DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES DIPUTACIÓN CUENCA AYUDA A JÓVENES
25 de Septiembre de 2021 Son las 5:20

Cuenca

Cuenca

Especial Semana Santa 2020
Patrimonio

La Torre del Ángel protagoniza un proyecto del 'Pedro Mercedes'

El centro educativo lleva dos cursos trabajando en una réplica a escala 1:5, que tendrá una envergadura de 2,5 metros y esperan concluir en el próximo curso

La Torre del Ángel protagoniza un proyecto del 'Pedro Mercedes'
Los profesores del proyecto miran los planos junto a la maqueta de la torre. Fotos: Saúl García
2/7/2021 · Miguel A. Ramón

Su difícil y complicado acceso han convertido a la Torre del Ángel en uno de los espacios menos conocidos de la Catedral de Cuenca, a pesar de encerrar una gran belleza arquitectónica y una singular estructura de madera, de gran complejidad técnica, instalada en su momento ante el deterioro de la torre y que, tras su rehabilitación, finalmente no se retiró. Una situación que tiene los días contados. Y todo ello gracias a un proyecto pedagógico del IES Pedro Mercedes, de la capital, puesto en marcha hace dos años con el apoyo del Cabildo Catedralicio, consistente en la construcción de una reproducción a escala 1:5 de esta torre, así como de la estructura sustentante de su interior, permitiendo, por un lado, formar a los alumnos en distintas técnicas de carpintería durante su ejecución y, por otro, una vez esté concluida, exhibirla para dar a conocer con detalle este bello rincón de la seo conquense, que poca gente conoce.

Ambicioso proyecto que tiene tras de sí a dos docentes, Alfonso Ausín, profesor técnico de FP de Madera y Mueble, y Alberto Torralba, profesor de secundaria del Ciclo Formativo de Instalación y Amueblamiento, que vieron en esta aventura toda una oportunidad para motivar a sus alumnos de FP y, a su vez, contribuir, de una manera muy gráfica y didáctica, a un mayor conocimiento del rico patrimonio histórico-artístico de la seo conquense. Y es que, tal y como ha señalado el director de  la Catedral, Miguel Ángel Albares, la intención inicial, una vez esté concluida, es instalarla probablemente en el túnel anexo al Patio de la Limosna, final del circuito de visitas y donde también se encuentran los casetones del Arco de Jamete o la maqueta de la fachada neogótica de la Catedral, de Vicente Lampérez. De esta manera, el público en general podrá conocer al detalle la Torre del Ángel sin necesidad de subir hasta ella. 

Alfonso Ausín, junto a la primera réplica de la estructura sustentante. Foto: Saúl García

Pero aún falta para llegar a ese punto, puesto que la construcción de esta réplica, de unos 2,5 metros de envergadura, se encuentra en estos momentos en torno al 50 por ciento de su ejecución. Eso sí, los docentes de este proyecto confían en poder terminarla el próximo curso escolar, aunque para ello, aseguran, que es imprescindible que se matriculen alumnos en el ciclo formativo de grado medio de Instalación y Amueblamiento; algo a lo que animan sin dudarlo, entre otros motivos, porque “estamos alcanzando un 100% de inserción laboral de nuestros alumnos, llegando, incluso, hasta el punto de no poder atender toda la demanda de trabajadores de las empresas del sector”. Es por ello que esperan que los jóvenes se animen este año a matricularse en este ciclo de FP, porque “no solo aprenderán bien el oficio de carpintero, sino que, además, lo harán participando en esta réplica a escala de la Torre del Ángel”.

