Es noticia en Cuenca: Turismo Hostelería Colectivos Feria Taurina de San Julián 2024 MUPA Judicial Escuela de Verano de Cuenca Incidencias Programa Envejecimiento Activo
Navidad

La vuelta a casa por Navidad de conquenses por el mundo

Jóvenes residentes en otros países cuentan su experiencia sobre el proceso que han tenido que seguir para poder regresar estas fiestas a sus lugares de origen
La vuelta a casa por Navidad de conquenses por el mundo
Foto: Saúl García
20/12/2020 - Dolo Cambronero

El estribillo del archiconocido anuncio de turrón que repite cada Navidad eso de “vuelve, a casa vuelve...” puede no cumplirse este año para muchos de los dos millones y medio de españoles que viven en el extranjero, que tendrán que hacerse una PCR que lógicamente resulte negativa en Covid-19 si quieren regresar al país en avión o barco. El test tiene que hacerse máximo 72 horas antes de la salida. “Sacaron una norma sin valorar las consecuencias que esto suponía para un regreso de la emigración”, considera Jesús García Serrano, del municipio conquense de Buendía y residente en Portugal.

Aunque la propuesta inicial que hizo el Gobierno central se ha flexibilizado algo (se permite el certificado de la PCR en dos idiomas más, exime a menores de seis años del test y añade como alternativa la prueba TMA), desde Marea Granate, red trasnacional que aglutina a emigrantes del Estado español, creen que continúa “impidiendo de facto el acceso al territorio español”. Mientras, para la movilidad entre comunidades no se exigen pruebas.

Desde Marea Granate dicen estar de acuerdo con los controles que permitan una movilidad segura pero piden que las medidas “sean factibles y asequibles a la migración” para que el regreso no dependa de clínicas privadas ni de la capacidad económica o se haga bajo “amenazas de sanciones desorbitadas”. “La ventaja de Portugal es la proximidad y se puede ir en coche y autobús. La medida de la PCR está forzando a gente que no se conoce de nada vaya a compartir coche para regresar”, advierte Jesús García.

La vuelta a casa por Navidad de conquenses por el mundo

En su caso, estas fiestas no habrá vuelta a casa por Navidad. “No tengo pensado ir este año a España por la situación sanitaria en la que nos encontramos”, cuenta Jesús García, que vive desde hace más de seis años en Portugal, donde trabaja como diseñador de interiores.

Aunque no es la primera vez que no viene en estas fechas debido a cuestiones laborales o porque han pasado las Navidades en Noruega, donde vive la familia de su pareja, estas fiestas tiene motivos para volver: “Han nacido dos sobrinos que aún no he podido conocer. Y tambien me gustaría ir porque mis dos abuelos son ya muy mayores”. A su juicio, el requisito de la PCR para entrar al país supone en la realidad un “cierre de fronteras” para los emigrados.

La vuelta a casa por Navidad de conquenses por el mundo

La conquense Ana Santisteban, guitarrista clásica de 30 años, reside desde hace ocho años en Bruselas (Bélgica). Reconoce que el proceso para venir a España estas Navidades “puede llegar a ser incómodo” porque “hay mucha gente que quiere viajar para reencontrarse con sus familias y las citas para las PCR son muy limitadas”.

“Y siempre existe el riesgo de que los resultados no estén a tiempo o en el idioma obligatorio y el viaje quede cancelado”, advierte. Pero matiza: “Esta es una batalla que nos concierne a todos y si este trámite contribuye a parar la propagación del virus y proteger a los nuestros, para mí lo complicado, caro, justo o injusto.. pasa a un segundo plano”. Este sábado se ha hecho la prueba aunque tuvo que guardar cola en la calle, con lluvia y frío, durante más de dos horas a pesar de que tenía cita previa. "Había pocos sanitarios para todo el pelotón de personas que esperábamos", cuenta. Aunque la espera le ha merecido la pena porque, en menos de 24 horas, le dan dado el ansiado resultado negativo en Covid-19. Si todo va bien, este lunes 21 aterrizará en el aeropuerto de Barajas.

La vuelta a casa por Navidad de conquenses por el mundo

“Ha sido un año complicado. Estuvimos en España en verano pero estamos acostumbrados a ir más veces y ya se nota que nos hace falta el contacto con la familia”, reconoce Leticia Ruiz Cañaveras (Cuenca, 34 años), que vive en Weesp (Países Bajos). Para poder viajar a nuestro país en Navidades, su pareja y ella pagaron 150 euros cada uno en una web que los derivaba a un laboratorio, aunque al final pudieron anularlo y contactar directamente con la empresa, por lo que les ha salido la prueba por 85 a cada uno.

“Hay páginas que se están aprovechando de la situación con el precio de la PCR, por lo menos aquí en Holanda”, lamenta. Al final sus test dieron negativo y este viernes han volado hacia España para un merecido descanso.

La vuelta a casa por Navidad de conquenses por el mundo

Javi Collado de las Heras, de Tarancón, lleva tres meses viviendo en Oporto (Portugal) y tiene previsto venir a España en estas fiestas navideñas. En su caso, no tendrá que realizarse prueba PCR porque va a venir en coche. Debido a la situación que vivimos, este educador social, de 40 años, ve “razonable que se tomen medidas” aunque cree que “debería ser en todos los sectores, no solo para volver a casa para Navidad”. Así, considera que se podrían adoptar otro tipo de medidas y dar ayudas a las familias que quieran volver.

“Estas fechas, en las que todos nos juntamos, son importantes para sociabilizar y despejarnos, después de muchos meses con restricciones y sin ver a nuestra gente”, concluye.