Es noticia en Deportes: Balonmano Bádminton Piragüismo Fútbol Baloncesto
Fútbol

El Conquense dice adiós a la 3ª RFEF ante el Villarrobledo

Último partido de los blanquinegros, que, en calidad de campeones de liga, buscan acabar con victoria
El Conquense dice adiós a la 3ª RFEF ante el Villarrobledo
Rober Gutiérrez viendo a Yuya conducir el balón en el Conquense-Villarrobledo. Foto: Saúl García
11/05/2024 - Alejandro del Valle

Último partido de la temporada para la UB Conquense, que afronta el final de la liga regular con suma tranquilidad. Los blanquinegros, ya ascendidos, cerrarán su periplo en Tercera RFEF midiéndose al CP Villarrobledo el domingo día 12 a las 18 horas.

72 puntos suma el Conquense, que llega sin nada en juego como campeón de liga, aunque con ganas de acabar de la mejor manera esta temporada para el recuerdo. Peor lo tiene el Villarrobledo, que parecía que podía salvarse sin problemas pero que, debido a un posible arrastre de Preferente, debe sumar para escapar de esa apretada zona baja y no ser el decimoquinto clasificado que, previsiblemente, se vería afectado por ese descenso extra.

Rober Gutiérrez, técnico de la Balompédica, mantiene su discurso y asegura que, desde que han sido campeones, el equipo no se ha dejado ir en ningún momento. “Hay que honrar la profesión, la competición y el escudo. Como tal, vamos a Villarrobledo a hacer un buen partido y conseguir los tres puntos”, asegura el almeriense, añadiendo posteriormente que sería una pena ir para “hacer el paripé”.

 

EL RIVAL “SE JUEGA LA VIDA”

Caprichoso es el destino, y lo que podría haber sido toda una final por el ascenso –en vista de que ambos pujaban por el mismo a principios de temporada– se ha convertido en un choque entre dos equipos muy lejanos en la clasificación. No obstante, Gutiérrez corrige que esto no es una hecatombe y advierte de que el Villarrobledo está haciendo bien las cosas. “Los conozco bien, les veo mucho y en todos los partidos compite bien hasta el final, nos va a costar ganar”, asegura. Además, remarca que el combinado local “se juega la vida”.

A pesar de todo lo conseguido por el Conquense esta temporada, señala que el fútbol no tiene memoria y que “a partir del lunes ya estarás pensando en la próxima temporada”. De momento, le queda la tarea de conformar la última convocatoria del año, señalando que es una pena dejar a gente fuera teniendo en cuenta la honradez de toda la plantilla. “Pero el día del Tarancón seguramente fuese la alineación y la convocatoria más complicada de mi vida”, recuerda. Último baile en esta división a la que el Conquense espera no regresar.