28 de Octubre de 2020 Son las 23:27

Deportes

Deportes

Especial Semana Santa 2020
Fútbol

Así tendrán que adaptarse los clubes de categoría nacional a la nueva normalidad

La RFEF establece en el protocolo las figuras del delegado de cumplimiento, el jefe médico y el responsable de higiene que deberán cumplir unas pautas periódicas para la correcta competición

Así tendrán que adaptarse los clubes de categoría nacional a la nueva normalidad
Foto: Saúl Garcia / Mario Gómez / FS VivoCuenca
14/10/2020 · Mario Gómez

La nueva normalidad a la que se enfrentan los equipos de fútbol a pocas fechas del inicio de la competición en categorías de ámbito estatal bajo la organización de la Real Federación Española de Fútbol tiene varios detalles y procedimientos que obligan a actuar a las entidades deportivas en consecuencia. Este nuevo escenario en convivencia con la pandemia obliga a establecer nuevas figuras en el tablero que velen por el correcto desarrollo de la competición, así como la comunicación ideal entre club, rivales y federación.

Lo enrevesado y precipitado del asunto es una de las cuestiones por los que los clubes de la Tercera División de Castilla-La Mancha han pedido ayuda a la FFCM para que resuelva las dudas oportunas y facilite la vuelta a la competición. En el caso de esta categoría, que tiene previsto su inicio este mismo fin de semana, la federación regional ya ha comunicado que mantendrá reuniones telemáticas para solventar las dudas existentes de los equipos.

NUEVOS TIEMPOS

La RFEF hacía llegar el ejemplo mediante un vídeo explicativo por el que los clubes deben señalar los nuevos responsables para la competición o las nuevas funciones que asumirán las figuras ya existentes en el ámbito futbolístico. En este caso, cada club deberá nombrar a un delegado de cumplimiento, a un responsable de higiene y a un jefe médico a los que se asociarán un determinado número de cuestiones y responsabilidades.

En sí, cada equipo deberá entrar mediante el portal Fénix de la RFEF en el apartado de "Seguimiento Covid-19" donde deberá indicar qué personas serán los que asumirán estos papeles. Se deberán rellenar datos personales y se les asignarán a cada uno el equipo o los equipos (primer equipo, filial en categoría nacional, juvenil nacional, etc.) del club. Cada figura deberá rellenar estas credenciales y velará por la gestión de tal documentación y certificados. En el caso del responsable de higiene, en lugar de equipos, se le asignarán las instalaciones en las que los clubes desarrollarán entrenamientos y partidos, dado que será la persona encargada por el correcto funcionamiento de las normas de prevención y protocolo en estos escenarios.

DELEGADO DE CUMPLIMIENTO

El delegado asumirá dos funciones dentro de la plataforma: "Acreditar plantillas" y "Certificados de responsabilidad". En el primero de estos apartados deberá introducir los datos correspondientes de cada jugador y componente del cuerpo técnico (nombre, apellidos, número de teléfono e incluso correo electrónico) para que cada uno tenga sus propias credenciales y pueda ejercer su derecho para indicar lo que dicta el protocolo en cuanto a la notificación, detección y prevención de la Covid-19.

Respecto al certificado de responsabilidad será una cuestión de vital importancia. Así pues, el delegado deberá cumplimentar y firmar este certificado de forma periódica (cada 15 días) declarando que el equipo o los equipos a los que está asignado no tienen síntomas o están bajo infección de la Covid-19. Desde la RFEF recuerdan las consecuencias de no firmar estas declaraciones de responsabilidad, la más importante es que no pueda celebrarse un partido si el equipo no hay cumplimentado este documento.

RESPONSABLE DE HIGIENE

El responsable de higiene será la persona encargada de velar que la instalación cumple con los requisitos y protocolos necesarios para poder acoger eventos de competición. Tal y como ocurría con el delegado, el responsable de higiene debe notificar mediante un certificado correspondiente el correcto estado del campo, pista, etc. Además de rellenar un formulario anexo con varias preguntas con recomendaciones generales y específicas. En el caso que, tras rellenar el cuestionario, este no apareciera en verde, sería sinónimo de que el estadio o campo no sería apto y no podrían celebrarse partidos en él.

¿Y EL JUGADOR?

Los jugadores también deberán asumir su parte de responsabilidad en este nuevo procedimiento. Una vez el delegado le haya registrado de la manera oportuna, cada futbolistas tendrá unas credenciales para acceder al sistema. Así, el jugador deberá verificar sus datos personales y la licencia federativa a los que éstos hacen referencia, además de una declaración de responsabilidad a cumplimentar de forma periódica (como en los casos anteriores). A esto se le añade un cuestionario que deberá rellenar con preguntas que, en el momento que tengan una respuesta respecto a síntomas, por ejemplo, saltará un aviso en la plataforma por tema de seguridad, que será visible y servirá para que el jefe médico del club valore las consecuencias médicas, el estado de salud del jugador e inicie el protocolo de prevención si así lo considera necesario para detectar si el jugador tiene o no Covid-19.

También existe la opción de que si el jugador quiere guardar cierta discreción respecto al departamento médico del club, pueda comunicar la incidencia al jefe médico superior, que en esta caso sería de la federación territorial quien confirmara el estado de salud del jugador.

JEFE MÉDICO

La última pieza de este procedimiento es el jefe médico. Dada la situación, deberá asumir grandes responsabilidades con respecto a lo que ocurra en el club. Así, el jefe médico puede ver dentro de la plataforma qué jugadores han notificado síntomas mediante el formulario comentado anteriormente. La incidencia aparecerá en el sistema (coloreando al jugador en rojo) y así lo avisará al jefe médico para actuar en consecuencia. Además, esto tendrá repercusión en el sistema de actas de la RFEF, impidiendo que el jugador pueda ser alineado en un partido.

Asimismo, el propio jefe médico puede indicar qué jugadores presentan síntomas de Covid-19 sin tener que esperar que sea el propio jugador el que lo comunique. De esta forma, los jugadores no podrán ser alineados, como en el caso anterior.

Por último, una vez el jugador pase la enfermedad o se confirme mediante test negativos que no la sufre, el jefe médico deberá ejercer la opción de "alta médica", teniendo la obligación de adjuntar un documento obligatorio en el que se certifique que el futbolista no sufre Covid-19. De esta forma, puede volver a ser alineado en el sistema de actas de la RFEF.

Está claro que no es un procedimiento sencillo y para el que es necesario una importante comunicación interna dentro de la entidad deportiva, más aún en los casos de los clubes que tengan multitud de equipos (filiales, femeninos y categorías base), siempre que estos compitan a nivel nacional. Además, podrá repercutir aún más a la hora de tener que contar con este tipo de figuras en el caso de clubes que tenga recursos humanos muy limitados, pero sí está claro que supone un paso hacia una mayor informatización y control de las plantillas con el objetivo de prevenir, detectar y evitar la propagación del virus.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información