Es noticia en Deportes: Escalada Balonmano Gimnasia rítmica Fútbol Fútbol Sala Diputación de Cuenca Baloncesto Voleibol
Balonmano

Granollers pone a prueba a un Rebi Cuenca necesitado

Tras dos derrotas en el inicio de la segunda mitad, los conquenses buscan este viernes, a las 20 horas, rascar algo en una de las canchas más complicadas de toda la liga
Granollers pone a prueba a un Rebi Cuenca necesitado
Imagen del partido de ida disputado en El Sargal. Foto: A.D.V.
16/02/2024 - Alejandro del Valle

El Rebi BM Cuenca afronta esta jornada la visita a una de las canchas más complicadas de la ASOBAL: el Palau d’Esports, donde se medirán al Fraikin BM Granollers el viernes 16 de febrero a las 20 horas. Tras comenzar con dos derrotas, los conquenses buscan rascar algo para iniciar una racha positiva. El partido será retransmitido a través de la plataforma online de pago LaLiga+.

El Ciudad Encantada ocupa la decimotercera posición con 13 puntos, bastante alejado de las cotas que tendría pensado para esta temporada. Aunque el descenso va definiéndose –puesto que Puerto Sagunto y BM Sinfín no están dando con la tecla– y los puestos de arriba se encuentran a poca distancia, hay muchos equipos por delante y los verdes necesitan empezar a sumar urgentemente para no caer en sustos. El Granollers, por otra parte, es el tercer clasificado y sigue ofreciendo una gran versión, tal y como acostumbra: 11 victorias, 2 empates y 4 derrotas.

Lidio Jiménez, entrenador del Rebi Cuenca, es claro a la hora de hablar de que llevan dos partidos y cero puntos, por lo que se les acaba el margen y es imperioso cosechar algo. “Hemos pasado al Barça, ahora tenemos 13 partidos por delante y puede pasar cualquier cosa: podemos perder o podemos ganar en todos”, asegura. En Granollers detecta a un combinado “súper competitivo” a pesar de una baja importante como la de Amigó. “Tienen una primera línea con una potencia espectacular, recuperan a Yusuf, Pere Arnau, Antonio García… es un equipo muy constrastado”, advierte. Señala que tendrán que tener especial cuidado con la movilidad de sus pivotes y, sobre todo, replegando a la hora de frenar los contraataques, ya que suelen matar los partidos anotando goles fáciles de esta manera. “Sobre todo en su casa, donde corren muchísimo”, señala. 

“Tienen una primera línea con una potencia espectacular, es un equipo muy contrastado”

“YA NO HAY EXCUSAS”

A pesar de lo dificultoso del choque, sufrió el combinado granollerense ante Anaitasuna, un equipo al que el Ciudad Encantada bien pudo ganar en el primer partido de la segunda vuelta de no ser por fallos puntuales, lo que quizás le dé esperanzas al equipo. “Pero tenemos que afinar, ya no hay excusas: hay que recuperar gente al 100%, pero tenemos una plantilla larga y tenemos que ir a jugar como una final”, señala Jiménez.

Para este partido será duda Pablo Simonet, que sigue al 50% tras su esguince clavicular, al igual que Sergi Mach, quien ha estado algo tocado durante la semana. A expensas de ver cómo evolucionan, Jiménez espera que “estemos todos disponibles para jugar”.

“Nos pueden ganar en todo, pero no en correr”

Lo visto en estas dos primeras jornadas no le deja buenas sensaciones a Lidio Jiménez. Aunque todavía toca coger rodaje competitivo en esta segunda mitad, ha percibido algo imperdonable en su equipo: la falta de intensidad, algo que ya comentaba tras el partido ante el Barça, señalando que faltaba “alma”. Asegura que esto es algo que tendrán que cambiar sí o sí en Granollers. “No nos podemos permitir eso con ningún equipo. Nos pueden ganar siendo mejores en portería, en defensa, en ataque... pero en correr no, mi equipo necesita correr”, asevera un insatisfecho Lidio, insistiendo en que el equipo tiene que saber sufrir atrás y replegar rápido para evitar goles fáciles.

Esto será clave de cara a coger confianza para volver a la versión que ha caracterizado siempre al Ciudad Encantada: la de un equipo duro atrás y que crece a través de la defensa, como siempre ha ratificado el entrenador.

Jiménez augura que los equipos de abajo pueden empezar a apretar, por lo que no se negociará un solo esfuerzo para alejarse de esa zona baja que podría acabar causando algo de vértigo.