba. Más de 5 minutos estuvo el Rebi sin traspasar la línea de gol, ni siquiera desde los 7 metros, lo que iba acrecentando los nervios de los conquenses. Ante esta situación Lidio solicitó el primer tiempo muerto del encuentro para recolocar sus filas.

Funcionó la parada técnica y reaccionó el Rebi para recortar distancias y meterse en el partido de nuevo, con Pozzer como faro en la “remontada”, aunque no logró igualar el luminoso al tiempo de descanso y se marchaban a vestuarios 14-12 para los locales.

El inicio de la segunda parte hizo soñar a los de Lidio con llevarse el partido puesto que, salieron enchufados y no solo empataron el marcador, sino que se pusieron por delante en el minuto 36.

Pero duró poco el espejismo, ya que Nolasco pidió tiempo muerto para despertar a los suyos del letargo del descanso y para rociar en agua bendita a su portero, que fue, sin lugar a dudas, el salvador del encuentro para los locales. Tercariol estuvo, sencillamente esplendido, fue la estrella del polideportivo y evitó que el Rebi, -que en ese momento estaba uno por encima en el marcador-  cogiera ventaja. El buen hacer del portero oscense, con 5 paradas seguidas, a cuál más espectacular, desesperó a los jugadores conquenses, pero alentó tanto a la grada local, como a sus jugadores, que lanzaban con tanta furia que hasta metieron dentro de la portería a Espinha en un par de goles. Iban evitando el sangrado, a pesar de que los locales siempre estaban uno o dos goles por encima, hasta que en la mitad de la segunda parte la distancia fue insalvable.

Lo intentó todo Lidio con dos nuevos tiempos muertos, cambiando la estrategia en cada uno de ellos, pero una defensa de seis totalmente colocada y una gran potencia en el ataque hizo imposible la remontada.

Se la vuelve a jugar el fin de semana que viene el Rebi Cuenca contra el Benidorm donde ya no hay margen de error.


Etiquetas:

Balonmano