 

PROYECTO DE MAQUETA

Un singular proyecto que lleva en marcha dos cursos, desde diciembre de 2019, y en el que han participado hsata ahora una docena de alumnos de los módulos de instalación de Estructuras de Madera, Planteamiento de Instalaciones y Operaciones Básicas de Carpintería del citado ciclo formativo, bajo la estricta dirección y supervisión de los mencionados profesores, Alfonso Ausín y Alberto Torralba. Docentes que, sin duda, han echado el resto con esta maqueta, a la que le llevan dedicadas muchas horas, más allá del horario lectivo. Y es que su alta complejidad técnica les ha supuesto un gran esfuerzo, incluso antes de iniciar los trabajos con los alumnos, puesto que ha sido necesario un exhaustivo estudio previo, incluyendo fotografías 360º, además del desarrollo de la planimetría tridimensional, tanto de la torre como de la estructura sustentante de su interior. Tareas a todas luces muy complejas que, a juicio de ambos, han sido las más difíciles de acometer.

Foto: Alfonso Ausín

En los inicios del proyecto se llevó a cabo una reproducción a escala 1:10 del entramado de maderas que sustentaban la torre desde su interior, si bien, a continuación, se quiso dar un paso más y se abordó la construcción de una maqueta a escala 1:5, que ya está ejecutada al 50%, e incluye la base de la torre, dos de sus cuatro paredes y la estructura sustentante de madera diseñada para ser extraíble y, como consecuencia, tener la opción de retirarla para contemplar todos los detalles arquitectónicos del interior de la torre. 

No en vano, en esta reproducción, tal y como subrayan los docentes, se está procurando reflejar con la mayor exactitud posible todos los elementos arquitectónicos y ornamentales de esta torre, desde los detalles de cada una de sus columnas y arcos hasta de los canes que sostienen los arcos ojivales del cuerpo superior. Fiel reproducción para la que se están sirviendo de todo tipo de materiales, desde madera maciza, tablero de fibra de densidad media, cartón y contrachapado de madera hasta yeso, pintura, escayola y poliestireno (xps), además de exprimir al máximo todo su ingenio. De hecho, Torralba ha construido de manera artesanal una máquina de corte con hilo de tungsteno por sublimación, conectada a un ordenador, con la que están fabricando las molduras de poliestireno, que se están aplicando a las piezas más complejas de la réplica.

Esfuerzo y dedicación que para estos profesores está valiendo la pena a tenor de los resultados; algo en lo que coincide el director de la Catedral, quien no duda en hablar de una “reproducción magnífica”.

Foto: Saúl García

VARIOS CAMBIOS A LO LARGO DE SU HISTORIA

Erigida en la primera mitad del siglo XIII inicialmente como linterna, la Torre del Ángel ha sufrido a lo largo de su historia varias modificaciones, entre otros motivos, por sufrir hasta tres incendios por rayos en los siglos XV y XVI. Incidentes que trajeron consigo cambios importantes en su fisonomía, como por ejemplo en la cubierta, donde el actual tejado a cuatro aguas sustituiría al primigenio chapitel coronado por un ángel, por el que tomaría su nombre. Se trata de una torre-linterna de planta cuadrada integrada por dos cuerpos superpuestos separados por imposta, siendo de mayor tamaño el superior, de planta octogonal, y rematándose con el citado tejado a cuatro aguas, tal y como la describe José Luis Rodríguez Zapata en su página web ‘El arte en Cuenca’.

Esta torre –una de las cuatro que poseía la Catedral, junto a la del Giraldo, la Saeta y del Gallo– dispone en su planta inferior de cuatro ventanas geminadas de arcos apuntados que apoyan en su mainel mediante cimacio y capitel liso sobre columna. Los vanos del cuerpo superior, tal y como continúa Rodríguez Zapata, lo componen cuatro lancetas, contando los maineles con dos pilares a los lados de mayor grosor que el central, todos ellos achaflanados. Además de apreciar los cimacios con una decoración vegetal, se pueden observar otros arcos al interior paralelos a los exteriores, e incluso los arcos de los ángulos para el soporte en su forma octogonal, así como un armazón formado por el entramado de vigas de madera para el soporte interior de esta torre, que, tras su reparación, se optó por dejar ahí.

logo Las Noticias de Cuenca
Ediciones y Servicios Integrales 2020 S.L.
Plaza de los Carros, 2. Bajo. 16001 Cuenca
969 693 800
601 119 818
0
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Más información