Capitalidad Gastronómica
Es noticia en Cuenca: Lanzaderas al Casco Antiguo AVE Turismo Patrimonio Aniversario Constitución Española Junta de Gobierno Local Navidad 2023 ToroVerde Accesibilidad
Agua

Los árboles adelantan el otoño por la sequía y el calor

En los últimos días es normal ver en los parques y jardines de la ciudad una imagen casi otoñal
Los árboles adelantan el otoño por la sequía y el calor
Foto: Lola Pineda
22/08/2022 - Rubén M. Checa

Aunque estemos en la última mitad del mes de agosto, el calor aún sigue apretando, a lo que se ha unido una falta de lluvias. Esta unión ha llevado a los árboles de la capital a adelantar el otoño y ya han empezado a desprenderse de sus hojas. 

Una acción que surge como una forma de protección de cada árbol y es que, para no morir, al no llegar la humedad a las raíces, se desprende de sus hojas. Este proceso se denomina en términos científicos como estrés hídrico, un fenómeno que ocurre cuando la transpiración de las plantas es superior el agua absorbida por las raíces.

ESCASA PRECIPITACIÓN

Desde que comenzara el verano el pasado 21 de junio, según los datos de los pluviómetros de la Confederación Hidrográfica del Júcar, tan solo se han registrado 4 litros por metro cuadrado en la capital. 

Y es que tan solo han caido precipitaciones 8 días en estos dos meses de época estival, siendo la mayor cantidad de agua registrada tan solo 0,6 litros por metro cuadrado los días 30 de junio; el 5, 11 y 13 de julio así como el 2 de agosto.

Menor cantidad de agua se registraon los días 21 de junio con 0,2 litros por metro cuadrado así como los 0,4 litros de los días 30 de julio y 3 de agosto. 

Una cifra baja que contrasta con las altas temperaturas que se han ido registrando durante los últimos meses en la capital, sobre todo a raíz de que comenzaran a llegar a la provincia las olas de calor a mitad del mes de junio. 

De esta forma, según la Agencia  Estatal de Meteorología, en lo que llevamos de verano, se han registrado en la ciudad una temperatura máxima que ha ido oscilando entre los 35 y los 39 grados. 

Esta conjunción de calor con la escasa precipitación ha provocado que las plantas y árboles de la capital hayan visto reducido su aporte hídrico. 

Ante esta situación, los árboles de la ciudad ya han empezado a soltar su hoja en un acto de defensa, debido a la cantidad de agua que consumen estas hojas. 

Tal y como explican desde el portal climático Meteored, lo normal es que cada año, coincidiendo con la bajada de las temperaturas, los árboles empiecen a desprenderse de sus hojas. Porque no desprenderse de ellas les podría suponer morir.

El no poder absorber suficiente agua del suelo es uno de los motivos, pero la reducción de las horas de sol disminuye el tiempo que se puede hacer la fotosíntesis, y se traduce en menor energía para el árbol. 

Las hojas son una gran pérdida de energía por su alta necesidad de agua y luz. Así, el árbol no tiene más remedio que desprenderse de ellas para seguir con vida.

Como siguen apuntando desde Meteored, a pesar de que estos meses de verano hay más horas de luz, la cantidad de agua que recibe el árbol es insuficiente por el déficit de lluvia, a lo que se suma las altas temperaturas, una situación que obligan al árbol a soltar sus hojas. 

Por eso, si acudimos a cualquier parque o zona arbolada de la capital, se está haciendo visible un paisaje otoñal en donde las hojas de los árboles han empezado a amontonarse en las calles y en los jardines. 


Etiquetas:

Agua
Cuenca